Su hijo recién nacido estaba perfectamente sano, pero el doctor cometió un ERROR imperdonable

Cuando Nate Harper nació el pasado 16 de diciembre en el Centro Médico Universitario de Tennessee, sus padres recibieron la felicitación de rigor: era un bebé sano.

Al día siguiente, los médicos llevaron al pequeño a lo que los flamantes padres suponían era el chequeo médico de rutina.

co1

Cuál no sería su sorpresa cuando la enfermera que trajo al bebé de vuelta empezó a explicarles un procedimiento llamado “frenulectomía”, u operación del frenillo corto, que le habían acabado de realizar.

El procedimiento ambulatorio implica el recorte de la parte inferior de la lengua para permitir que los bebés se alimenten con mayor facilidad. Estupefacta, la madre de Nate, Jennifer Melton, le preguntó a la enfermera de qué estaba hablando.

“Es muy frustrante que un momento que debería haber sido tan feliz y alegre para nosotros fue arruinado con este suceso”, le confesó Melton dijo a ABC News.

co2

Melton y su esposo, Dominique Harper, revelaron los documentos donde el médico de cabecera escribió que realizó el procedimiento luego de discutirlo con “los padres de un niño diferente”. El galeno puso en las notas que había llamado para disculparse por su “error”.

A pesar de todo, la familia recibió una cuenta a pagar por el procedimiento. El hospital se negó a hacer declaraciones sobre el suceso específico, como es rutinario en estos casos.

“Podemos confirmar que tomamos muy en serio las preocupaciones traídas a nuestra atención, y esas cuestiones son revisadas según los estatutos del hospital”, indicó la institución.

Como es de esperar, el abogado de la familia, Clint Kelly, dijo que la pareja tiene la intención de presentar una demanda. “No queremos que otra familia tenga que pasar por esto”, explicó Melton dijo a ABC News.

¿Y tú qué opinas?

 

Agrega un comentario