Estos 8 alimentos contienen los aditivos MÁS tóxicos del mundo

Es habitual que en la industria alimentaria se empleen aditivos pero, ¿sabes cuáles son algunos de los más tóxicos y en que alimentos se ocultan?

En la industria alimentaria es habitual que se empleen una serie de aditivos, con el objetivo de conservar la comida en perfectas condiciones durante más tiempo, para darles aroma o potenciar su sabor, para que mantengan el color por más tiempo… En definitiva, para hacerlos más atractivos a nuestros ojos y nuestro paladar.

Algunos de estos aditivos están considerados altamente tóxicos. ¿Sabes en que alimentos se encuentran?

 1. El pan y las galletas (Bromato de potasio)

5-pan_n-672xXx80

Las galletas, pero sobre todo el pan, son alimentos que todo el mundo consume prácticamente a diario. Sin embargo, lo que mucha gente no sabe es que, en muchas ocasiones, estos dos alimentos contienen uno de los aditivos más tóxicos del mundo.

Se trata del bromato de potasio, un aditivo que se emplea para dar volumen yy para evitar que se endurezcan alimentos como el pan o las galletas.

No es bueno para la salud abusar del bromato de potasio, de apariencia similar al azúcar. La Agencia Internacional del Cáncer ha reconocido este aditivo como cancerígeno.

2. Palomitas de maíz (Diacetilo)

palomitas-n-672xXx80

Las típicas palomitas de maíz que nos hacemos en el microondas están buenísimas, y para muchos no pueden faltar en una tarde de manta y película. Si te encuentras entre este grupo de personas, lamentamos decirte que algunas palomitas contienen Diacetilo, uno de los aditivos más tóxicos del mundo.

Este aditivo se emplea para dar a las palomitas gusto y aroma de mantequilla, por lo que solo lo encontramos en las que son de este sabor. Por otro lado, este aditivo se emplea también en gominolas y en yogures, para dar sabor a fruta.

El Diacetilo está asociado con algunas enfermedades respiratorias como la bronquitis obliterante, que dificulta que el aire fluya fuera de los pulmones.

3. Salchichas, embutidos y carnes (Nitrato de sodio y nitrito de sodio)

carne-roja-672xXx80

El nitrato y el nitrito de sodio son dos aditivos que se emplean constantemente en carnes, embutidos y salchichas, con el fin de mantener los colores rojos y rosados por más tiempo. Además, también ayuda aconservar el sabor, y su uso ayuda a evitar ciertas intoxicaciones por bacterias.

Sin embargo, numerosos estudios y expertos han demostrado que tanto los nitratos como los nitritos favorecen la aparición de nitrosaminas, sustancia que puede llegar a ser cancerígena.

4. Cerveza (Aditivos de aluminio)

cerveza-672xXx80

Algunos alimentos pueden contener aluminio de manera natural y en muy pequeñas cantidades, por lo que no supone un problema. Sin embargo, hay otros muchos alimentos en los que lo podemos encontrar como aditivo, lo que supone un peligro para la salud, ya que se va acumulando en nuestro organismo.

Este tipo de aditivos los encontramos en muchos alimentos procesados, y en algunas cervezas enlatadas.

Según los estudios, las intoxicaciones por aluminio siempre se manifiestan con síntomas neuronales ya que esta sustancia tiende a acumularse en nuestro cerebro.

5. Productos para hornear (Fosfatos)

pizza_n-672xXx80

El fosfato es, probablemente, el aditivo cuyo uso está más extendido en todo el mundo. De hecho, estaría presente en más de 20.000 alimentos.

Los fosfatos se suelen usar para fermentar con levadura los productos horneados (y los que vienen preparados para hornear). Por otro lado, también es habitual que se use para reducir el ácido y la retención de humedad en carnes procesadas. También encontramos este aditivo en la comida rápida, especialmente la que está muy procesada.

Está demostrado que los altos niveles de fosfatos en la sangre hacen que aumente el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

6. Patatas fritas (Grasas trans)

patatas_fritas_n-672xXx80

Las grasas trans están presentes en muchos alimentos que consumimos de manera habitual, con el objetivo de que sean más duraderos. Se encuentran especialmente en alimentos fritos, y en procesados a base de aceites vegetales (patatas fritas, comida rápida, margarina, productos de panadería…)

Numerosos estudios demuestran que las grasas trans hacen que aumenten los niveles de colesterol malo (LDL), a la vez que hace que disminuya el bueno (HDL). De esta manera, aumenta de riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

7. Mayonesa y salsas para ensalada (Butilhidroxitolueno BHT)

mayonesa_n-672xXx80

El Butilhidroxitolueno (BHT) es un aditivo que se emplea de manera habitual como conservante en los alimentos procesados.

El BHT lo podemos encontrar con frecuencia en alimentos que consideramos aparentemente sanos como la mayonesa y las salsas y aderezos para ensaladas. Además, se trata de un componente que se usa habitualmente en repostería, y también puede estar presente entre los ingredientes de la sopa deshidratada.

El BHT se considera un aditivo perjudicial para la salud de los humanos por su toxicidad. Algunos estudios han demostrado que el BHT tiene propiedades potencialmente cancerígenas.

8. Chocolate (Teobromina)

chocolate_cortada-672xXx80

Esta es, sin duda, una malísima noticia para los amantes del cacao. Y es que, en algunas tabletas de chocolate es habitual encontrar un aditivo llamado Teobromina.

Se trata de un aditivo alcaloide que, además de en el chocolate, puede encontrarse en algunos cereales y en bebidas energéticas. A pesar de que la FDA (Asociación de Drogas y Alimentos) lo considera seguro, su uso todavía sigue siendo motivo de conflicto. Aunque en humanos no está demostrado que sea peligroso, esta sustancia es altamente tóxica para el sistema nervioso de los perros.

 

 

 
20 Personas Compartiendo

Agrega un comentario