8 trucos intenligentes para que tus plantas NO mueran mientras estás de vacaciones

Uno se va de vacaciones y deja atrás muchas cosas: El estrés diario, algunas responsabilidades, algunas presiones y los problemas en general. Sin embargo hay otras cosas que no se deben abandonar, por ejemplo las mascotas y las plantas.

Ten en cuenta que estos consejos resultarán sólo si tu ausencia será de menos de 15 días, sino es así, más vale que dejes a alguien a cargo, así podrás disfrutar realmente y no tener que estar pensando si tus amadas plantas sobrevivirán o no para cuando llegues.

1. Saca del sol aquella plantas que tienen una exposición demasiado directa.

p1

Si las dejas allí, se secarán mucho más rápido y lo que queremos es que estén húmedas.

2. Ponlas en una habitación en la que les llegue el sol, pero no lo suficiente como para secarlas.

p2

Elige una habitación iluminada de tu casa.

3. Deja una palangana con agua en la habitación

p3

Su evaporación permitirá que el ambiente se mantenga lo suficientemente húmedo.

4. Si tienes macetas de terracota, ponlas en la bañera

p4

Deja tu bañera con un poco de agua en el fondo, pon un par de ladrillos y deja tu maceta sobre ellos. La capacidad de absorber agua de los ladrillos permitirá que la planta permanezca húmeda.

5. Envuelve en plástico a las plantas que dejes en la habitación

p5

El plástico debe ser transparente y debes hacerle algunos agujeros para que la planta respire. Esto frenará la evaporación del agua que ya tiene la planta, creando un efecto de invernadero.

6. Crea un sistema de riego con cuerdas de algodón

p6

Se trata de un sistema de riego rudimentario que permite que tus plantas absorban agua durante tu ausencia. Deja grandes recipientes de agua cerca de las plantas y comunica ambos con una cuerda de algodón. El agua empapará la fibra que recorrerá la cuerda hasta llegar a tu maceta.

7. Asegúrate que no hay agua en los platos

p7

Antes de irte, debes asegurarte de que los platos de cada maceta no están con exceso de agua, esto podría pudrir la raíces de tu planta.

8. Llena un botella de plástico con agua y colócala volteada sobre la planta con unos pequeños agujeros en la tapa.

bote

También puedes dejar la tapa un poco desenrroscada para que las gotas de agua salgan poco a poco.

¡Comparte estos increíbles trucos con tus amigos!

 

Agrega un comentario