14 secretos que los trabajadores de cruceros NO quieren que sepas ¡El #13 da miedo!

Visto desde afuera, parecería que trabajar en un crucero fuese un empleo de ensueño. ¿Qué puede ser mejor que recibir un salario por recorrer el mundo sin tener que pagar el alojamiento y la comida? Sin embargo, como ocurre con muchos de los “trabajos de tus sueños”, hay varias cosas importantes que debes tener en cuenta antes de rellenar una solicitud de empleo.

1. En los cruceros, los estadounidenses son los peores empleados

En los grandes cruceros, la mayoría de los empleados no son estadounidenses. “En cada contrato laboral que firmes trabajarás con personas de unas 64 nacionalidades diferentes”, explicó Kat, quien dedicó tres años de su vida a trabajar para una empresa de cruceros. Lo cierto es que hay varios factores que explican estas estadísticas. Uno de los más importantes es que a bordo de un crucero el horario laboral es muy largo y casi nunca gozas de un día libre, lo cual no resulta interesante para los estadounidenses, que están acostumbrados a trabajar 40 horas a la semana y tener el fin de semana de descanso.

“En el peor contrato que firmé, mi carga horaria era de 300 horas al mes”, dijo Kat. “Sí, visitábamos lugares increíbles, pero estaba tan cansada que a veces no quería ni bajar del crucero para salir a pasear. En muchas ocasiones decidían no contratar estadounidenses porque la probabilidad de que renunciásemos era muy elevada”.

Además, los estadounidenses son empleados más caros, incluso si realizan la misma tarea que sus pares originarios de países en desarrollo. Sam, quien trabajó para Princess Cruises por dos años, comentó que su salario mensual era 1,100 dólares mayor que el de su jefe, oriundo de Filipinas. Según Sam, la respuesta oficial que dio la empresa a esa situación fue que el dólar es más valioso en países con economías en desarrollo que en Estados Unidos, y que eso justificaba la diferencia salarial.

SGDs0yF

2. La tripulación está entrenada para resistir a ataques de piratas

Es raro que los piratas ataquen a un crucero gigante, pero puede ocurrir. Y en tal caso, la tripulación tiene que estar preparada. Nolan, que trabajó para Princess Cruises y Oceania Cruises, explicó que había sido entrenado para apartar a los turistas de las ventanas y contraatacar a los piratas con enormes cañones de agua.

“Nuestro crucero estaba perfectamente preparado para escapar de sus pequeñas lanchas”, dijo. “Los hubiéramos atacado con los cañones de agua y no habrían podido hacer nada”. Otras embarcaciones cuentan con dispositivos de sonido de largo alcance que emiten un ruido muy molesto, hasta doloroso; tanto que logra disuadir a los atacantes. Así fue como un crucero de lujo se libró de un ataque pirata cuando navegaba cerca de la costa africana en 2005.

costeraniponagua

3. ¿Quieres perder peso? Trabaja en un crucero

Mientras los pasajeros deleitan sus paladares con carne asada y delicias del mar, el personal no tiene la misma suerte. “Imagina que tienes que comer en el comedor de tu escuela secundaria tres veces al día, siete días a la semana, durante un año entero”, escribió un ex empleado en Reddit. Kat recuerda las singulares recetas que le ofrecían, como un guiso de pata de cabra. Una comida que no le apetece a nadie, sumada a largas horas corriendo de proa a popa en un crucero enorme, solo hace que la tripulación pierda mucho peso durante el periodo de tiempo que pasa en altamar. “Yo, por ejemplo, podía llegar a perder entre 4 y 6 kilos por contrato”, señaló Kat.

