Una fotógrafa arruinó el día de la boda de estos novios y además ¡Los dejó sin un sólo recuerdo!

Cuando llega el día de tu boda sólo deseas que cada momento quede inmortalizado de la mejor manera, es por eso que contratas a un fotógrafo profesional que pueda hacer de este momento el mejor recuerdo de tu vida. Sin embargo, en algunas ocasiones los profesionales no resultan ser lo que pensabas. Como lo que paso con esta pareja.

La pareja formada por Paul y Chareen Wheatley contrataron a una estudiante llamada Chloe Johnson y le pagaron 710 dólares para que tomara fotografías de su boda durante 9 horas, el resultado final no era lo que ellos esperaban y finalmente su boda fue “arruinada”.

Una boda sin recuerdos

a

Después de pagarle 710 dólares, Chloe ya no contestaba las llamadas, así que no podían confirmar su presencia para el día de la boda. Al final, la chica llegó 45 minutos después de que la fiesta había iniciado.

b

La pareja se mostró furiosa cuando la señorita Johnson llegó sin ningún tipo de iluminación, pero sin duda la gota que derramó el vaso fue que sus recuerdos románticos terminaron siendo sólo imágenes borrosas y sin calidad, en donde apenas se podían distinguir sus rostros.

“Ella prácticamente arruinó el día de nuestra boda, ahora no tenemos fotografías con las cuales recordar, sin duda fue una fotógrafa detestable”.

Paul y Chareen soportaron una sesión espantosa

c

“El día de la boda yo estaba caminando con una ligera cojera debido a mi operación de la rodilla, Chloe era consciente de ello, pero nos pidió dar un largo paseo por el bosque lleno de barro. Por otro lado, mi esposa estaba sosteniendo su vestido mientras caminaba por el pantanoso y húmedo bosque lleno de una gran cantidad de charcos así que el vestido se arruinó, al igual que mi traje, nos costó 284 dólares limpiarlos después”.

d

La pareja sólo recibió 15 fotografías de la noche

e

Su sorpresa vino cuando la pareja sólo recibió 15 fotografías de toda la boda y un montón de imágenes de Chloe dentro de una cabina de fotos que fue colocada especialmente para los invitados.

f

“A lo largo de toda la noche ella se veía muy relajada y casi nadie la vio. En lugar de tomar un montón de fotos de nuestra boda, descubrimos que ella se estaba divirtiendo en la cabina de fotos. Ni siquiera pidió permiso para estar ahí. No me hubiera importado si ella se hubiera sacado una o dos fotos de broma si sus imágenes hubieran sido adecuadas, pero no lo eran”.

Después de las fotos Chloe aún tuvo el descaro de quejarse de la pareja en las redes sociales

g

Cuando Paul le dijo que no estaba contento con la calidad de las fotografías ella hizo una publicación en redes sociales donde comentó cosas horribles sobre él.

“Ella no necesitaba hacer eso, le habíamos pagado por un servicio y habíamos firmado un contrato”

Los Wheatley decidieron llevar a Chloe a la corte

h

El tribunal dictaminó que a los Wheatley se les debería de reembolsar sus 710 dólares más un adicional de 49 dólares para gastos de la corte. Pero después de dos semanas en las que la señorita Johnston no pagó, ellos se vieron obligados a contratar a agentes judiciales para finalmente recuperar su dinero, que ahora incluye una suma adicional para los agentes.

Chloe se sintió feliz con su trabajo

i

“Nosotros confiamos en el trabajo de Chloe porque nos dijo que era muy profesional y que estaba tratando de hacerse un nombre”.

Sin embargo Chloe mencionó que ella estaba feliz con su trabajo y que si la pareja hubiera querido fotografías profesionales e iluminadas no debieron de haber contratado a una estudiante. También mencionó que hizo lo que pudo con las imágenes y que sólo había pasado un minuto en la cabina porque no tenía nada que hacer.

 

Agrega un comentario