Galería: Así se fabrican las muñecas sexuales súper realistas ¡Dan un poco de miedo!

Pesan cerca de 40 kilos, cuestan unos 5.500 euros y hay disponibles hasta cuatro modelos de color de pelo y ojos para elegir. Dreamdoll es una empresa, asentada en Duppigheim, muy cerca de Estrasburgo (Francia), que se dedica a la fabricación de muñecas de aluminio con fines sexuales. La empresa produce aproximadamente un centenar al año hechas a medida, siendo los europeos sus principales clientes.

Thierry Reverdi, el propietario de Dreamdoll, trabaja en la estructura mecánica de aluminio de la muñeca. Su fábrica está cerca de Estrasburgo.

m6

Eric, un empleado, comprueba cómo ha quedado la muñeca después de retirar el molde en el taller de Duppigheim. Los principales clientes de la fábrica son europeos.

m5

La muñeca de aluminio vista en su molde en la fábrica de Duppigheim.

m10

Varias orejas de silicona preparadas para ser ensambladas en las muñecas. Dreamdoll tiene tres empleados y produce un centenar de muñecas de silicona al año que son hechas a medida.

m4

Raphaela, una empleada de la compañía, comprueba la alineación de los ojos en la muñeca de silicona. Pesan alrededor de 40 kilos y están a la venta por unos 5.500 euros.

m2

Raphaela trabaja en el maquillaje de una de las muñecas en su taller cercano a Estrasburgo.

m9

Aquí Raphaela le pone un ojo de cristal a la muñeca. Se tarda una semana en construir cada una.

m3

Raphaela prepara a una muñeca antes de su envío en el taller de la fábrica francesa.

m11

Estas muñecas se caracterizan por su extraordinario realismo y tienen mucho éxito entre los clientes.

m8

Thierry Riverdi cepillándole el pelo a una muñeca de silicona en Duppigheim.

m7

Riverdi ajusta las gafas de sol de una de sus creaciones. Esta es uno de los ejemplos, pero hay cuatro modelos distintos. Se diferencian en el color de piel, cabello y ojos.

m1

¿Y tú qué opinas?

 
18 Personas Compartiendo

Agrega un comentario