11 cosas que puedes limpiar en el lavavajillas y seguro NO sabías ¡Muy práctico!

Hay otros objetos que puedes lavar en el lavavajillas -aparte de platos, cubiertos y vasos- que probablemente te sorprenderán. En concreto, te mostramos 11 cosas de tu día a día que están llenas de bacterias y gérmenes y podrían tener cabida en ese electrodoméstico que tienes infrautilizado.

Cajita de las lentes:

Seguro que la usas una y otra vez y no se te ocurre limpiarla de vez en cuando. Piensas: cuando me compre otro bote de líquido de lentillas, ya vendrá una caja nueva de regalo dentro. Por supuesto que sí. Las marcas son generosas con eso. El problema es que el líquido puede durarte más de un mes, y en todo ese tiempo no has desinfectado bien la cajita, con el consiguiente perjuicio para tus ojos. Recuerda: tus ojos. Probablemente uno de los órganos más preciados del ser humano.

Pues bien, el lavavajillas es un electrodoméstico ideal para desinfectar tu caja de lentillas y acabar con las bacterias que acumula tras demasiados usos. Eso sí, no olvides colocarla en la bandeja de los cubiertos y, por supuesto, NO UTILICES DETERGENTE.

la1

Patatas y tubérculos:

Las patatas y tubérculos son un foco de suciedad importante. Por más que laves y peles las patatas siempre se quedan grumillos de tierra, a menos que compres las patatas lavadas ( y tampoco es garantía 100%). Para conseguir una limpieza completa, ponlas en la parte superior (donde los vasos) y programa un lavado corto. ¡Ah! Esto es de cajón: NO USES DETERGENTE.

la2

Brochas de maquillaje:

Seguro que las tienes en tu bolsita de aseo eternamente y nunca se te ha ocurrido lavarlas para quitarles esa capa de maquillaje que lleva meses y meses ahí. Pues bien, las brochas de maquillaje acumulan muchas bacterias y es importantísimo lavarlas para una adecuada higiene de la piel.

Simplemente coloca las brochas en la parte de los cubiertos y vas a alucinar cómo salen. ¡Limpias como la patena!

la3

Teclado del ordenador:

Es otra de las cosas sorprendentes que puedes lavar en el lavavajillas y que quizás desconocías. Con el teclado debes tener tres precauciones básicas. Por un lado, NO USES DETERGENTE. Por otro, utiliza un programa corto. Y, lo más importante, debes secarlo muy bien antes de volver a conectarlo al ordenador. Lo ideal es dejar pasar al menos dos días hasta volver a utilizarlo para evitar cortocircuitos. Por supuesto, nunca lo hagas con un teclado inalámbrico. Y, si puedes, protege el USB con una bolsa de plástico sujeta con una cinta aislante para que no se moje.

la4

Gorras:

Mucho mejor en el lavavajillas que en la lavadora. Sobre todo porque en este electrodoméstico se van a quitar mejor las manchas de sudor que se suelen dejar un cerco bastante asqueroso alrededor de la frente. También evitarás que salga espachurrada entre las bragas, las camisas y los calcetines de la lavadora.

la5

Juguetes de plástico:

Siempre y cuando no sean juguetes electrónicos, el lavavajillas es ideal para eliminar los gérmenes de todo tipo de juguetes, tanto de tus niños como de tus mascotas (bueno, y tuyos propios, si tienes).

Seguro que tienes por casa el típico cubo y pala que llevas al parque con más suciedad que el rabo de una vaca y que querrás probar a limpiar en el lavavajillas. No te arrepentirás.

la6

Los cajones de la nevera:

¡Qué útil es el lavavajillas para todo! También para lavar a fondo los estantes y cajones de la nevera que siempre acumulan restos de comida que pueden incluso ser perjudiciales para la salud de las personas. ¿Sabías, por ejemplo, que un solo centímetro cuadrado de la nevera podría tener hasta 8.000 bacterias?

No sé a qué esperas para hacer una limpieza exhaustiva en el lavavajillas.

la7

Estropajos y trapos de cocina:

Normalmente nos tiramos con el mismo estropajo más de un mes, sin percatarnos de que estos objetos son un auténtico nido de bacterias. Pues bien, una buena idea es aprovechar un lavado de lavavajillas para darles un buen repaso. Debe estar a temperatura alta para acabar bien con las bacterias (65 grados por ejemplo) y, por supuesto, se puede echar detergente.

la8

Cepillos de pelo:

Normalmente es un asco verlos llenos de pelos enredados. Por supuesto, tendrás que quitárselos antes de meterlos en el lavavajillas, o de lo contrario provocarás un buen atasco en el filtro. Ten en cuenta que solamente podrás meter los de plástico. Tu cabello te agradecerá un buen cepillado higiénico.

la9

Botas de agua:

Normalmente llegan a casa llenas de barro después de una buena sesión de charcos y parque. Pues bien, es posible meterlas en el lavavajillas (en posición horizontal) para acabar con la suciedad que acumulan y dejarlas como el primer día.

Ten en cuenta que sólo se debe lavar el plástico, por lo que si tienen un forro de borreguito deberás quitárselo y lavarlo aparte en la lavadora.

la10

Protector bucal:

Puede parecerte algo asqueroso, pero es mucho peor estar días y días usándolo sin lavarlo suficientemente bien. Lo puedes meter todos los días en el lavavajillas sin ningún temor. Al contrario, lo tendrás impoluto y libre de bacterias. Eso sí, por higiene familiar, no metas esto aprovechando un lavado de platos y vasos.

la11

¡Comparte estos geniales trucos con tus amigos!

 

Agrega un comentario