19 secretos que los empleados de Zara NUNCA te contarán

Todas las grandes empresas guardan secretos y Zara no podía ser la excepción. A continuación te presentamos 19 secretos contados por sus propios empleados y que muchos de nosotros ignoramos:

1. Si algo aparece en una revista o en algún famoso blog de moda, por mucha prisa que te des lo más probable es que cuando llegues a tu tienda más cercana ya se haya agotado.

19 secretos que los empleados de Zara nunca te contarán

Y no, no podemos volver a fabricarla.

2. Si eres pesado, tienes bastantes posibilidades de que te acepten la devolución de cualquier prenda.

Si eres pesado, tienes bastantes posibilidades de que te acepten la devolución de cualquier prenda.

Si eres borde, muy pocas. Así que insiste, pero no grites.

3. Por cierto, le persona que está en la caja necesita que un encargado o encargada autorice cualquier devolución o cambio.

Por cierto, le persona que está en la caja necesita que un encargado o encargada autorice cualquier devolución o cambio.

No lo está llamando porque tenga nada personal contra ti.

4. No se lo digáis a nadie, pero antes de abrir la tienda el primer día de rebajas, el primer turno se da antes una vuelta por el almacén por si hay alguna ganga.

19 secretos que los empleados de Zara nunca te contarán

Le pide a un superior si puede quedársela y así hay prendas que ya ni siquiera llegan a estar fuera.

5. Y aunque haya cierta flexibilidad de las devoluciones, no queda bien (y es algo MUY frecuente) que traigas algo con marcas blancas de desodorante en los sobacos o de maquillaje en el escote.

Y aunque haya cierta flexibilidad de las devoluciones, no queda bien (y es algo MUY frecuente) que traigas algo con marcas blancas de desodorante en los sobacos o de maquillaje en el escote.

O que vengas a cambiar un pantalón porque no te gusta cómo te queda y lo traigas puesto. Sí, esto ha pasado.

6. Da igual lo estratégicamente que diseñemos un circuito para que la gente haga una sola fila para pagar, siempre surge una forma creativa de saltárselo.

Da igual lo estratégicamente que diseñemos un circuito para que la gente haga una sola fila para pagar, siempre surge una forma creativa de saltárselo.

Que alguien entre al revés es un clásico.

7. No os podéis imaginar las cosas que se pueden llegar a encontrar en los probadores.

19 secretos que los empleados de Zara nunca te contarán

Desde bolsas de plástico con pis a, directamente, LO OTRO.

8. Sí, sabemos que Amancio Ortega tiene mucho dinero y que su carrera para mucha gente es admirable, pero no somos familiares suyos, hay clientes que nos felicitan como si así fuera.

Sí, sabemos que Amancio Ortega tiene mucho dinero y que su carrera para mucha gente es admirable, pero no somos familiares suyos, hay clientes que nos felicitan como si así fuera.

Ojalá, por otra parte.

9. En el hipotético e improbable caso de que en la tienda esté todo ordenado o que no tengas ningún cliente en la caja, nunca puedes quedarte de brazos cruzados.

19 secretos que los empleados de Zara nunca te contarán

Tu encargado o encargada siempre encontrará algo que puedas hacer.

10. Como por ejemplo, reciclar perchas.

19 secretos que los empleados de Zara nunca te contarán

Las de plástico se reutilizan y se devuelven a los almacenes centrales, lo cual está muy bien, pero estar una hora metiendo perchas en cajas de cartón no es la tarea más divertida del mundo.

11. Tenemos que marcar las taras de las prendas que se devuelven por estar defectuosas. A veces es muy obvio, otras no tanto.

Tenemos que marcar las taras de las prendas que se devuelven por estar defectuosas. A veces es muy obvio, otras no tanto.

Y como algo hay que poner, es posible que algún empleado haya acabado creando la tara harto de buscarla. Un pequeño cortecito con el cúter y listo.

12. Por cierto, estimado cliente, Zara no vende prendas defectuosas y no hace descuentos aunque usted se encuentre alguna y quiera ahorrarse unos eurillos.

Por cierto, estimado cliente, Zara no vende prendas defectuosas y no hace descuentos aunque usted se encuentre alguna y quiera ahorrarse unos eurillos.

Es política de la empresa, así que no la tome con el empleado.

13. A pesar de lo que mucha gente cree, no se fabrica nada específicamente para rebajas.

19 secretos que los empleados de Zara nunca te contarán

Sí se mueve mucho stock sobrante de unas tiendas a otras en las que se le puede dar más salida.

14. A veces, para que no parezca que estamos parados, desdoblamos la ropa para volverla a doblarla.

19 secretos que los empleados de Zara nunca te contarán

O limpiamos el mostrador de la caja a pesar de que ya te deslumbre su brillo.

15. AVISO: aunque muchas veces no lo parezca, los perfumes que se venden TIENEN ALARMA y van a pitar al salir.

19 secretos que los empleados de Zara nunca te contarán

Se pilla a mucha gente intentando robarlos, y tampoco huelen TAN bien como para pasar por ese trago y sus consecuencias.

16. Y si hay una alarma invisible, es la de los zapatos, pero existe.

Y si hay una alarma invisible, es la de los zapatos, pero existe.

Tanto es así, que muchas veces, y por razones que desconocemos realmente (cosas del magnetismo), acaba reactivándose y es posible que vuelvas a pitar en las tiendas.

17. El primer día de rebajas es un tour de force físico y mental para todos los empleados.

19 secretos que los empleados de Zara nunca te contarán

Disculpa si no puedo atenderte como es debido: estamos demasiado ocupados volviéndonos locos.

18. ¿Por qué se siguen utilizando en rebajas esas bolsas negras horrorosas que parecen bolsas de basura?

¿Por qué se siguen utilizando en rebajas esas bolsas negras horrorosas que parecen bolsas de basura?

Porque ocupan muchísimo menos en la caja y así no hay que reponerlas tan a menudo. No hay tiempo.

19. No va a servir de nada arrancar la pegatina de una prenda barata y pegársela a una más cara.

No va a servir de nada arrancar la pegatina de una prenda barata y pegársela a una más cara.

El precio que marca la caja al pasar el código de barras es el precio final. Y además se nota mucho.

 
2323 Personas Compartiendo

Agrega un comentario