Un padre borracho dejó a su bebé en el coche ¡Ahora mira lo que hay en la mano izquierda del policía!

No hay nada más fuerte que el sentido paternal… incluso cuando no eres padre aún.

Pese a todas las advertencias hechas alrededor del mundo, aún hay personas que se creen capaces de conducir bajo la influencia del alcohol sin considerar cuánto riesgo corren ellos y el peligro en el que envuelven al resto. Lo que es peor, en el condado de Bernalillo, en Albuquerque, Nuevo México, un hombre fue detenido por manejar ebrio… con sus tres hijos en el auto. Pero no todo fue tan malo, los dos policías que lo detuvieron se convirtieron en héroes tras hacerse cargo de los niños y dieron una muestra de que aún existe bondad en el mundo.

12688274_1128130853893756_7233745557138700017_n-600x830

Cuando los oficiales Roger Garcia y Sam Rodriquez llegaron al lugar, jamás imaginaron que la nocheterminaría así para ellos. Es que cuando detuvieron al hombre de 24 años, su atención se fue directamente a lo más importante: los hijos del pésimo conductor. Tres niños de 5 años, 2 años y 2 meses.

El impacto más grande llegó cuando los pequeños dijeron que no recordaban cuándo habían comido por última vez.

12688264_1128130873893754_2897442661699716802_n-600x809

De inmediato, el oficial García preparó la leche para la menor de los hermanos con la ayuda de la calefacción de la patrulla para que su compañero alimentara a la bebé.

12688274_1128130853893756_7233745557138700017_n-600x830

Aunque Sam Rodríguez aún no es padre, bastó que su esposa viera esta fotografía para que decidiera que es momento de agrandar la familia. Además, no sólo alimentaron a lo pequeños, sino que también cambiaron pañales.

Definitivamente, necesitamos más policías como estos… y menos padres como éste.

 

Agrega un comentario