11 casos de SUICIDIOS asistidos que impactaron al mundo ¡La #6 es sorprendente!

“El suicidio asistido no es una muerte digna, es algo absurdo. Y la Iglesia está en contra porque no es admisible el acto de quitarse la vida. No juzgamos a las personas, pero el gesto en sí debe condenarse.” Con estas palabras, pronunciadas por monseñor Ignacio Carrasco de Paula, presidente de la Pontificia Academia para la Vida, el Vaticano condenó el suicidio asistido.

¿Va en contra de las leyes de Dios? ¿Van en contra de las leyes humanas o legales? ¿Es un asesinato? Este es un recuento de algunos de los casos que se han registrado y han colocado al tema en el ojo del huracán.

1: Brittany Maynard

Una mujer norteamericana de 29 años que conmovió al mundo anunciando que iba a someterse a la eutanasia el 1 de noviembre de 2014. La noticia se viralizó por un video grabado por la mujer, en el que anunciaba su decisión. Las críticas se encargaron de juzgarla, aunque por otro lado recibió numerosas muestras de apoyo.

Brittany aseguró que no se trataba de un suicidio, sino que quería morir en sus propios términos debido al terrible cáncer cerebral que padecía y que le producía intensos dolores y convulsiones. El 1 de noviembre de 2014, la joven terminó con su vida acompañada por su esposo y seres queridos. El suicidio asistido es legal en sólo cinco estados de Estados Unidos. Por ello, la joven, residente en Oakland California, se trasladó junto a su familia a Oregon, donde se llevó a cabo.

S1

2: Diane Pretty

Una mujer británica que llevaba 22 años de matrimonio cuando se enteró que sufría una enfermedad neuromotora que la llevaría a inmovilizar su cuerpo. Ella quería elegir el momento de morir, antes de que el padecimiento le impidiera comunicarse. Quería que su marido Brian la asistiera en su suicidio, pero la Justicia británica no se lo permitió. El 11 de mayo de 2002 Pretty, de 43 años, falleció. Dos meses antes, hizo un viaje de 12 horas en ambulancia hasta Estrasburgo para presentarse ante la Corte Europea de Derechos Humanos que también le negó el derecho a un suicidio asistido. Al regresar a su casa, sufrió una infección pulmonar que acabó con su vida.

S2

3: Inmaculada Echevarría

En 2007 una paciente española que padecía de distrofia muscular progresiva, pudo cumplir su deseo de una muerte digna. Tras años de lucha para que se le retirara el respirador artificial, lo consiguió a través de una aprobación oficial. “No es justo vivir así. Mi vida es soledad, vacío y opresión. No acepto que medios artificiales me mantengan con vida”, declaró antes de morir.

S3

4: Edward Thomas Downes y Joan Thomas

Uno de los más respetados directores de orquesta del Reino Unido decidió suicidarse junto a su esposa, en un centro de eutanasia de Suiza en 2009. Downes de 85 años y Joan de 74 murieron en paz, bajo las circunstancias que ellos mismos habían elegido, según lo anunciaron sus hijos. A Joan le habían diagnosticado cáncer terminal en septiembre de 2008; su marido estaba casi ciego y en el último tiempo había experimentado una grave pérdida de la audición. Esta clase de centros de eutanasia, permitidos en algunos países como Suiza, han desatado mucha polémica a nivel mundial.

S4

5: Frances Inglis

En enero de 2010 en Gran Bretaña, una madre desesperada inyectó una dosis letal de heroína a su hijo, quien sufría de una lesión cerebral irreversible. La mujer de 57 años justificó la acción explicando que no tenía más remedio que liberar a su hijo de ese “infierno en vida”. Tras la muerte de Thomas, Fraces fue condenada a cumplir cadena perpetua en Londres por homicidio.

S5

6: Ramón Sampedro

Es el protagonista en la vida real de la cinta Mar adentro. Sampedro bebió un vaso con cianuro y falleció tras cinco años de batallar ante los tribunales españoles pidiendo que se le autorizara a morir. No lo consiguió. Pero sus amigos ayudaron a este hombre que quedó inmovilizado del cuello para abajo tras un accidente en el mar.

Para evitar ser condenados en España, armaron un “crimen” en la que cada uno tuvo una mínima participación pero que permitió que Ramón lograra su objetivo: tomar por si solo el cianuro con una pajita. Su deseo de morir se cumplió el 12 de enero de 1998 “a escondidas como un criminal”. Tenía 55 años y había pasado 29 postrado en una cama. Su vida quedó plasmada en el libro “Cartas desde el infierno”.

S6

7: Eluana Englaro

La joven, que había estado durante 17 años en un coma irreversible, falleció mientras el Senado italiano intentaba aprobar contrarreloj una ley contra la eutanasia. El caso encendió la polémica y los médicos que la asistieron fueron acusados de “acelerar” su muerte. Italia se había dividido en dos frentes irreconciliables. Por un lado, el gobierno de Silvio Berlusconi a favor y por el otro, los católicos y el Vaticano que aseguraban que “Eluana iba a ser asesinada” si le retiraban la sonda.

Para el momento de su fallecimiento, la joven pesaba 40 kilos, tenía los brazos y las piernas encogidas y sólo podía permanecer en la cama de costado para evitar que se ahogara. Tenía la piel llena de llagas y escaras por permanecer tanto tiempo postrada.

S7

8: Terri Schiavo

Una mujer de 41 años que pasó 15 de ellos en estado vegetativo tras sufrir un ataque cardíaco a causa de una baja de potasio producida por un estricto régimen para adelgazar. Desde entonces su esposo, Michael Schiavo, se dedicó a cuidarla y buscar su rehabilitación, pero tras una ardua batalla legal que lo enfrentó con sus suegros, Bob y Mary Schindler, pidió que se le retirara el catéter que alimentaba a Terri, alegando que la mujer le había dicho en su momento, que no quería ser mantenida viva por medios artificiales si algo catastrófico le pasaba. Luego de esa batalla legal y política, la Justicia de Estados Unidos ordenó en 2005 que le desconectaran. Terri falleció en Florida en 2005, casi dos semanas después de que le quitaran la sonda que la mantenía viva.

S8

9: Camila

La beba nació muerta por una mala praxis (los médicos rompieron la bolsa amniótica y en ese error se fue el cordón que la unía a la vida). Los médicos la reanimaron durante más de 20 minutos, hasta que su corazón volvió a latir, pero su cuerpo nunca se recuperó. Desde siempre Camila estuvo conectada a un respirador y a un botón gástrico que la alimenta. Finalmente, tras una dura batalla de sus padres, la bebé fue desconectada en 2012.

S9

10: Nathan Verhelst

Decidió un suicidio asistido en 2013 luego de que se sometiera a varias operaciones de reasignación de género y resultaran fallidas. Verhelst, de 44 años y quien nació mujer, argumentó tras las operaciones que “mis nuevos pechos no coincidían con mis expectativas y mi pene tenía síntomas de rechazo”. Verhelst murió en un hospital de Bruselas.

S10

11: Craig Ewert

En diciembre de 2008, Gran Bretaña se conmovió por la difusión de el documental de un suicidio asistido. Craig Ewrt, de 59 años, ingirió un cóctel mortal de somníferos y murió; las imágenes fueron transmitidas por la cadena de televisión privada Sky.

S11

¿Cuál es tu opinión?

 
109 Personas Compartiendo

Agrega un comentario