Cuando su esposa quedó ciega, el comenzó a cavar por 20 años ¡El resultado es conmovedor!

Esta historia se ha vuelto tan famosa, que cada año, los medios de comunicación japoneses le dedican un espacio a su programación. Y es que desde hace algunos años, la residencia de los Kuroki se ha convertido en una popular atracción turística que cientos de personas visitan.

¿Pero qué es lo que pasa aquí? Cada abril, los jardines de la casa se cubren de color rosa, un espectáculo que le ha llevado 20 años de trabajo a Toshiyuki (un hombre de 86 años). La razón por la que lo hace es aún más increíble y estás a punto de descubrir su historia.

Esta es una de esas historias que terminan y te dejan con la esperanza de que el amor puede durar toda la vida, así que prepárate.

Los Kuroki se casaron en 1956 y desde el primer momento supieron que estaban hechos el uno para el otro.

f1

Su principal actividad era producir productos derivados de la leche.

f2

Después de 30 años de duro trabajo, un día, Yasuko empezó a ver borroso, y a decir que ya no veía las vacas.

f3

A los pocos días Yasuko perdió la vista por completo, los doctores dijeron que fue a causa de diabetes y Toshiyuki se sentía devastado al saber que dedicaron tanto tiempo al trabajo sin pensar en la salud de su esposa. Ese día otro sueño se rompió: la idea de querer viajar alrededor del mundo. Algo para lo que llevaban ahorrando toda su vida.

La triste noticia apagó la alegría de Yasuko, que se negaba a hablar con las personas. La pareja tuvo que abandonar la granja y Toshiyuki estaba dispuesto a hacer lo que fuera por animar a su esposa. La gran idea vino a él un día durante la primavera, cuando mirando por la ventana vio a bastante gente reunida frente a su jardín.

Todos veían el flox musgoso que había plantado el año anterior.

f4

Las plantas tienen un color rosa intenso, y Toshiyuki decidió dedicar su tiempo a cubrir su jardín de ese color .

f5

Tan solo preparar la tierra le llevó 2 años.

f6

Hasta que las manchas de color comenzaron a extenderse.

f7

Su esposa no quería salir de casa, pero él tenía la forma perfecta de llevar a la gente hacia ella.

f8

La gente que venía a ver las flores era invitada para pasar a la casa y platicar con Yasuko.

f9

Los 10 años que siguieron la residencia Kuroki se volvió cada vez más famosa.

f10

Y la sonrisa de Yasuko también estaba regresando.

f11

El impresionante jardín hoy mide más de 3000 m2 y la vista es hermosa.

f12

El lugar es tan reconocido por los turistas que en periodo de floración, los Kuroki llegan a recibir entre 3,000 y 5,000 visitas tan solo en un fin de semana. Cada una de las flores de ese jardín, es una representación del amor de Toshiyuki por Yasuko.

¿Y tú qué opinas?

 
360 Personas Compartiendo

Agrega un comentario