Las 10 muertes más tontas e INSÓLITAS de ’1000 maneras de morir’ ¡No sabrás si reir o llorar!

A pesar de que no esté entre tus programas favorito -aunque puede que sí-, seguro que en más de una ocasión haciendo zapping has terminado viendo ’1000 maneras de morir’. Se trata de un popular formato estadounidense que recrea muertes reales y muy populares. Eso sí, en un tono de humor negro que lo hace aún más especial.

1. Un anillo con una bala mortal

Este suceso nos lleva hasta Portland (Oregon) y cuenta la extraña muerte de un joven aficionado a los clásicos mercados de garaje en Estados Unidos. Es muy común deshacerse de los trastos viejos del a cambio de un razonable precio. Al protagonista de esta historia le encantaba ser un ‘cazador de chollos’, pero en ocasiones superaba la avaricia.

Así se produjo la pelea que acabaría con su vida. El propietario de los objetos se percató de que quería robarle un anillo muy especial. ¿Qué tenía de novedoso? El anillo escondía un arma de reducidas dimensiones que se accionó en el forcejeo y que terminó dañándole el cerebro.

10

2. Chili y veneno de serpiente, una combinación fatal

Pasarse de listo durante unas vacaciones puede ser muy peligroso, y sino que se lo digan al protagonista de esta trágica historia. A este insistente marido le encantaba el chili e hizo caso omiso a las advertencias del vendedor. Así, no le importó comerse de un bocado un chili conocidocomo ‘fantasma’. Tanto le picaba la boca que desesperadamente trató de aliviar su picor con el primer líquido que encontró en la tienda de suveniers. Después entró en shock y finalmente falleció.

¿Por qué? Larry no cogió una simple botella de agua, sino un recipiente que contenía veneno de serpiente, capaz de acabar con la vida de 500 personas. Normal que titulasen el capítulo como ‘peor el remedio que la enfermedad’.

9

3. Demasiado aseado para una cita

¿Quién no se preocupa por la higiene personal antes de tener una primera y esperada cita? Antes de conocer a la que podría ser tu futura pareja, lo mejor es cuidar hasta el más mínimo detalle. Ducharse, depilarse, echarse colonia… Sin embargo, querer ser demasiado limpio puede tener graves y mortales consecuencias.

Al protagonista de esta historia le obsesionaba la presencia de gérmenes y quería que todo estuviese completamente reluciente, hasta sus fosas nasales. Para ello, decidió elegir un rinocornio. Sin embargo, su obsesión terminó arruinando la cita y su vida. Mientras que la mujer huía con su pecho lleno de sangrientas mucosas, él fallecía sobre su moqueta.

Su error fue llenar el rinocornio con agua contaminada que infectó su cerebro y le provocó la muerte. Puedes ver aquí este ‘mucus fatalis’.

8

4. Tanto esfuerzo no puede ser bueno

Es increíble el peso que pueden levantar los hombres más fuertes del mundo. Casi cualquier objeto, por extraño que parezca, puede ser una prueba de este tipo de concursos. Sin embargo, hay esfuerzos que pueden ser mortales. El protagonista de esta historia, además de tramposo por eliminar a sus contrincantes empleando todo tipo de triquiñuelas, falleció mientras intentaba levantar una pesada piedra porque expulsó los intestinos a través del recto.

Pese a esta insólita y desagradable imagen, que puedes ver en el vídeo de’Explosión anal’, la causa real de la muerte fue un infarto de miocardio.

7

5. La última rabia de su vida

Hay deportistas que no soportan caer derrotados y reaccionan de forma inesperada. El protagonista de este caso era un fanático de John McEnroe, conocido tanto por sus éxitos como por sus monumentales enojos. Sin embargo, a este joven se le fue de las manos su interpretación. Se metió tanto en el papel que terminó jugando el último partido de su vida.

Tras ver como su adversario celebraba un buen golpe, Matt tuvo un ataque de ira que le llevó a romper su raqueta e incluso intentar agredir al juez de silla. Su increíble reacción le provocó la muerte tras clavarse el mango de la raqueta en el recto.

6

6. Un payaso con poco oxigeno

Un grupo de chicas decidieron celebrar una despedida de soltera con un striper muy particular. Su show se caracterizaba por ser un payaso capaz de hacer cualquier cosa para que sus clientas quedasen satisfechas. Así, además de desnudarse y mostrar su ‘trompa’ -con su peculiar ropa interior de elefante-, presumía de tragarse globos e hincharlos en el interior de la garganta.

Este peligroso truco fue el que le provocó la muerte por asfixia. Las chicas no daban crédito al ver cómo se desplomaba en el suelo después de que le explotase un globo y le obstruyese las vías respiratorias.

5

7. La bola de pelo asesina

Hay manías que pueden resultar mortales y tragarse tu propio pelo puede ser una de ellas. Así al menos quedó demostrado con este extraño capítulo de 1000 maneras de morir. A esta joven le gustaba morderse el pelo mientras disfrutaba de una de sus mayores pasiones: la pintura. Sin embargo, esa manía desencadenó en una enfermedad denominada ‘tricogafia’, un trastorno asociado a la ingesta compulsiva de cabello.

Al hacer caso omiso a los evidentes síntomas, la enorme bola de pelo le obstruyó el sistema digestivo y provocó su muerte.

4

8. La muerte en forma de medusa

Todos los años se producen miles de picaduras de medusa. Dependiendo del caso y las circunstancias personales, una picadura puede llegar incluso a causar la muerte. Eso nos lleva hasta Australia, donde una joven perdió la vida después de ingerir una pequeña medusa.

El extraño comportamiento de la chica antes de este suceso hizo que sus compañeros hiciesen caso omiso a los evidentes signos de ahogamiento. Cuando llegó a la orilla ya era demasiado tarde para intentar salvarle la vida.

3

9. El político al que mató la lujuria

En la historia de la política se han producido varios escándalos sexuales y en los capítulos de ’1000 maneras de morir’ no podía faltar un caso mortal. En Estados Unidos, un político fue destituido de sus cargos después de que la prensa destapase su historia de lujuria y pasión con su amante brasileña.

Durante una de esas infidelidades le picó un extraño insecto que produce un intenso picor y que le hizo desarrollar una enfermedad denominada mal de chagas, que lleva al corazón a trabajar de forma más lenta.

2

10. El gas humano que mató a un cirujano

Uno de los capítulos más extraños nos habla de un cirujano que perdió la vida durante una operación, después de olvidar una de las indicaciones más importantes antes de una intervención: No ingerir alimentos durante al menos 12 horas antes de entrar en quirófano.

Su paciente quería retocarse el trasero y como no había ayunado comenzó a emitir una serie de gases que le provocó la muerte. El metano y las chispas provocadas por el cauterizador provocaron una explosión que le quemó la garganta. 

1

¡Unos casos bastante extraños!

 

Agrega un comentario