8 cosas que son tan dañinas como FUMAR y las haces con frecuencia

Siempre se ha dicho que fumar hace que nuestro organismo sufra, y que es una de las rutinas que más daña nuestro cuerpo pero también nuestra mente. Y todo eso es verdad, como también es cierto que hay otras cosas que también son muy dañinas.

Consumir alcohol 

Uno de los hábitos más perjudiciales para la salud, como ya sabrás, es consumir alcohol. Este tipo de bebidas nos puede provocar no sólo adicciones de las que nos sea difícil deshacernos, sino que también muchos problemas de salud. Por eso hay que evitar, en la medida de lo posible, consumir este tipo de bebidas.

Pero claro, una cosa hay que tener en cuenta, y es que tomarse una copa, de vez en cuando, no es ‘tan malo’. El problema viene cuando esta copa se convierte en rutina, y en algo de lo que no puedes prescindir, o cuando se consume con algún tipo de medicamentos. Los efectos secundarios del consumo del alcohol pueden ser tales como padecer de hipertensión arterial o daños en el sistema digestivo.

A1

Los grandes cambios de peso

Otra de las cosas que puede resultar perjudicial para la salud, igual o más que fumar, es que tu cuerpo experimente múltiples cambios de peso. Cierto es que bajar o subir unos kilitos por los típicos excesos no es grave… Pero otra cosa, y muy diferente, es cambiar de peso radicalmente. Y aquí las dietas tienen mucho que ver.

Ten especial cuidado en esas dietas ‘milagro’ que te harán bajar de peso de forma rápida y, supuestamente, segura. La realidad es muy diferente, porque tu organismo sufre, y mucho, con estas transformaciones.

Tu piel se verá afectada, pero no será la única, ya que también se puedenproducir trastornos en tus órganos internos. Ya ves que un cambio de peso te puede traer mucho y muy malos problemas para el futuro, más, incluso, que fumar.

A2

Dormir poco

Parece una tontería, pero no lo es ni de lejos. Así, aunque muy pocas personas lo respeten, hay que saber que toda persona ha de descansar al menos 7 horas diarias. Y no hacerlo puede suponer graves problemas de salud, tanto en el presente como en el futuro.

Problemas que van relacionados con la presión arterial, los ataques cardíacos e incluso la obesidad. Así, y por todas las consecuencias que nos puede traer, no descansar lo suficiente también es un problema grave para la salud, tanto o más como puede ser fumar.

Intenta descansar las horas adecuadas, y verás cómo tu cuerpo y tu mente lo agradecerán y mucho.

A3

No aplicarse protector solar

La mayoría de las personas no solemos prestar demasiada atención a eso de aplicarnos crema protectora, excepto cuando tomamos el sol en pleno verano. Pero tienes que saber que el verano no es la única época del año en la que tu piel debe estar protegida. Los rayos del sol están presentes durante casi todo el año, y eso es lo que precisamente nos perjudica.

Tener tu piel descuidada y poco hidratada te puede suponer muchos problemas para la salud, como puede llegar a ser la aparición de algún tipo de cáncer. Por eso mismo, no olvides aplicarte crema protectora durante todo el año, y es que tu piel lo agradecerá.

Del mismo modo que es malo exponerse al sol sin protección, también resulta dañino acudir a los famosos

A4

Estar sentado mucho tiempo

Son muchos los trabajos en los que el empleado pasa la mayor parte de su tiempo sentado. Pues bien, aunque parezca lo mejor, en la realidad resulta ser de lo más perjudicial para la salud de las personas que lo sufren. Y es que no hay peor cosa que estar mucho tiempo sin hacer aunque sea el mínimo movimiento.

Problemas en el corazón, depresión, diabetes o incluso algún tipo de cáncer pueden aparecer si te pasas mucho tiempo empotrado en una silla de oficina. Y si te crees que por hacer ejercicio, antes o después de pasar horas y horas sentado, lo solucionas todo, olvídate de esta idea porque está muy lejos de la realidad.

La única solución que te podemos proponer es hacer pequeños descansos cada cierto tiempo. Seguro que el cansancio y el estrés que venías arrastrando hasta ahora va desapareciendo poco a poco.

A5

Juntarse con fumadores

Fumar es una de las cosas más perjudiciales para la salud, y a pesar de ello cada vez son más las personas que lo hacen, y además en gran medida. Esta práctica, que a simple vista no parece ser tan negativa, supone grandes problemas para el futuro de cada persona. Pero estas consecuencias no sólo son para los fumadores, sino que también para las personas que las rodean.

Fumar resulta tan malo y dañino tanto para las personas que lo hacen como para los que están en su entorno. Si creías que por no fumar estabas sano y limpio, estabas equivocado. Y es que el humo que expulsa el fumador es aún más dañino que el que él mismo inhala.

Si los que te rodean fuman, tienes que saber que estás expuesto a los mismos problemas que ellos. Problemas respiratorios, cardíacos o incluso cáncer de pulmón pueden ser algunas de estas consecuencias.

A6

Consumir mucho azúcar y mucha sal

Ya sabemos que los excesos nunca han sido buenos, y en la comida mucho menos. Por eso un abuso de determinados productos nos puede suponer graves problemas.

Es el caso del azúcar. No nos referimos a la cantidad de azúcar que lleva tu café sino a todos los alimentos que consumes que lo contienen. Muchos de ellos sin que si quiera te des cuenta. Y ya no mencionar los refrescos que a todos nos gustan, esos que son los enemigos número uno de nuestro organismo y de nuestra salud.

Pero lo mismo ocurre con el consumo de la sal. Los problemas no tardarán en aparecer si comes grandes cantidades de sal, por lo que inventa moderar su consumo en la medida de lo posible. Sabemos que las comidas sosas gustan poco, pero es lo mejor para nuestro cuerpo…

A7

Llevar una vida de máximo relax 

Todo el mundo sabe que la práctica del deporte es algo indispensable en la vida de cualquier persona. Y es que estar en acción, en movimiento, es algo que tu cuerpo acaba agradeciendo. No hacer nada no sólo te atrapa en la rutina del aburrimiento, sino que también te hace padecer problemas de lo más graves.

Cierto es que tampoco hay que obsesionarse, pero sí cuidarse en la medida de lo posible. No hace falta que estés las 24 horas en movimiento, pero sí tienes que dedicarle un tiempo diario. Introduce en tu vida rutinas como dar paseos, correr o hacer algún que otro ejercicio en tu casa. Y a todo esto añádele una dieta equilibrada.

Y es que estar sin ‘hacer nada’ te puede provocar problemas como la aparición de tumores, entre otros muchos. No permitas que esto sea más dañino que fumar, que ya lo es de por sí.

A8

¿Y tú qué opinas?

 

Agrega un comentario