Fue a la peluquería y terminó con un derrame cerebral ¡Cuidado con esto!

En enero de 2014, Elizabeth Smith, madre de dos hijos, tuvo un derrame causado por una visita a la peluquería.

En enero de 2014, Elizabeth Smith, madre de dos hijos, tuvo un derrame causado por una visita a la peluquería.

Una tomografía reveló que una arteria de su cuello había resultado dañada por este sillón con pileta de lavado de cabeza en Blowbunny: Blow Dry & Hair Extension Bar en San Diego, según los expedientes judiciales.

Una tomografía reveló que una arteria de su cuello había resultado dañada por este sillón con pileta de lavado de cabeza en Blowbunny: Blow Dry & Hair Extension Bar en San Diego, según los expedientes judiciales.

Realizó una demanda contra la peluquería en diciembre de 2015.

En el mundo médico, de hecho, existe un término para designar esto: síndrome de derrame cerebral en salón de belleza.

En el mundo médico, de hecho, existe un término para designar esto: síndrome de derrame cerebral en salón de belleza.

Mientras a uno le lavan el cabello con champú, las arterias del cuello pueden cortarse o desgarrarse debido a la hiperextensión o a cualquier otro movimiento del tipo de un latigazo cervical sucedido durante la visita a la peluquería.

Mientras a uno le lavan el cabello con champú, las arterias del cuello pueden cortarse o desgarrarse debido a la hiperextensión o a cualquier otro movimiento del tipo de un latigazo cervical sucedido durante la visita a la peluquería.

“Cuando una de esas arterias cervicales resulta dañada de algún modo, puede darse lo que se llama disección, lo cual es un daño en el interior del vaso sanguíneo, que lleva a un flujo y a una coagulación anormales, y luego dichos coágulos pueden ascender hasta el cerebro y causar un derrame”, declaró el doctor en medicina Steven R. Zeiler, jefe de investigaciones en accidentes cerebrovasculares del Johns Hopkins.

Los primeros síntomas de Smith aparecieron ocho días luego de su visita a la peluquería. “Sentí debilidad en la pierna y el brazo izquierdo”, le contó Smith a BuzzFeed. “No me sentía bien. Intentaba ponerme de pie y no podía”.

Los primeros síntomas de Smith aparecieron ocho días luego de su visita a la peluquería. "Sentí debilidad en la pierna y el brazo izquierdo", le contó Smith a BuzzFeed. "No me sentía bien. Intentaba ponerme de pie y no podía".

“Pero para cuando llegaron los paramédicos, mis síntomas habían desaparecido”.

Seis días después, a Smith le dieron muchas náuseas y vómitos explosivos.

“Bajé las escaleras para abrir la puerta y logré tomar un paquete frío del congelador porque tenía la cabeza caliente”, explicó. “Me llevaron en ambulancia a la emergencia”.

Luego de meses de rehabilitación, Smith está demandando a la peluquería e intenta hacer correr la voz sobre este fenómeno relativamente desconocido.

Luego de meses de rehabilitación, Smith está demandando a la peluquería e intenta hacer correr la voz sobre este fenómeno relativamente desconocido.

“Estaba un poco escéptico cuando vino por primera vez y dijo que había tenido un derrame dos semanas antes sin que hubiera ningún acontecimiento traumático ostensible que pudiera ser causal clínica”, expresó su abogado especialista en lesiones Spencer Busby. “Cuando nos metimos en el caso y vimos lo que habían escrito los doctores, eran médicos independientes y de gran reputación los que lo vinculaban a este hecho”.

“Le pedí a todos mis amigos que lo consultaran con su peluquero, y resultó ser que alrededor del 80% [de los peluqueros] lo sabían: no conocían el mecanismo pero sabían que uno puede sufrir un derrame al hacerse lavar el cabello. Entonces pensé: ‘Si todos saben, esto no está bien’”, dijo Smith.

"Le pedí a todos mis amigos que lo consultaran con su peluquero, y resultó ser que alrededor del 80% [de los peluqueros] lo sabían: no conocían el mecanismo pero sabían que uno puede sufrir un derrame al hacerse lavar el cabello. Entonces pensé: 'Si todos saben, esto no está bien'", dijo Smith.

“Además, los efectos fueron devastadores. Aunque estoy recuperada físicamente, hay un enorme componente emocional”.

La causa exacta de los derrames en salones de belleza todavía no es totalmente conocida por ser muy rara.

La causa exacta de los derrames en salones de belleza todavía no es totalmente conocida por ser muy rara.

“El derrame de salón de belleza, no está claro si es porque al cuello le da un tirón o porque el peluquero de alguna manera menea la cabeza hacia los costados. Puede que nunca sepamos, porque son hechos relativamente raros”, afirmó Zeiler. “Para ponerlo en perspectiva, conducir un coche probablemente sea más peligroso que ir a la peluquería. Es algo muy raro”.

Esta lesión ha provocado que Smith hiciera correr la voz sobre los derrames de salón de belleza con la esperanza de que en el futuro puedan evitarse.

Esta lesión ha provocado que Smith hiciera correr la voz sobre los derrames de salón de belleza con la esperanza de que en el futuro puedan evitarse.

“Están enseñándose técnicas para que a algunas personas les laven el cabello de otra manera, en vez de echar hacia atrás el cuello”, dijo Busby. “Eso la pone muy contenta a Elizabeth. Una de las cosas a las que apunta en esto es crear consciencia sobre este peligro y tomar precauciones para que no vuelva a suceder en el futuro”.

Para evitar futuros derrames en salones de belleza, busquen un sillón en el cual la posición del cuello sea ajustable y el cuello tenga el apoyo adecuado.

Para evitar futuros derrames en salones de belleza, busquen un sillón en el cual la posición del cuello sea ajustable y el cuello tenga el apoyo adecuado.

“Solo acojínenlo con toallas para evitar la hiperextensión. ¿Qué problema hay con mojarse un poquito al lavarse la cabeza?”, dijo Smith. “Se arregla fácilmente. Aunque no le sucede a todo el mundo todos los días. Llevo años yendo a cortarme el cabello, pero basta que suceda una sola vez”.

Y si alguna vez les preocupa estar sufriendo un derrame, vayan directamente a urgencias.

“Es un síntoma común la incapacidad de dominar una de las extremidades; de repente uno siente debilidad en un lado del cuerpo; la cara le comienza a babear; uno comienza a hablar como si estuviera borracho; puede perderse la visión; todo da vueltas en sentido vertical u horizontal; uno ve doble”, explicó Zeiler.

“Mi médico me dijo: ‘Tienes suerte de estar viva’”, afirmó Smith. Le dije: “Ya lo sé”.

Vía: Buzzfeed

 
13 Personas Compartiendo

Agrega un comentario