7 alimentos retirados del mercado y que seguro no habías notado

Por distintas razones, empresas de la talla de Nestlé, Ikea o Mars decidieron retirar alguno de sus productos del mercado, y es que la simple e inofensiva queja de un cliente hasta una investigación profunda de alguna empresa o periodista

1. Chocolates Mars

“Un trozo de plástico” detectado por un consumidor en una barra fue suficiente para que Mars decidiese retirar sus chocolates del mercado en más de 50 países, entre los que se encuentra España, además de Alemania -país en el que se dio este caso-, Francia, Reino Unido o Italia.

A través de un comunicado, la empresa anunciaba que había tomado esta medida para asegurarse que “las chocolatinas potencialmente afectadas se retiren” de los lineales, evitando así cualquier riesgo de accidente para los consumidores. De esta forma, todas las Mars con fecha de caducidad comprendida entre el 19 de junio de 2016 y el 8 de enero de 2017 deben retirarse del mercado.

La decisión de la empresa de chocolates nos recuerda que no ha sido el único gigante que decidió retirar un producto como medida preventiva.

c7

2. Postres de Ikea

Son postres muy apetecibles y baratos, por lo que es inevitable que llamen nuestra atención cada vez que pasamos varias horas dando vueltas por los interminables pasillos de Ikea. Sin embargo, en marzo de 2013 saltó una noticia que nos quitó las ganas de darnos este dulce placer.

El gigante sueco anunció que había retirado las tartas de chocolate y caramelo de 23 países, después de que las autoridades sanitarias de China requisasen alrededor de dos toneladas de postres procedentes de Suecia. ¿El motivo? Los análisis habían arrojado posible contaminación fecal.

c6

3. Ravioli y tortellini de carne de Buitoni

Un informe elaborado por las autoridades sanitarias de la República Checa, en el que detectaba carne de caballo etiquetada como carne de vacuno en distintos productos, hizo que la multinacional Nestlé decidiese retirar inmediatamente del mercado, tanto en España como en Italia, los ravioli y tortellini de carne de la marca Buitoni.

La empresa emitió un comunicado en el que anunciaba la suspensión de la distribución de todos los productos de vacuno suministrados por la empresa H. J. Schypke (Alemania) e informaba que sus análisis habían detectado trazas de DNA de caballo en dos productos.

Nestlé remarcó que esta alteración no suponía un problema de seguridadalimentaria, pero significaba que no reunían “las exigencias de alta calidad” que esperan los consumidores.

c5

4. Las albóndigas de Ikea

Siguiendo los pasos de Nestlé, Ikea también decidió retirar del mercado sus populares y económicas albóndigas tras el escándalo de la carne de caballo, semanas antes de que tuviesen que retirar algunos de sus postres en 23 países.

El gigante sueco publicó un comunicado en el que informaba que “tras los resultados de las pruebas realizadas por las autoridades de la República Checa con indicios de restos de carne de caballo, IKEA ha procedido a la retirada de albóndigas en todas las tiendas” de Europa.

Durante los análisis previos a la noticia ninguno de los lotes analizados había mostrado trazas de carne de caballo.

c4

5. Noodles de Maggi

Hace tan solo unos meses, en junio de 2015, el Gobierno de Delhi (India) anunció la prohibición de comercializar en el país los noodles de la marca Maggi, perteneciente al grupo Nestlé, durante 15 días después de los altos niveles de plomo detectados durante un análisis del producto.

Tras darse a conocer el informe, la empresa anunció que estudiaría el caso, pero insistió en que su producto era óptimo para el consumo.

El escándalo provocó que Maggi destruyese el stock de noodles, un proceso que le habría supuesto unas pérdidas cercanas a los 45 millones de euros.

 

c3

6. Comida de bebé Heinz

Pese a que en muchos países se la conoce principalmente por ser una de las principales marcas de salsa del mercado, Heinz comercializa un gran número de productos en todo el mundo. Fue en Canadá donde tuvo que retirar de la comercialización seis tipos de comida infantil por un error en su empaquetado.

Heinz tomó esta medida de forma voluntaria y preventiva después de que un cliente presentase una queja. El formato (tipo de envase) en el que se comercializaban estos productos permitiría que entrasen microorganismos en el envase.

c2

7. Comida de bebé Beech-Nut

Un caso similar al de Mars nos lleva hasta Estados Unidos, donde la marca Beech-Nut decidió retirar una amplia gama de productos destinados a la alimentación infantil. En esta ocasión no se trataba de plástico, sino de un posible contagio por pequeños trozos de vidrio.

La empresa emitió un comunicado a través de su página web en el que anunciaba que había tomado esta decisión de manera voluntaria y tras recibir la queja de un cliente que había encontrado un trozo de vidrio en la comida de su bebé.

Varios medios locales señalaron que Beech-Nut había retirado alrededor de 870 kilos del producto.

c1

¿Y tú qué opinas?

 

Agrega un comentario