Si tuvieses una amiga Enfermera, te revelaría estos 8 Increíbles trucos

Las enfermeras son a menudo las grandes heroínas no reconocidas de la comunidad médica, y dependemos de su sabiduría para mantenernos sanos y salvos. ¿Sabías que sus años de experiencia en el manejo de todo tipo de instrumentos les han dado el conocimiento de otras áreas también?

Hemos recopilado algunos de las trucos más variados y útiles para compartirlos con vosotros. Ya sea si estás tratando con un olor desagradable, un corte feo, ansiedad o algún pelo loco, siempre hay algún genial truco de enfermera que te ayudará a salir del paso:

1. Restriega pasta de dientes sobre tu dedo – y por debajo de la nariz

a

¡Esto sirve para ayudar a respirar mucho mejor! Cuando veas que estás muy congestionado , puedes probar a untar pasta de dientes en tus manos para olerla cuando sea necesario, o puedes hacerlo de forma más directa untándola por debajo de la nariz. La Pasta de dientes, Vicks VapoRub, y / o cualquier otra cosa mentolada va a funcionar bastante bien.

2. Doblar las toallas.

b

Todos nos ponemos ansiosos y preocupados a veces, y simplemente plegando toallas, paños, y otras cosas puede convertirse en una situación realmente calmante, porque la acción nos distrae y nos hace sentir útiles, sin necesidad de una concentrarse demasiado.

3. Superglue

c

¿Conoces esos vendajes líquidos que se están volviendo cada vez más y más populares? Si no tienes ninguna venda, el pegamento funciona como una manera de sellar y proteger tus cortes, raspaduras y lesiones.

Basta con aplicar una pequeña cantidad y seguir con lo que estabas haciendo. Obviamente, para cortes profundos o intensos, debes consultar a un profesional de la medicina, pero todos podemos cuidar de nosotros mismos cuando se trata de lesiones menores.

4. Detén la hemorragia con un tampón.

d ¡O una compresa! La absorción de la sangre, después de todo, es para lo que fueron diseñados. Detén una hemorragia nasal cortando un tampón por la mitad y con suavidad pégalo en la nariz. ¡No lo metas demasiado! Usa una toalla sanitaria o compresa para detener el sangrado de los cortes, de la misma manera que tendrías que utilizar cualquier otro paño o gasa.

5. Limpiar las manchas con agua oxigenada.

e

Da igual si la mancha lleva mucho tiempo y se ha fijado, o si acaba de ocurrir; el agua oxigenada es tu nueva mejor amiga. Vierte un poco en un paño y aplica tanto como puedas para prevenir que se fije una mancha y quitar lo que ya se haya asentado.

6. Cambia la sal por el limón.

f

Una de las directrices de dieta más comunes que recibes en un hospital es reducir el consumo de sal, pero eso seguramente lleve a que la comida quede muy sosa, sobre todo si estás acostumbrado a una dieta alta en sodio. Añade un poco de sabor sin poner en peligro tu salud usando jugo de limón en tus comidas.

7. Lávate la piel con crema de afeitar.

g

Digamos que tus manos están cubiertas de una sustancia pegajosa en particular que no puedes quitar sin importar lo mucho que lo intentes. Utiliza crema de afeitar como una loción para ayudar a descomponerla, y quitártela, luego termina con toallitas o tu rutina de limpieza normal.

8. Desenreda el cabello con alcohol.

h

Si tu cabello está muy enredado o enmarañado, puedes utilizar alcohol para desenredarlo. Su acción consiste en descomponer cualquier sustancia que pueda causar esos molestos enredos y deshacer todos los nudos. Basta con poner unas gotas sobre la zona y masajear suavemente tu cabello.

 
326 Personas Compartiendo

Agrega un comentario