Este niño diabético estaba dormido y su perro guardián le salvó la VIDA (+Fotos)

A los dos años, Luke fue diagnosticado con diabetes tipo 1, una variante de la enfermedad crónica que padece sólo un 5% de los diabéticos. Fue un drástico cambio en la vida del niño y su madre, Dorrie Nuttall, quien no había convivido nunca con una persona que padeciera esa enfermedad.

diabetes-luke-jedi-service-dog

Por suerte para la familia, además de recibir el tratamiento adecuado, Luke tiene un compañero inseparable, su perro Jedi.  Como en la saga de la Guerra de las Galaxias de la que ambos toman sus nombres, Jedi es una especie de guardián, y no ha tardado en demostrar sus dotes.

La foto ilustra uno de esos momentos.

2e383be097961c773bb520ffd87e70f6b68a3add334836c5d1388a17dba4e88f

Según cuenta Nuttall, aunque Luke tiene un sistema de monitoreo continuo de glucosa insertado bajo la piel para hacer un seguimiento de sus niveles de azúcar en la sangre, ninguna alarma se desató esa noche. Luke, de siete años, dormía profundamente.

Sin embargo, el fiel Jedi fue hasta la cama de la madre e hizo varios intentos por despertarla, hasta que por fin lo consiguió, sentándose encima de ella.

pe1

Luego la condujo hasta la cama del niño, y Nuttall le hizo una prueba de azúcar, que detectó -como se aprecia en la imagen- que los niveles de Luke estaban peligrosamente bajos.

“Luke estaba junto a mí, a sólo pulgadas de mí, y sin Jedi no habría tenido ni idea de que estaba cayendo fuera de un rango seguro [de niveles de glucosa]. Nunca se ha despertado por su cuenta durante descenso del azúcar en más de 4 años y medio”, comentó la mujer en un post que se ha vuelto viral.

pe2

“Somos su red de seguridad, se va a dormir cada noche, y aunque él no lo sabe, él depende 100% de nosotros para mantenerse seguro en la noche. Es por eso que chequeamos su azúcar en la sangre durante la noche, todas las noches, y tenemos todas las herramientas, todos los monitores, y hemos pasado todos los días de los últimos 3 años entrenando a Jedi para alertar de las alzas y descenso, ya que la diabetes tipo 1 es implacable y necesitamos tanta ayuda como podamos”, agregó.

Jedi comenzó su entrenamiento a las 11 semanas como perro de alerta diábetica, DAD por sus siglas en inglés. Al igual que los perros que detectan drogas mediante el olfato, los DAD detectan los niveles bajos y altos de azúcar en la sangre.

pe3

Cuando Luke tiene niveles bajos, Jedi trae Nuttall un bringsel, un dispositivo que usa el perro para señalar la necesidad de revisar los niveles azúcar en la sangre, y hace una reverencia. Cuando tiene niveles altos, Jedi trae el dispositivo y mueve su cola.

“Esta es una foto de un Jedi salvando a su amigo. En medio de una enfermedad que hace todo lo posible para hacer la vida mucho más difícil, esta es una imagen de la lealtad y el amor y la perseverancia. Un recordatorio de que no vamos a dejar que la diabetes venza, que nunca nos daremos por vencido, y que siempre vamos a luchar por nuestros hijos”, afirmó Nuttall.

8349992_this-dog-saves-his-little-boy-every-single_t542a3268

¿Y tú qué opinas de esta historia?

 

Agrega un comentario