10 de las más grandes mentiras que la gente guardó en el tiempo ¡No se cual es PEOR!

Las personas decimos mentiras todo el tiempo, más grandes, más chicas, pero finalmente mentiras. Porque muchas veces nos asustamos con las consecuencias de la verdad, o simplemente no tenemos ganas de dar demasiadas explicaciones. En general estas inocentes mentiras caen en el abismo del tiempo y nunca más son recordadas, pero ¿qué pasa cuando la gente no las deja ir? A veces una suave mentira que sirvió para salir rápido del paso en una situación se mantiene en el tiempo, crece y todos creen que es la mismísima verdad:

1. Este hombre mintió durante más de 10 años, sólo porque quería comer una magdalena de vainilla.

“En segundo grado un niño trajo magdalenas para su cumpleaños. Para 30 niños el tenía 25 de chocolate y 5 de vainilla, por si a alguien no le gustaba el chocolate.”

a

Como el realmente quería una de vainilla levantó su mano y le hizo creer a la clase que era alérgico al chocolate. Aparentemente se hizo famoso por ello en la escuela y los siguientes días tuvo que continuar insistiendo con su mentira.

b

“Todos los cumpleaños siguientes incluían postres sin chocolate para mí. La enfermera de la escuela me tenía en la lista de alérgicos. Guardé esta mentira hasta que tenía 22 años. En ese punto había perdido contacto con todos con los que había ido a la escuela.”

2. Se le ocurrió fingir que cantaba en un coro.

“Mis padres querían que yo haga alguna actividad en el secundario. Intenté ir a coro desde 9° a 12°. Incluso me dieron una túnica de coro que debía vestir, y en verdad dejaba la casa cada vez que había una función- sólo buscando un lugar dónde esconderme, generalmente en algún callejón cerca de la escuela.”

c

Un día su madre fue a verla, y luego del show dijo que no la había visto, pero la joven juró que ella estaba ahí, y que su nombre no figuraba en el programa por un error de impresión. Pero la mentira terminó justo antes de graduarse.

d

Ellos estaban demasiado enojados como para castigarla y le dijeron que ella iba a tener que vivir sabiendo cuánto los había menospreciado. “Eso funicionó, porque, obviamente nunca lo he olvidado.”

3. No todas las mentiras son malas, ésta resultó ser muy útil.

“Un amigo mío fingió ser surdo para ubicar su asiento en clase de forma que pudiese sentarse al lado de esa ´flaca linda rubia que olía a frutillas´ que era surda.”

e

Él aprendió a escribir con la mano izquierda, e incluso lo intentó también en los deportes, desde 9° hasta que se recibió.

f

“Ellos aun siguen saliendo y él ahora es ambidiestro.”

4. Es técnicamente muy honesto cuando le dice a su novia esto…

“Cuando conocí a mi novia le dije que fumaba, porque pensé que eso me haría más canchero, y que dejaría de hacerlo si a ella no le gustaba.”

g

Tres años y medio después todavía ella piensa que él dejó un vicio que nunca tuvo por ella.

h

“Cada vez que sale el tema, ella me dice lo orgullosa que está de mi (…) y simplemente digo con una sonrisa ´No fue nada´.”

5. Un padre adorable.

“Me casé hace 4 años. Hay uno de esos tipos en el trabajo (…) El tipo que insiste en preguntar ´cuándo planeas tener un bebe?´ una vez que te has casado.”

i

Como tenían poco en común, esto era lo único que se le ocurría para comenzar una conversación. Pero él se cansó un día y le dijo: “Sí, ella está embarazada, tendremos un niño”, suponiendo que dejaría de preguntar. Error.

j

“Jacob tiene dos años, comenzó a sacar los dientes, él ha dicho su primer palabra, él nos despierta a la noche y…él no existe!” 

6. Ponerse ebrio con compañeros de trabajo fue un error.

“Soy daltónico de rojo y verde. Un Viernes a la noche, un grupo de compañeros de trabajo y yo fuimos a un bar cerca. Cuando todos estaban ebrios mencioné que yo era daltónico.”

k

La gente suele asociar que existe un sólo tipo de daltonismo: no poder distinguir la escala de grises. Y eso es lo que creyó la gente esa noche y él no los corrigió.

l

“Han pasado meses y  la gente en el trabajo cree que soy completamente daltónico. Hay momentos en que casi he dicho algo como ése camión azul está afuera de nuestra oficina otra vez´pero me contengo antes para no exponerme.”

