11 Fotos impactantes de lo que realmente sucede en una GUERRA ¡Te dejarán sin aliento!

No son las que tiene todo el mundo en la cabeza y hemos visto repetidas veces…

Pero merecen un puesto de honor en la lista de las mejores fotos de guerra de la historia, algunas de las fotografías que verás pueden ser muy crudas, las situaciones gráficas que se muestran aquí son totalmente verídicas, demuestran los absurdos y totalmente devastadores horrores de la guerra.

Dale un vistazo a esta triste galería:

1. No hay consuelo…

3_guerra

Helen Fisher, de 31 años, llora sobre el coche fúnebre que transporta el cadáver de su primo, el soldado de 20 años Douglas Halliday, por las calles de Wootton Bassett, en Inglaterra.

2. El contraste de la guerra.

7_guerra

Army Patrol, de Clive Limpkin. Tomada en 1971 en Irlanda del Norte.

3. Soldado francés.

1_guerra

Un soldado francés destacado en Mali se protege del polvo levantado por el aterrizaje de un helicóptero con un pañuelo estampado con la imagen de una calavera.

4. Giro instintivo.

4_guerra

El sargento de artillería de los marines Jeremiah Purdie se gira instintivamente hacia un compañero herido mientras es acompañado hasta el helicóptero en el que va a ser evacuado tras la batalla por el control de la colina 484, al sur de la zona desmilitarizada de Vietnam del Sur, en 1966. La foto es de Larry Burrows.

5. Secuelas de la guerra…

8_guerra

Paisaje tras la masacre de Gettysburg… La batalla tuvo lugar entre el uno y el tres de julio de 1863 y decantó la Guerra de Secesión a favor de la Unión.

6. James Blake Miller.

2_guerra

El soldado James Blake Miller, de la Compañía Charlie del Octavo Regimiento de la Primera División de los Marines, se fuma un Marlboro en Fallujah, Irak, el 9 de noviembre de 2004. La foto, de Luis Sinco, es una de las imágenes icónicas de la Guerra de Iraq y la protagonista de una de las portadas más políticamente incorrectas de la historia del periodismo.

7. ¡Protección al descubierto!.

10_guerra

Un grupo de marines se protege tras una roca de una colina de la isla de Iwo Jima de la demolición de un bunker en marzo de 1945.

8. Todo puede pasar…

x14_guerra.jpg.pagespeed.ic.1htKe8B6P1

Dos miembros del IRA cachean a un hombre en una calle de Belfast, en 1972. El copyright de la imagen pertenece a Sygma/Corbis.

9. Difícil de encerrar.

13_guerra

El británico Horace Greasley, fallecido el 4 febrero de 2010, es el soldado que ostenta el récord mundial de fugas de un campo de concentración, si los archivos están en lo cierto, Horace Greasley escapó más de 200 veces del campo de prisioneros alemán en el que estuvo prisionero durante la segunda guerra mundial.

Su objetivo: encontrarse con una novia alemana de la que se había enamorado durante la guerra… En la foto puede vérsele desafiando altivamente a Heinrich Himmler durante una inspección. Como explicó Greasley tras la guerra, en aquel momento él no sabía quién era ese hombre, pero sí sabía que era un oficial superior, así que aprovechó para pedirle raciones de comida más generosas. Durante la conversación, Greasley se sacó la camiseta para demostrarle a Himmler lo delgado que estaba, aun así, no consiguió su objetivo.

10. Finales inesperados.

5_guerra

Burst of joy (explosión de alegría): Es la foto que simbolizó el fin de la Guerra de Vietnam… Prisionero en Vietnam del Norte durante más de cinco años, Robert Stirm es recibido por su familia apenas tres días después de su liberación, el 17 de marzo de 1973, en la base aérea de Travis, California. La que se dirige hacia Stirm con los brazos abiertos es su hija de 15 años, Lorrie, solo tres días antes, y apenas unas horas después de recobrar la libertad, Robert Stirm había recibido una carta de su mujer, Loretta, anunciándole que le abandonaba.

11. No hay tiempo para pantalones.

9_guerra

El soldado Zachary Boyd se une a sus compañeros en un parapeto defensivo del puesto avanzado de combate Restrepo en el valle de Korengal, en la provincia afgana de Kunar, el 11 de mayo de 2009… Los calzoncillos rosas estampados con el logo de I Love New York de Boyd merecieron la portada del New York Times del día siguiente.

 
94 Personas Compartiendo

Agrega un comentario