Según esta artista, Taylor Swift robó su trabajo y lo que la cantante le propuso fue MISERABLE

La artista a la que Taylor Swift copió un dibujo para promocionar su nuevo disco lo cuenta todo en una carta…

a+ally+b-655x655

Su nombre es Ally Burguieres, es de Nueva Orléans y se gana la vida humildemente con sus creaciones como artista, por eso está alucinada de que, a su modo de ver, Taylor Swift le haya robado impunemente un dibujo que ahora utiliza para promocionar su nuevo disco, 1989.

A lo que Ally se refiere, es a esta ilustración:

70552_114978_captura-de-pantalla-2015-12-15-a-la-s-12-51-41_584_327

Se parece sospechosamente a uno de los dibujos más famosos de esta artista:

70551_114972_captura-de-pantalla-2015-12-15-a-la-s-12-54-22_584_263

 

Un zorro que incluso es el protagonista de una serie de productos de Ally.

70554_114980_captura-de-pantalla-2015-12-15-a-la-s-13-02-02_584_441

Obviamente este dibujo llegó a Ally, que se quejó con todo el respeto del mundo en el Facebook de la artista…

70550_114971_2f60b4ea00000578-0-image-m-7-1450142930192_584_532

¡Y sorpresa!.

El equipo de Taylor decidió pagarle, pero con una condición:  Que donara ese dinero a caridad… Obligatoriamente.

Entonces Ally decidió escribir una carta expresando su frustración…

70553_114979_captura-de-pantalla-2015-12-15-a-la-s-12-56-15_584_739

Y es que precisamente, muchos pensarían en Taylor Swift como la última cantante del mundo de la que se esperaría no respetara los derechos de autoría de un artista, a juzgar por cómo hace que se respeten los suyos.

Querida Taylor Swift:

Soy una artista profesional. Con años de trabajo y el apoyo de los clientes, amigos y mi familia, he creado un negocio alrededor de mis diseños que (espero) añadan mi propia y pequeña visión de la belleza al mundo. Ahora tengo tres tiendas en Nueva Orléans y gracias a dios confío en la gente que demuestra que el arte que aman es algo por lo que se debe pagar. Puede que solo tenga 1239 seguidores en instagram, pero creo que mi trabajo tiene un valor. Creo que hay muchos otros como yo.

Como artista profesional, me quedé atónita al ver que utilizabas uno de mis diseños más populares en todas tus redes sociales como parte de la promoción de 1989. Mientras me preguntaba por qué nadie ha pedido permiso u ofrecido compensación para hacer eso, reconocí que puede que eso sea un respaldo que solo le ocurre una vez en la vida y que puede hacer subir la carrera de un artista como un cohete. Los amigos me felicitaban, los clientes me expresaban su alegría. Pero esas felicitaciones me confundían. El diseño es una copia que otro ha firmado.

Estaba derrotada, pero me consolaba pensar que alguien tan abierto en el tema de los derechos de los artistas arreglaría su error. Porque los errores son fáciles de cometer. Pensaba que si sabías sobre este error, harías lo que estuviera en tu mano para hacer lo correcto. Me equivoqué.

Mis esfuerzos por combatir la copia pirata no autorizada y su uso para distribuirla a millones de personas funcionaron. Tú quitaste el post pasados unos días. Pero la copia ya había sido compartida y descargada incontable número de veces, y parecía que ni tú ni tu equipo estabais por la labor de corregir vuestro error.

Tras meses de esfuerzos, recibo una oferta tuya y de tu equipo que menciona que no se me dará crédito a mí como el artista que realizó el diseño, pero que se me pagará una “cantidad de cuatro cifras” con la condición de que lo done todo.

Taylor, como profesional, ¿tu estás de acuerdo con estos términos en Spotify y Apple? Mi trabajo es mi forma de vida. Es como pago mis facturas, como apoyo a mis empleados y a mi familia. Muchos de tus fans son artistas profesionales que se apoyan en las ganancias de su propiedad intelectual. ¿Tomarías provecho de copiar y distribuir su trabajo a millones de personas y luego les dirías que no merecen una compensación ni un reconocimiento?

No sé qué sucederá tras esta carta, pero por el bien de mi propio negocio y en nombre de los artistas independientes como yo, debía hablar. No tengo nada en contra de ti y aprecio que defiendas los derechos del arte y de la propiedad intelectual, solo espero que tus acciones caigan más en la línea de tus valores que pareces ir proclamando.

Ally Burguieres
www.Cocoally.com

Pero si Taylor te acaba de decepcionar, espera: el culebrón no acaba aquí…

70555_114981_taylor-disappointed-12_600_236

¡La carta se ha hecho viral, compartiéndose más de mil veces en Facebook!, y una portavoz de la artista millonaria ha hablado para desacreditar a la mujer de Nueva Orléans que acusa a Taylor de haberle robado su trabajo: En un comunicado, la portavoz ha dicho que la carta abierta de Facebook es un “intento para sacar más tajada y publicidad” y niega que el montante ofrecido estuviera ligado a un compromiso de donación a caridad… El equipo de Taylor se defiende diciendo que ese zorro fue creado por un fan que lo decoró con algunas letras de Taylor, con lo que ellos no sabían nada de la verdadera propiedad del dibujo.

La dibujante, muy ofendida por este comunicado oficial…

maxresdefault

Ha comentado en sus redes que sí le obligaban a donar el dinero y que en todo caso lo que ella pretende no es ganar más sino denunciar su situación y preservar su dignidad y la de otros artistas independientes como ella. Además comenta: “finge que ella es accesible y es una mentira. Todavía no he sido agraciada con el contacto directo de ella o alguien de su equipo”.

Y tú: ¿Cómo crees que acabará esta batalla?.

 

Agrega un comentario