Una pista anónima los llevó hasta ese hueco en la pared. Lo que encontraron los dejó impactados

Pasó 25 años encerrado en el “agujero del infierno”

a

El equipo de rescate de la Fundación de Amigos de la Vida Salvaje de Tailandia (WFFT) en Bangkok quedó impactado con lo que encontró en una de sus salidas más impactantes a principios de abril de 2016. Habían recibido una pista anónima a través de un correo electrónico de un residente que había encontrado a un primate en un “oscuro y sucio agujero”.

b

El hombre que les dio el dato llevó al equipo de rescate de animales a través de una zona muy sucia donde vieron la cara de miedo de un simio a través de una malla de alambre.

c

El mono tuvo que esperar largos 25 años para ser libre. Se cree que había estado más de dos décadas atrapado en este pequeño hueco que estaba entre dos casas. Las personas inmediatamente intentaron sacar al pequeño Joe, como es llamado actualmente, fuera de su cautiverio.

d

Edwin Wiek, el fundador de WFFT, describe la situación:

“He visto muchos animales maltratados pero Joe definitivamente resalta. Las imágenes solo muestran una parte de lo mal que estaba”.

e

El hueco en el que vivía ahora es llamado “el agujero del infierno”. Joe tenía acceso al agua pero el techo era muy bajo y el piso era simplemente una pila de basura cubierta de excremento.

f

No le llegaban los rayos del sol y sus músculos estaban muy disminuidos. Había sobrevivido simplemente porque quienes pasaban le dejaban ocasionalmente comida o agua.

g

Una vez que Joe fue liberado fue cubierto con una manta para tratar de confortarlo. De a poco el asustado animal comenzó a comprender que su sufrimiento había terminado.

h

Al principio Joe apenas puede caminar y no puede trepar. Sus músculos están muy maltrechos y necesita mucho esfuerzo para poder soportar su peso. Pero con mucho amor, paciencia y bananas de a poco comenzó a recuperar su fuerza.

i

Con el tiempo descubrieron que el último dueño de Joe lo había abandonado porque no podía pagar la comisión de los zoológicos locales. Por eso fue abandonado en 1991 en el terrible agujero.

j

Por suerte el sufrimiento de Joe ahora algo del pasado. Esta especie de mono puede vivir hasta los 35 años y el equipo de WFFT espera que pueda vivir sus últimos años con comodidad y felicidad. Ahora es capaz de caminar y seguramente podrá volver a escalar y trepar pronto.

k

Qué bueno que pudieran darle una nueva oportunidad de vida a este mono que prácticamente vivió un calvario desde muy pequeño. Si quieres enterarte más sobre el trabajo de esta fundación tailandesa puedes ingresar a su sitio web oficial o seguirlos en Facebook.

 
302 Personas Compartiendo

Agrega un comentario