Michelle Jenner critica el estereotipo femenino en una reflexión que TODA mujer debería leer

Y ¿Por qué no decirlo?: todo hombre también…

Hace diez semanas, la actriz Michelle Jenner se estrenó en Instagram, y solo hace tres días revolucionó la plataforma con un sincero y crítico post: Donde expresa las dificultades de las mujeres, no solo en el mundo del espectáculo sino de la sociedad en general, para estar “perfectas” y ser “bellas” a ojos de los demás.

Michelle Jenner

Mucho se habla de la belleza natural y de la belleza real, sí, pero ¿Realmente, sinceramente, la valoramos?, ¿O, como sociedad, somos unos hipócritas también en eso?.

Hasta las propias mujeres critican a otras en un mundo donde se ha impuesto y metido hasta lo más profundo de nuestro ser que las mujeres, al natural, son simplemente imperfectas, hace falta maquillaje por aquí, relleno por acá, un tacón, extensiones, y toda una parafernalia que nos han impuesto como necesaria y que las propias mujeres se han impuesto como necesaria.

Dale un vistazo a esta historia:

La actriz analiza todo este tema en una reflexión brillante:

420

Acompañada de una ilustración de Maitena.

Mujer Imperfecta: Toca hacer fotos… ¡Hay que prepararse!, depílate. Eres imperfecta. Todos esos pelos no deberían estar allí. En la cabeza sí, nunca tendrás suficiente (menos @nurigago), Hoy tocan fotos.

Tu compañero está listo en dos minutos. Él es un hombre, no necesita todo eso, es guapo tal y como es. ¿Tú? Puede que en hora y media estés presentable. Ya sabes, eres mujer, imperfecta. Tapa la ojera, unifica la piel, oculta ese vergonzoso grano, ¡ay esa arruga!, pinta la ceja, pon más pestañas en las pestañas, rízalas con un instrumento de tortura, más eye-liner para marcar el ojo, colorete, boca perfecta, iluminador en las zonas estratégicas, rimmel como si no hubiera un mañana.

El pelo, tan lacio y tan sin gracia.. Más volumen, más bucles, más extensiones, más más. Ahora sí, ya te ves un poco mejor. Porque lo necesitas, porque lo quieres. Porque te sientes imperfecta.

La ropa. ¡Qué pecho tan pequeño! ¿Eso es celulitis? Algo que sea sexy, femenino, sofisticado, y por supuesto lo más incómodo posible. No importa si hace frío. Y tacón, que eres bajita y hay que estilizar. Da igual si estás a punto de caerte o te sangran los pies. Eres mujer, imperfecta.
Ahora sonríe, natural.

Ahora mira esa revista: “Nos gustan las mujeres reales”, pero esa no, que tiene celulitis y es horrible. Aquella tampoco, ¡has visto qué dedos de los pies!, y esa de ahí tiene el culo un poco caído. Cómo puede ser que no le dé vergüenza salir así. Pero, eh, nos gustan las mujeres reales. Quiérete tal y como eres. Pero no tengas ojeras, ni arrugas, ni pelos donde no toca, ni grasa, ni tetas pequeñas, ni muchos años (si los tienes que no lo parezca), ni un culo muy grande ni muy pequeño, ni uñas mordidas, ni, ya puestos, demasiadas ideas. Pero quiérete.

Y mañana trabajas y te levantarás hora y media antes por voluntad propia porque tienes que depilarte, maquillarte, peinarte, vestirte. Porque así te ves bien, y guapa, y femenina. Porque tú lo quieres. Porque si no lo haces te sientes desnuda, rara, fea, mal. Porque así te sentirás un rato como se supone que deberías ser.

Porque no sabes ni por qué ni cómo pero lo llevas grabado hasta el tuétano. Porque eres mujer. Imperfecta.

Su discurso ya es viral, se ha llenado de críticas y agradecimientos…

3

¡Demasiado acertada!.

large

 
93 Personas Compartiendo

Agrega un comentario