Su madre lo obligó a congelar su esperma a los 15 años. Dos décadas después sucedió algo INCREÍBLE

Cuando tenía sólo 15 años de edad, Alex Powell donó esperma bajo la dirección de su madre adoptiva, Patricia. Sí, suena raro y poco común, pero la razón es verdaderamente increíble.

A Alex le diagnosticaron cáncer cuando tenía sólo 15 años, y sus médicos le aconsejaron iniciar quimioterapia. Pero más temprano ese día, Patricia tuvo la oportunidad de encontrarse con una mujer y su hijo, un muchacho de 18 años que había comenzado un tratamiento similar contra su cáncer. Como resultado de este encuentro, Patricia se informó sobre los efectos secundarios del tratamiento de quimioterapia, entre los que puede aparecer infertilidad. Pensando entonces en el futuro de Alex ella logró algo increíble…

Alex Powel creció en Melbourne, Australia, cuidado por su madre adoptiva Patricia.

e1

Era un chico sano hasta que cumplió 15 años y le diagnosticaron limfoma, un cáncer que ataca al ganglio linfático.

e2

Pensando en el futuro de su hijo adoptado, Patricia logró que Alex realice un depósito en un banco de esperma. Por supuesto, no fue algo cómodo para el niño de 15 años, pero él escuchó atentamente la idea.

Alex congeló parte de su esperma en los años 90 y esperó a ver qué le deparaba el futuro.

e3

El venció su cáncer, y se casó con una mujer llamada Vi en 2013, pero nunca imaginó que su mismo esperma congelado lo empujaría a un milagro 23 años más tarde de haberlo guardado.

e4

Un milagro que cambió la historia y rompió los récords: luego de un año de tratamientos de fertilidad con la mitad del esperma guardado, nació Xavier un 17 de Junio de 2015.

e5

Xavier es el bebé más viejo del mundo. Tiene el récord de haber sido concebido con el esperma que más tiempo estuvo guardado en la historia.

e6

Nunca imaginó Alex durante su proceso de lucha contra el cáncer en sus 15 años, que el milagro que estaría por tocar su puerta.

¿Y tú qué opinas de esta historia?

 
381 Personas Compartiendo

Agrega un comentario