Los antiguos habitantes de Fukushima vuelven a su ciudad fantasma en estas emotivas FOTOS

En “Desandando nuestros pasos”, los fotógrafos franceses Carlos Ayesta y Guillaume Bression pidieron a algunos de los 80.000 evacuados de Fukushima y alrededores que volvieran a los lugares en los que vivieron, un proceso que llevó casi 4 años de trabajo detectivesco y problemas administrativos. Lo que encontraron fue un mundo que se ha vuelto casi irreconocible, pero también historias profundamente humanas.

“Pedimos a antiguos habitantes de la región de Fukushima que se unieran a nosotros en la zona prohibida y abrieran las puertas a estos sitios ordinarios pero ahora hostiles,” declaran los fotógrafos. “Enfrentándose a la cámara, les pedimos que actuaran lo más normalmente posible, como si nada hubiera ocurrido. La idea tras estas fotos casi surreales era combinar lo banal y lo inusual. El hecho histórico del accidente nuclear les da a estas imágenes una verosimilitud real.”

f1

“Midori Ito está en un supermercado abandonado en Namie. Nada ha cambiado desde el desastre. Midori fue evacuada a Minami Aizu por los riesgos de salud que suponía la radioactividad, pero ahora vive con sus hijos en Koriyama, a 60 kms de la planta.”

f2

“Rieko Matsumoto está en una lavandería en Namie. Es nutricionista, y el día del desastre estaba hablando con un cliente filipino que estaba allí por primera vez. El suelo empezó a temblar y el cliente empezó a gritar en inglés.”

f3

“Kanoko Sato está en un gimnasio escolar en el distrito de Ukedo, destruido por el tsunami. ‘Si no fuera por este proyecto, nunca habría podido ver esta zona prohibida con mis propios ojos. Aunque vivo en Koriyama y está cerca, no sabía lo devastado que estaba esto hasta hoy’.”

f4

“Shigeko Watanabe tenía una imprenta en el centro de Namie. Nunca volverá a abrir su negocio. ‘La descontaminación no sirve de nada, porque nadie volverá aquí de ningún modo. El gobierno nos dice que nos preparemos para volver, pero para mi, Namie está destruida’.”

fotos-antiguos-habitantes-ciudad-fantasma-fukushima-1

“Katsuyuki Yashima está sentado en su propio taller. Tenían 15 empleados antes del accidente. No piensan volver a la ciudad. “En 10 años, Namie será una ciudad fantasma. Las encuestas dicen que solo el 20% de sus habitantes quieren volver. La gente reconstruirá sus vidas en otros sitios y al final nadie volverá.’ Katsuyuki vive en Iwaki, donde el nivel de radioactividad es muy bajo.”.

f5

f6

“Yasushi Ishizuka en unos recreativos japoneses en la ciudad de Tomioka. El edificio fue terriblemente afectado por el terremoto y lleva abandonado desde el desastre.”

f7

f8

“Setsuro Ito es veterinario. Cuida de animales, sobre todo de vacas que viven en la zona prohibida. Aquí, está sentado en un bar. Se fue de Japón para vivir en Brasil cuando tenía 30 años, pero decidió volver a su país para ayudar a granjeros en la zona de exclusión que decidieron no matar a su ganado. Ahora vive en Fukushima.”

f9

f10

f11

“Kazuhiro Onuki en su antigua casa en Tomioka. Antes del accidente tenía una librería y una tienda de cerámica. A causa del accidente le robaron varias veces y perdió todo lo de valor que tenía. Esta habitación capta la atmósfera abandonada. Kazuhiro fue evacuado a Tokyo con su mujer e hija, y participa en conferencias donde cuenta su experiencia con el desastre nuclear.”

f12

“Hidemasa y Michiko Otaki en su antigua peluquería en Tomioka, ciudad afectada por el tsunami y evacuada tras el accidente nuclear. ‘Acababa de terminar un peinado cuando sucedió el terremoto. Fuimos de refugio en refugio, cortando el pelo a otros evacuados. Una de ellas me dijo que su casa estaba libre, a 40 kms al sur de la planta nuclear. Y ahí llevamos 2 años viviendo’.”

f13

f14

¡Comparte estas interesantes imágenes con tus amigos!

 
284 Personas Compartiendo

Agrega un comentario