La dura carta feminista contra Alejandro Sanz: “No me creo tu montaje de la agresión machista”

Esta semana Alejandro Sanz ha dado mucho que hablar esta semana después de que el pasado fin de semana expulsara a uno de los asistentes al concierto que ofreció en Rosario (México).

El cantante no dudó en interrumpir el concierto y bajarse del escenario para pedir que echaran a un hombre que estaba agrediendo a su mujer.

En el vídeo del momento, que se ha hecho viral en las redes sociales estos días, se puede ver como Sanz se quita de la guitarra y le pide a uno de los vigilantes de seguridad que le eche. “¡Eso no se hace!”, le gritó el cantante.

Poco después, Alejandro Sanz explicó el incidente: “Discúlpenme por lo de hace un rato, pero no soporto que se maltrate a alguien, y mucho menos a una mujer, a la mujer no se la pega”.

Ahora, Lidia Infante, una chica de 22 años y fundadora del colectivo feminista Locas del Coño ha escrito una carta en la que se posiciona en contra del cantante, que se llama ‘No, Alejandro Sanz no ha detenido una agresión machista’, y que está dando mucho que hablar.

“Querido” Alejandro Sanz,

Recientemente se ha hecho viral la noticia de que, en medio de un concierto, viste a un hombre pegar a su mujer, paraste de cantar y te encaraste con él. Y yo no me lo creo.
No me creo nada. No me creo tu torpe lavado de cara. No me creo que, con los focos en la cara y la adrenalina del concierto, vieras una agresión machista y saltara el justiciero feminista que llevas dentro. No me lo creo.

“No soporto que se maltrate a nadie y menos a una mujer”. A ver, Alejandro, eso que acabas de hacer se llama sexismo benevolente. Ese “a las mujeres no se les pega” me recuerda peligrosamente a aquel vídeo súper machista de unos niños a los que se invitaba a pegar a una mujer y no lo hacían porque “a las mujeres no se les pega ni con una flor”. Esta estructura no ataca al patriarcado, lo perpetúa. No se está haciendo una crítica a la agresividad en la masculinidad hegemónica, a los mitos del amor romántico, ni a los roles de género. Se está pretendiendo proteger a la mujer desde la ideade que es débil e inferior.

No me lo creo porque yo he sido víctima de violencia machista. Mi maltratador jamás me tocó un pelo en público. Es muy importante para un maltratador mantener la imagen de la pareja perfecta en público. Es importante para él que nadie te crea cuando lo cuentas. La mera idea de que un maltratador vaya a agredir a su víctima delante de miles de personas es simplemente ridícula. Y muchísimo menos pegar a su pareja en primera fila de un concierto.

Y no sólo no me creo tu montaje de la agresión machista porque lleves años demostrando que, más que estar en contra del machismo, lo promueves y te lucras con él. No me lo creo porque te es conveniente. Te venía muy bien este lavado de cara después de las críticas que has recibido por el machismo de tu último tema.

Sí me creo tus letras sexistas. Me creo cómo promueves la cultura de la violación con tu último tema, cuando la cantante quiere “dar un paso atrás” y tú le contestas que “no debería haberte tentado” y que “le gusta jugar”. Me creo cómo enalteces el amor romántico que nos somete y asesina a diario. Me creo la cosificación y sexualización de las mujeres en tus vídeos. Me creo tu machismo. Me lo creo. Lo conozco demasiado bien, lo vivo a diario y me lo creo.

Me lo creo yo y se lo creen todas las mujeres y todos los hombres que te escuchan, que normalizan la cosificación de la mujer e internalizan las dinámicas de dominación que propones. Se lo creen las mujeres que en tus letras ven confirmadas las estructuras culturales que las culpabilizan cuando son víctimas de una agresión sexual.

Y aquí estás tú, el héroe, el de la conciencia social. Perpetuando la narrativa hegemónica de cómo es una relación de maltrato para seguir lucrándote a base de promover el patriarcado.

El tema huele, Alejandro, apesta desde lejos. Y espero que no se lo crea nadie“.

alejandro_sanz_sirope-portada

Para Lidia ¿cuál debería haber sido la reacción del cantante ante la supuesta agresión que vio desde el escenario? Ella lo tiene claro: “Con avisar desde el micro y llamar a seguridad para que detengan al agresor y ella pueda denunciarlo hay de sobra. No hace falta ponerse chulito y agresivo. Esa masculinidad agresiva que ejerció y perpetúa en sus canciones es una de las causas estructurales de la violencia machista”.

¿Y tú qué opinas?

 
478 Personas Compartiendo

Agrega un comentario