Él ha sufrido las consecuencias por ‘ser la persona gorda a tu lado en el avión’ ¡Esta es su triste versión!

“Si tengo que pasar delante de ellos, voy a escuchar el familiar y aburrido suspiro desdeñoso. Estos son los sonidos que hace la gente al ver mi cuerpo”.

Es un tema común en programas de comedia o monólogos; hablar sobre la persona de gran tamaño que se sienta a tu lado y “te hace la vida imposible” durante las horas que dura el vuelo. Todo mundo ríe, al tiempo que reza porque eso no le pase nunca. Pero ¿te has puesto a pensar sobre todas las dificultades que esa persona pasa incluso antes de subir al avión?

Por si alguien no se ha dado cuenta, las personas con sobrepeso tienen sentimientos, y viajar en avión realmente puede ser problemático para ellos.

Bajo el seudónimo de ‘Your Fat Friend’ (Tu amigo gordo) un viajero escribió un profundo texto enMedium -sitio web en donde todos pueden escribir de cualquier tema- acerca de su experiencia en el aire. La historia ha comenzado a hacerse viral porque ha impactado a mucha gente.

28-2

El reto empieza desde antes de abordar:

Hay tanto que sucede antes de comprar un boleto. Busco las políticas, ya que cada aerolínea tiene una ahora para ‘pasajeros de tamaño’. Todas ellas incluyen la posibilidad de que se me cobre el doble, o que se me niegue un asiento en el avión el día del vuelo, dejándome explicándole a mi jefe, compañero, amigo o familia que ellos no me verán esta semana.

La ansiedad no desaparece una vez que compro un boleto – se destila, intensificándose durante semanas previas al vuelo. Pienso en la forma de eliminar cualquier otro factor de estrés. Los pasajeros odian cuando alguien toma demasiado tiempo guardando su bolsa en los compartimentos superiores. Yo pago para comprobar una bolsa, por lo que mis compañeros de viaje no deberían tener más razones para quejarse de mí.

También habla acerca de darse cuenta de lo que los demás están pensando y tener todas las miradas encima:

Comienza el abordaje. Me formo en primer lugar, no porque sea impaciente, sino porque he seleccionado un asiento con ventana, y quiero pasar antes que nadie en mi fila. Si tengo que pasar delante de ellos, voy a escuchar el familiar y aburrido suspiro desdeñoso. Estos son los sonidos que hace la gente al ver mi cuerpo.

Entro en el avión y en mi asiento, fijo mis ojos al frente y evito la interacción con nadie a menos que me hablen primero. Me agarro del brazo y cruzo los tobillos para hacer mi grasa corporal lo más pequeña posible. He observado cuidadosamente como actúan los demás pasajeros con los que tienen sobrepeso. Miran hacia arriba, se quejan con el personal.

 

27

‘Tu amigo gordo’ también escribe sobre cómo la experiencia en el aire no es nada comparada con lo que pasa en la tierra:

“Viajar en avión es tristemente familiar, un microcosmo de lo que le pasa muy seguido a las personas gordas. Me miran y juzgan despiadadamente, yo trato de encajar en un espacio que fue hecho para alguien más, siempre soy muy grande, siempre soy demasiado, siempre inaceptable. Yo debo hacerme a mi mismo más y más chico, reducirme y reducir sin cesar mi cuerpo obstinado a resistir. Aun así, nunca soy lo suficientemente pequeño para hacer que alguien se sienta cómodo”.

Usuarios del sitio web aplauden la valentía de esa persona por haber escrito un texto tan sincero y algunos indican que es exactamente como ellos se sienten. Otros reconocen que nunca habían pensado en cómo las personas con sobrepeso se sienten en esa situación.

Captura-de-pantalla-2016-03-09-a-las-18.18.54

“Yo tengo que viajar cada verano para un trabajo de una semana de duración. Cada verano temo esto. Este ensayo se describe de manera precisa mis momentos de terror. Está tan bien escrito. Esa parte tan ansiosa de mi existencia y como otra persona la menciona, siendo ambas mujeres negras con sobrepeso, la interrelación existente entre mi marginación dice mucho.Este ensayo es el silencio gritando de nuestras identidades.

¡Gracias por compartir!

¿Qué opinas? Yo tampoco había pensado acerca de lo traumatizante que deben ser los vuelos para una persona con sobrepeso. Sin embargo, solo queda aceptar que todos somos diferentes y que no debemos de juzgar a los demás por como lucen.

 
179 Personas Compartiendo

Agrega un comentario