Esta hermosa casa está a la venta, pero NADIE la quiere comprar ¡Te sorprenderá la razón!

Una casa familiar, de aire victoriano, con cuatro dormitorios, un inmenso y cuidado jardín con piscina y en muy buen estado por el precio de 249.000 dólares. Dicho así, suena bien, de cine. Y más aún si a los posibles compradores se les cuenta que entre sus paredes se rodó una de las mejores películas de la historia galardonada con 5 Oscars hace 24 años. Entonces, ¿Cuál es el problema? ¿Por qué no se vende? 

1

Sí y no, porque una de las teorías que se barajan es que el problema podría ser la película que allí se rodó o que este atractivo cinéfilo en realidad no sea lo suficientemente fuerte. Era su principal reclamo publicitario, pero no está sirviendo de mucho. Y es que la película a la que sirvió de escenario hace casi un cuarto de siglo fue nada más y nada menos que a El silencio de los inocentes.

The-Silence-of-the-Lambs-0908

No parece muy agradable eso de pasearse por donde lo hizo unos de los asesinos más inquietantes del cine, Jame Gumb (Ted Levine), y que a uno le venga a la mente, mientras se come una suculenta hamburguesa, que bajo sus pies estuvo encerrada la hija de la senadora. Aunque en realidad la escena se rodase en un estudio.

2

El caso es que la casa se puso a la venta el pasado mes de agosto y todavía sigue sin comprador. Hasta el punto que sus actuales dueños, un matrimonio de jubilados, decidieron bajar el precio de salida de 300.000 dólares a 249.000 para animar la venta. Pero nada, que la casa no encuentra quien la quiera. Da la impresión de lo que para los Lloyd, Barbara y Scott, no ha sido un problema durante más de dos décadas sí lo es a la hora de vender.

Y no será por falta de empeño de la agente inmobiliaria encargada de su venta, quien, en declaraciones a NBC News juraba y perjuraba que se trata de una casa “encantadora” y con mucha más historia que haber sido la casa de El silencio de los corderos. Al parecer, George Washington durmió allí.

¿Tú la comprarías?

 

Agrega un comentario