Por qué las personas que han sufrido más, son las MEJORES que podrás encontrar en la vida

Dicen que la vida es una constante prueba que debes enfrentar todos los días, y por razones distintas, todas las personas peleamos una batalla diferente. Algunos luchan con los inconvenientes de vivir una vida infeliz y muchos otros con cosas más simples, pero todos tenemos que lidiar con las cosas que se nos han dado: por la genética, por el azar, por una situación financiera o nuestro lugar de nacimiento. Todo lo que nos toca es parte de un gran sorteo.

Sin embargo, sin importar la situación, tú puedes elegir si quieres ser una víctima o una sobreviviente. Tienes el completo control sobre cómo diriges tu vida, y si ésta te resulta dulce o amarga. Los que eligen hacerla dulce, se convierten en sobrevivientes más fuertes.

La psiquiatra Elisbeth Kübler-Ross, elocuentemente dijo una vez:

Las personas más agradables que hemos conocido son las que han experimentado una derrota. Han conocido el sufrimiento, la lucha, las pérdidas y han encontrado la manera de salir de las profundidades. Estas personas tienen un aprecio y una comprensión de la vida que los llena de compasión, humildad y una profunda preocupación amorosa. La gente agradable no lo es por casualidad.

En otras palabras, la gente que es más agradable no nació así, se hicieron de esa manera.

1. La gente amable trae luz al mundo porque vienen de un pasado oscuro

Por-qué-las-personas-más-amables-han-sufrido-tanto-1

La gente utiliza la positividad como una linterna para crear más luz, esa es la manera en la que alumbran su vida. Las personas buenas a menudo han tratado con una gran cantidad de mala suerte. Han vivido situaciones que los han destruido, han sido víctimas de familias disfuncionales o de una gran pobreza.

Y a pesar de ello, no sólo han aprendido a tener éxito, han aprendido a superar los obstáculos. Hicieron hasta lo imposible y han aprendido a creer en sí mismos, a agradecer a los demás en un mundo en donde no se espera nada de nadie.

A la gente buena no le asustan las cosas difíciles, porque ya han pasado por mucho.

2. Quien sea que haya sufrido bastante en su vida, probablemente te tratará bien

Por-qué-las-personas-más-amables-han-sufrido-tanto-2-730x486

¿Por qué sucede esto? Bueno, las personas que tienen un corazón dañado saben lo que se siente tener que unir todas las piezas de nuevo. Los que saben lo que se siente tener un corazón roto nunca quieren ver el daño emocional en nadie más.

Las personas amables han aprendido que las malas situaciones son oportunidades de crecimiento. Es probable que algunas personas amables alguna vez hayan sido pesimistas, pero con el paso del tiempo han aprendido –sin que esto fuera fácil– cómo ser positivos.

Tal vez es porque se dieron cuenta de que cada pequeña cosa de la vida puede esconder una oportunidad. O tal vez se trata de que alguna persona les enseñó la empatía y la paciencia para hacer frente a los problemas.

3. La gente que es amable no quiere perjudicar a otros

Por-qué-las-personas-más-amables-han-sufrido-tanto-4-476x700

La gente que es amable quizá fue objeto de burlas; tal vez tienen alguna discapacidad física que los hace sentir invisibles frente a otras personas y los ha hecho perder la esperanza de pedir la atención que necesitan. Ellos saben lo que es sentirse atormentados, y por supuesto que no quieren que nadie experimente ese tipo de dolor.

La bondad surge de aquellos que sólo han conocido la crueldad. En lugar de lastimar a los demás, las personas amables rompen el ciclo de la insensibilidad. Siempre brindan palabras de aliento. Ellos desean que las demás personas se sientan hermosas y confiadas en lugar de horribles porque saben lo que es eso.

4. Las personas buenas deciden ser los sobrevivientes que ayuden a otros a mantenerse a flote

Por-qué-las-personas-más-amables-han-sufrido-tanto-6-610x700

La gente buena puede enfrentarse a cualquier situación que se presente en su camino. Ellos saben que pueden sobrevivir a cualquier cosa. Tienen cicatrices que les recuerdan que los rasguños siempre se pueden sanar.

Si acaso alguna vez los golpes los derrumban, se levantan y continúan su camino. Saben lo que pueden soportar y por eso tratan de hacer lo que pueden para ayudar a otros a seguir adelante.

En la carrera de la vida, la mayoría de las personas sólo miran hacia el frente y se concentran en ellos mismos. Pero las personas que han sufrido, miran hacia atrás y ayudan a las personas que tal vez han tenido que pelear batallas similares.

Ellos siempre animan a sus amigos; comparten sus historias para motivar a otros a seguir en el camino junto a ellos. Se convierten en una mano que deseaban tener para ellos mismos.

 

Agrega un comentario