Cada vez que la MADRE queda embarazada le dan el niño a esta FAMILIA. La razón es impactante

Cuando Melissa y Scott Groves, de Nebraska, se casaron, deseaban tener niños a toda costa. Autumn, la hija del primer matrimonio de Melissa, incluyó en su lista de regalos para Papá Noel un nuevo hermano. Sin embargo, los médicos arruinan por completo las esperanzas de la familia: la pareja no puede tener hijos. Así que Melissa y su marido deciden adoptar.

En abril de 2004 reciben una llamada que cambiará sus vidas para siempre. De ahora en adelante serán los padres adoptivos de Noah, de 3 años, y su hermano de 22 meses, Chase.

1

“No sabíamos bien qué esperar; ellos tampoco y estaban asustados”, recuerda Melissa. “Pero hemos aprendido los unos de los otros y han conquistado nuestro corazón. Incluso tras una semana no podíamos vivir sin ellos”. Pero el teléfono de la familia sigue sonando: la madre biológica de los dos niños ha tenido a otro bebé: Garrett. 11 meses después, llega Hayden.

“Como bebé prematuro con paladar hendido y habiendo estado expuesto a drogas ya en el vientre materno, este pequeño no lo tenía fácil”, relata Melissa. “Pero lo sentíamos tan nuestro como sus hermanos, así que por supuesto dijimos que sí”.

2

Tras Garrett vienen Ashton, Curran y Bryer, que ahora tienen 6, 5, y 2 años. Cuando la familia Grover se enteró de que la madre biológica de los hermanos estaba embarazada, pero no podía cuidar de los niños por su adicción a las drogas, no dudaron en adoptar a los niños.

“Scott y yo nunca discutimos al respecto. Siempre dijimos que sí”. El último bebé es Zayn, que ahora tiene 1 año y nació con síndrome de Down. Él y sus 7 hermanos fueron adoptados oficialmente por la familia el año pasado.

3

“La gente empezó a pensar que estaba loca. Y hubo muchas veces en las que me daba vértigo pensar en lo rápido en que nuestras vidas habían cambiado. Pero algo dentro de mí me decía que estos niños tenían que estar juntos” explica la madre de familia numerosa, que ya no guarda rencor a la more biológica, con quien mantiene contacto en Facebook:

“No es mala persona. Sé que aún quiere a sus hijos. No puedo imaginar por lo que está pasando”.

4

La lista de regalos de la hija de Melissa se cumplió, pero no con uno si no con 8 hermanitos… Y aunque a veces pueda ser un poco caótico para la familia de 11, Scott y Melissa nunca renunciarían a su grupo de hermanitos.

5

¡Ah! También hay espacio para un perrito.

HT_groves_adoption_children_sofa_ll_141124_16x9_992_1416876144265_9848769_ver1.0_640_480

¿Qué opinas de esta historia?

 

Agrega un comentario