Los ejercicios de este libro de los 60 muestra lo TERRIBLE que era la industria del fitness

Lo peor es que aunque los ideales han cambiado, seguimos pensando que tener el cuerpo ‘perfecto’ es lo único que importa.

10050

No sólo piernas más delgadas, también mejillas con menos grasa y un cabello increíble son algunas de las cosas que prometía este libro de 1961. El libro, llamado ‘Una forma sencilla de conseguir una figura perfecta y una buena salud’, muestra ideales de belleza que se siguen pareciendo bastante a los que tenemos hoy en día. Incluso si las imágenes parecen anticuadas, la idea de ‘reducir grasa’ en lugares específicos no lo es.

Tal como lo lees, Debbie Drake prometía que este ejercicio acabaría con la ‘grasa’ de tus mejillas sin perder ni un sólo kilo…

10047

(¿Por qué alguien querría algo como eso?)

Adelgazar tus piernas es tan sencillo como hacer estos sencillos movimientos mientras comes zanahorias… y coqueteas con algún chico por teléfono.

10048

Y claro, cómo olvidar que tu cabello también necesita ejercitarse y ser masajeado si quieres tener una apariencia linda. Verse mal no es una opción.

10049

Si bien me gustaría creer que estamos a años luz de todo esto, la verdad es que no hemos mejorado mucho. Gwyneth Patrol recientemente le prometió a los lectores de su sitio web que podrían alargar sus piernas y volverse más altos (cómo si para crecer sólo necesitaras fuerza de voluntad) usando estiramientos particulares.

Muchos siguen creyendo que cualquier rutina que encuentren en internet les dará el trasero de Kim Kardashian o los abdominales de la nueva celebridad de turno. La realidad es esta: para perder peso simplemente necesitamos movernos más y comer mejor, es imposible perder grasa en sólo una área y no otra, nuestro cuerpo puede verse más tonificado, pero seguirá viéndose como nuestro cuerpo y no como el cuerpo de otra persona.

Es hora de entender que la única razón por la que la industria del fitness sigue existiendo y generando tantas ganancias, es porque nosotros seguimos comprando todos los productos que nos ofrece. Es triste, pero es real y generar un cambio está en nuestras manos.

¿Qué te parece? Personalmente me gusta mucho ejercitar y buscar nuevas rutinas, así como también probar nuevas recetas de comida saludable, pero eso no significa que odie mi cuerpo o que esté buscando constantemente formas de cambiarlo por completo.

Es hora de aprender a vivir en armonía, buscando un equilibrio saludable que nos permita aceptarnos, amarnos y cuidar de nosotros mismos.

 

Agrega un comentario