Se burlaban de ella porque NO tiene útero ni ano, pero decidió darle una lección a TODOS

Alesha Ross, una adolescente de 14 años de Nueva Zelanda, nació con *atresia anal o ano imperforado, *un defecto congénito que implica que no existe abertura por donde echar las heces. Es operable de bebé, pero depende del grado de gravedad se obtienen unos resultados u otros, ya que esta malformación puede presentarse junto a más problemas, por ejemplo en vejiga, vagina, tubo digestivo o incluso columna.

Es precisamente lo que le ha pasado a Alesha, que carece de los órganos vaginales internos y útero.

a3

Dado que no tiene control sobre sus necesidades, debe llevar siempre con ella una bolsa recolectora además de un tubo para vaciar. Esto es un engorro diario que además no le permite hacer las cosas que sus compañeras hacen con total normalidad, como “asistir a una fiesta de pijamas, ir a un campamento si ayuda o nadar”.

Eso ha sido la causa de que haya sido víctima de bullying en su colegio.

a2

Alesha lo ha pasado muy mal durante toda su infancia pero ahora comienza la peor etapa: la de la adolescencia. Su condición le ha hecho incluso preguntarse “¿qué es normal?” Y es que su teoría es que los demás se meten con ella y con los que se salen de la regla de la “normalidad”.

Y eso es cruel, pero solo lo saben aquellos que lo sufren.

68904_112468_captura-de-pantalla-2015-11-19-a-la-s-11-46-24_584_428

Sin embargo, ha decidido coger el toro por los cuernos y hacer un discurso para decir en público, en presencia de todo su colegio, todo lo que ella siente cuando los demás no son capaces de ponerse en su lugar. “Estoy asustada de mirarme en el espejo porque me repugna mi propia imagen”, confiesa la chica. Y es que comenzaba a creer que “el mundo estaría mejor sin ella” después de que sistemáticamente, durante toda la vida, le hayan dicho cosas como “fea, rara, asquerosa”, o que “nunca será capaz de encontrar un marido ni podrá tener hijos”.

Pero Alesha ha cambiado su forma de ver las cosas. Ella no es anormal. Ella es única.

a

Su madre grabó su emotivo discurso donde Alesha propone ser una “nueva normalidad, una normalidad donde cualquiera sea aceptado, donde no importe que seas feo, guapo, bajo, alto o tengas una discapacidad o condición médica rara”, ya que ella sabe que “ser normal no es lo mismo que sentirse normal, y los adolescentes necesitan sentirse normales, sean como sean”.

Por eso, en su discurso, sentencia: “la nueva normalidad comienza ahora”. Una reflexión valiente y una lección de humanidad que debería llegarnos a todos.

¿Y tú qué opinas?

 
333 Personas Compartiendo

Agrega un comentario