Gavin, que trabajó para una importante empresa de cruceros como camarero, explicó que en algunas ocasiones les daban permiso para comer las sobras del buffet de los pasajeros, pero “desaparecían muy rápido”.

crucero

4. A veces, los miembros de la tripulación se ríen de los pasajeros

La vida en el mar puede ser un poco aburrida. “Enseguida tuve una rutina monótona”, comentó un empleado. “Cada día actuábamos en la misma comedia, pero con un ‘elenco’ distinto de pasajeros cada semana”. Algunos de los miembros de la tripulación se divertían haciéndole perder los estribos a los pasajeros, jugándoles bromas inofensivas. Según otro ex empleado, “una de las bromas favoritas era cruzar la zona de pasajeros junto a otro miembro de la tripulación y decirle, lo suficientemente alto como para que pudiera ser oído, ‘¡Te veo en la pista de bolos esta noche!’”. Evidentemente, no existía tal pista de bolos en el crucero. “Y nos quedábamos esperando a que comenzaran los cuchicheos: ‘¿Por qué la tripulación tiene una pista de bolos y nosotros no?’”.

residencia-universitaria-en-Granada-amigos-riendo

5. Y probablemente se emborrachen

Cuando no está de servicio, el personal del crucero suele beber y estar de fiesta. “Sabíamos cómo divertirnos”, dijo Gavin. “Nos reíamos mucho de cómo nuestro pequeño club de alterne visto desde fuera parecía un monasterio”. El personal tiene su propia taberna a bordo. Se trata de la barra destinada a la tripulación, donde la bebida es muy económica. “En el bar del área de pasajeros una bebida costaba hasta 15 dólares, mientras que abajo, en la barra de la tripulación, podías conseguir una cerveza o tragos combinados por 1,25 dólares”, puntualizó Sam.

¿Y qué pasa cuando le das grandes cantidades de alcohol barato a un grupo de personas que llevan mucho tiempo encerradas juntas? “Parece un cliché, pero lo cierto es que todos nos acostábamos con todos”, dijo Sam. “En casi todas las áreas destinadas a la tripulación había pósters enormes sobre cómo prevenir enfermedades de transmisión sexual”.

Suelen amenazar al personal con posibles controles de alcoholemia y drogas, pero no es cierto del todo. “En los cruceros hay un límite estricto de 0,04% de alcohol en sangre permitido, sin importar el momento del día”, dijo Gavin. “Pero, mientras no hicieras tonterías, era difícil que alguien te pidiera un control de alcoholemia. Así que, sobre este asunto no suele haber un control exhaustivo sobre el personal”.

20130724_21-27-01___0055-1024x768

6. Tener relaciones íntimas con los pasajeros está absolutamente prohibido

¿Así que has visto un camarero que te gusta y quieres que salga contigo? Te deseamos la mejor suerte con ello. Acostarse con un pasajero es una de las formas más rápidas de lograr que te despidan. Esta norma busca, principalmente, evitar que cualquier miembro de la tripulación sea culpado de acoso. El equipo de seguridad del crucero suele mirar de cerca a la tripulación, día y noche. Eso no significa que no haya relaciones entre los pasajeros y la tripulación, pero si llegasen a descubrir a un empleado con las manos en la masa, entonces lo despedirían y obligarían a abandonar el crucero en la siguiente parada.

17da72anosexo388vidp

7. Te observan prácticamente todo el día

“Lo mejor es pensar que siempre que salgas de tu cabina te estarán observando”, aconsejó Gavin. “En caso de necesidad, siempre podrás recurrir a las grabaciones de seguridad”.

cede8878d2c4774d56a3f31a658f7e62

8. Los pasajeros tienen mucha influencia sobre el sueldo de la tripulación

Al final de tu viaje probablemente te pedirán que puntúes la experiencia y señales cualquier reconocimiento o queja en un formulario. Suelen darle mucha importancia a este tipo de comentarios y a menudo se traducen en mejoras en el salario y pagas extras para la tripulación. “La mayoría de los empleados tiene sueldos bajos y necesitan las pagas extra”, dijo Kat. Así que si dejas un comentario negativo sobre un miembro de la tripulación e indicas su nombre, puedes estar seguro que sufrirá las consecuencias en su siguiente recibo de sueldo.

