Su prometido la dejó plantada en el altar, pero pudo superarlo de la MEJOR manera

El día de su boda, a Katy Collins le rompieron el corazón. El novio simplemente no se presentó y esto la llevó a replantearse muchas cosas de su vida, entre ellas un sueño que siempre tuvo y había hecho a un lado. Hoy, gracias a su determinación, lo ha logrado.

¿Qué es lo peor que le puede pasar a una novia? Probablemente, ser plantada en el altar. Eso le ocurrió a Katy Collins. Sin embargo, después de asimilarlo, vio esta experiencia como el mejor pretexto para hacer algo que siempre quiso.

a1

Tras sufrir este percance, hace tres años, la mujer originaria del Reino Unido tomó valor y decidió iniciar una gran aventura: vendió su casa, su coche, sus pertenencias y renunció a su trabajo como para cumplir un gran sueño.

a2

Con el dinero que reunió, lo primero que hizo fue comprar un vuelo con destino al sudeste de Asia, donde pudo visitar países como Tailandia, India y Nepal. Después, decidió recorrer Europa.

a3

“Todo el mundo pensaba que estaba un poco loca, sobre todo porque nunca había viajado sola, pero se sentía bien. Necesitaba un tiempo lejos de todo y de todos los que conocía. Lo más importante es que me encontré a mí misma”, aseguró Katy.

a4

Tras publicar sus aventuras en su cuenta de Instagram, Katy abrió su propio sitio web. Con una fama en ascenso, fue contactada por una editorial de viajes, que le ofreció un contrato para publicar tres guías turísticas.

a5

De hecho, gracias al éxito de sus publicaciones, la mujer ya está escribiendo una novela inspirada en lo que ha vivido en sus viajes.

“Comencé algunos capítulos, pero no plenamente consciente de que iban a ser el arranque de una obra literaria, sino una manera de despejar mi cabeza”.

a6

Katy se ha convertido en una celebridad de Instagram, donde ya acumula casi 30 mil seguidores.

En tres años, ha recorrido destinos tan diversos como el Monte Everest, Machu Picchu y el Taj Mahal, entre muchos otros.

a7

Con una nueva vida, Katy ha tomado su difícil experiencia en el altar como un gran aprendizaje.

“La decisión de mi ex, aunque devastadora en su momento, fue la llamada de atención que necesitaba. Yo tenía un buen trabajo, una casa preciosa y vivía una vida cómoda, pero carecía de aventura”.

a8

a9

¿Y tú qué opinas de esta historia?

 

Agrega un comentario