7.  Esconder parte de la verdad a tus compañeros de trabajo es una cosa. Pero hacer lo que hizo éste hombre es otro nivel.

“Desde que estoy en 7° grado, todos mis amigos cercanos han creído que soy daltónico.”

m

Y luego de años nadie de ellos aun sabe que no lo es.

n

Y pensar que la historia surgió también de un malentendido no aclarado en su momento.

8. A este joven le extrajeron el apéndice… por no poder contener la excitación sexual.

“Cuando tenía 14 años, estaba en una playa con mi abuela, hermano y dos hermanas. Una mujer se sacó la bikini y mi mente de adolescente explotó con hormonas. Como resultado tuve que acostarme en la arena boca abajo para esconder de mi familia mi obvia excitación.”

o

Cuando su abuela le preguntó por qué no se metía en el mar, él dijo que tenía un dolor muy grande dentro y que esa era la única posición cómoda para soportarlo. Y duró tanto que ella lo llevó al otro día al médico, y como no podía decir la verdad sobre su excitación inicial, cada vez que el doctor le tocaba el abdomen él emitía sonidos de dolor.

p

“El doctor dijo que podría tener Apendicitis, y para acortar la historia, terminé siendo operado. 3 días en el hospital y una larga cicatriz.(…) Al menos sé que nunca voy a tener Apendicitis, pero demonios, eso fue una experiencia demasiado dolorosa sólo por excitarse al ver las tetas de una mujer adulta :-).”

9. Esta persona movilizó a la policía y todo un barrio, por un perro que no había visto.

“Cuando tenía 8, mi hermano menor vio un perro siberiano y no paró de hablar de él durante toda la cena. Yo estaba tan molesta que él había visto este asombroso perro, que salté y dije ´Yo también vi uno! Un hombre se detuvo cuando caminaba a casa con Jordi y él tenía un perro asombroso en la parte trasera de su auto y nos preguntó si queríamos tocarlo´.”

q

La madre consideró sospechoso lo del hombre, dado que había habido un incidente de secuestro unos días antes, y entonces llamó inmediatamente a la madre de Jordi. La policía llegó a la casa y comenzó a hacerle preguntas sobre el auto, el perro y el hombre sospechoso. “Estaba tan asustada de que me lleven a prisión que insistí con mi historia hasta el final. Describí el auto, el hombre, y el perro siberiano con detalles exactos.”

r

El vecindario y la escuela organizaron carteles de búsqueda y alerta con la descripción del hombre, el perro y el auto. Hasta que pasaron las semanas y el pánico. Cada vez que viene el tema a la mesa, los padres siguen contando lo orgullosos que están de su memoria para describir los detalles y de que no se hayan subido al auto, que nunca existió! “Sólo quería que mi hermano parara de hablar sobre ese perro.”

10. Este hombre vivió con la mentira de un fallecimiento.

“Luego de 5° grado, mi amigo Ian se mudó a otra ciudad.” Al año siguiente cuando todos comenzaron a preguntar qué había pasado con Ian que no estaba más él dijo: “Murió en un horrible accidente de auto.”Años más tarde otros de los chicos le preguntaron sobre su mejor amigo Ian, y él les dijo que había hablado la noche anterior…“Te estoy hablando de Ian. El que murió en el accidente”, contestó uno de ellos. Y no tuvo más opción que decirles que había mentido y que nunca hubo un accidente.

s

Pero como ya todos lo creían muerto, decidieron mantener el secreto así. Unos años más tarde Ian se apareció entre ellos, y como no lo reconocieron a primera vista por el paso de los años, se presentó.

t

“En lugar de recibir la excitación que esperaba, él se encontró con las expresiones más pálidas. En ese punto tuve que explicar a todos lo que había sucedido. Todos coincidieron que la situación había sido asombrosa, y nos invitó a una fiesta esa noche.”

 
44 Personas Compartiendo

Agrega un comentario