“El mejor gesto que puedes tener hacia un miembro de la tripulación es dejar un excelente comentario sobre él y mencionar su nombre en el formulario correspondiente”, dijo un ex empleado en Reddit. “El jefe de supervisores lo tendrá en cuenta”.

Digital Image by Sean Locke Digital Planet Design www.digitalplanetdesign.com

9. Algunos de los miembros de la tripulación tienen una doble vida

“Es normal conocer personas casadas que tienen una vida propia en el crucero”, dijo Kat. “He trabajado junto a personas que tienen una pareja esperándoles en casa y otra relación completamente distinta a bordo del crucero. Es una especie de ‘ojos que no ven, corazón que no siente’”.

Gavin explicó que uno de sus compañeros de trabajo era homosexual y vivía su sexualidad sin prejuicio alguno a bordo del crucero, pero en tierra firme aún no había salido del armario.

parejas-infieles

10. No tienes ni idea de lo que ocurre en el mundo

“Dejas de seguir las noticias y ya no sabes nada del mundo de los deportes o los espectáculos”, señaló Gavin. “Realmente estás aislado”. Es difícil (y caro) encontrar una conexión a Internet mientras estás en altamar, de modo que buena parte de la tripulación dejar de seguir lo que pasa en el mundo”.

Aislado

11. Aprendes a hablar en código

Los miembros de la tripulación tienen códigos para diferentes situaciones urgentes, desde incendios hasta emergencias médicas. Los utilizan para comunicarse por altavoz sin alarmar a los pasajeros.

Código “Adam”: se perdió un niño
Código “Alpha”: hay una emergencia médica
Código “Oscar”: hombre al agua
Código “Bravo”: un incendio en el crucero

670px-Make-a-Secret-Note-Step-1

12. En el barco hay varios grupos “mafiosos”

Pero no de esas mafias que te hacen una oferta que no puedes rechazar. Según Sam, los miembros de la tripulación se separaban según su nacionalidad y formaban pequeñas “mafias”, cada una de ellas tenía por misión conseguir diferentes bienes. Por ejemplo, la mafia hindú se encargaba de hacerse con insumos para las fiestas de la tripulación, dijo. Como Sam trabajaba en el área para jóvenes, era quien debía garantizar cosas con las que hacer una fiesta de disfraces. “Este es solo un ejemplo de lo que se ‘trafica’ adentro del crucero”, señaló Sam. “Todos están alerta a ver qué pueden sacarle al otro”.

Un exempleado de un crucero explicó que la mafia filipina proveía bebidas de calidad a la tripulación a cualquier hora. “Si querías tomar algo por la noche, ya muy tarde, ¡ellos lo conseguían! El bar cerraba entre la una y las dos de la mañana. Si querías seguir de fiesta pero se te había acabado la bebida, te acercabas a la mafia filipina y en seguida tenías lo que deseabas. Evidentemente pagabas mucho más de lo que costaba pero, aún así, seguía siendo un buen negocio”.

Juego-de-vestir-los-novios-Hindúes

13. Hay una morgue a bordo

Alrededor de 200 personas mueren a bordo de un crucero cada año. Los barcos necesitan un lugar donde guardar los cuerpos de forma segura hasta llegar a tierra firme. Por tanto, muchos cruceros tienen pequeñas morgues donde caben entre 5 y 6 cuerpos. “Claro que teníamos una morgue en nuestro crucero”, explicó un ex empleado. “Nuestra empresa brindaba servicio a personas mayores, no era extraño que falleciera algún pasajero durante el viaje”.

morgue

14. Te dejarán atrás

Si abandonas el barco para visitar el lugar donde ha atracado, asegúrate de volver antes de la hora de partida. Las empresas de cruceros deben pagar multas estratosféricas si pasan más tiempo del acordado en el puerto. Es muy probable que se vayan sin ti si no llegas antes de la hora. “Te quedas solo”, dijo Kat. “No van a esperar por ti”.

adios-s-550-playa-cons-3361823

¿Y tú que opinas?

 
172 Personas Compartiendo

Agrega un comentario