Escondieron a esta bebé para que nadie viera su enfermedad. 22 años después lo muestra TODO

Mui Thomas es una joven muy especial de Hong Kong; solo por haber llegado a su 22° año de vida. Mui nació con ictiosis congénita grave. Esta enfermedad hereditaria causa que la piel crezca 10 veces más rápidamente de lo normal.

Esto hace que la piel se desprenda y provoque quemazón constante, lo que atrae infecciones. La mayoría de las personas que sufre esta enfermedad muere durante la infancia.

P1

Cuando Mui nació, Tina y Roger Thomas, originarios de Alemania y Gran Bretaña, eran voluntarios en el hospital. Los dos establecieron de inmediato un vínculo con la pequeña, a la que empezaron a visitar con frecuencia. Sin embargo, pronto la niña fue trasladada a un hogar para discapacitados mentales. “Allí estaría oculta de la sociedad”, recuerda Roger.

“Pero ella estaba perfectamente sana. Teníamos que tomar una decisión”. Y la decisión que tomaron fue: ¡adoptar a la niña!

P2

Mui se ha convertido en una joven segura y feliz pese a las miradas y los susurros que recibe al pasar junto a la gente. Su reacción ahora es sonreír o saludar. Pero no siempre fue así.

P3

Cuando iba a la escuela la acosaron tanto por Internet que incluso pensó en suicidarse. Mui no podía acceder a ciertas partes del edificio de la escuela porque uno de los alumnos decía que estaba asustado de la chica. “Un día una mujer escupió en la cara de mi esposa porque decía que había quemado a Mui”, recuerda Roger.

“Pero siempre le hemos enseñado lo importante que es disfrutar de la vida y sacar el mayor partido del día a día. Y es que nunca sabemos lo que nos espera”.

P4

Y Mui ha encontrado su pasión: es profesora de niños con dificultades de aprendizaje en Wan Chai, un distrito de Hong Kong district.

¡Y también es árbitra de rugby! Este deporte es su gran pasión y en el campo de rugby nadie puede acosarla. Su sueño es poder arbitrar partidos internacionales.

P5

“Las personas con un aspecto distinto suelen tener miedo de salir a la calle y mostrar a los demás lo que pueden hacer”, opina Mui. “Pero yo siempre fui así e hice lo que quería pese a lo que los demás pensaran”.

P6

“El mensaje que me gustaría dar a la gente es: No dejes que nada te detenga, ninguna discapacidad ni enfermedad: ¡has venido a este mundo para pasarlo bien!”, aconseja la chica de 22 años. “Espero que la gente que tenga problemas similares y un aspecto diferente se sienta más aceptada. Puede que tengan un aspecto distinto, pero siguen siendo personas”.

Este año la Asociación de Rugby de Hong Kong Rugby ha concedido a Mui el Premio para árbitros por “ser una inspiración sobre cómo superar los retos y adversidades de la vida”.

P7

¿Qué opinas de esta historia?

 
637 Personas Compartiendo

Agrega un comentario