Con este simple truco puedes hacer pastillas caseras para tu inodoro ¡Siempre olerá bien!

A nadie le gusta la tarea de limpiar el inodoro. La acumulación de suciedad y los olores que desprende, incluso limpiándolo asiduamente, son considerables.

Para facilitar un poco las cosas en este sentido, te traemos un truco muy útil. Se trata de fabricar nuestro propio limpiador casero en cápsulas.

Es muy sencillo de crear y además contamos con la ventaja de que sus ingredientes son menos contaminantes que los limpiadores habituales. Además, de ser muchio más económico.

Para empezar, necesitaremos los siguientes ingredientes:

– 160 g de bicarbonato de sodio
– 60 ml de zumo de limón
– 1/2 cucharada de vinagre
– 1 cucharada de peróxido de hidrógeno 3% (de venta en farmacias)
– 15-20 gotas de aceite aromático o esencias

En cuanto consigas todos los ingredientes, solo tienes que mezclarlos siguiendo estos pasos:

Pon el Bicarbonato en un recipiente y mézclalo con el zumo de limón.

p5

En otro recipiente mezcla el peróxido con el vinagre. Una vez hecho esto, une la mezcla de bicarbonato y la de peróxido poco a poco. Añade también el aceite aromático.

p4

Con una cucharilla pequeña ve formando medias bolas y prénsalas bien. Colócalas encima de papel del horno. Si la mezcla te ha quedado muy poco compacta puedes añadir agua o vinagre.

p3

Estas pastillas necesitan unas 4 horas para quedar completamente secas y duras. Guardadas en un bote de cristal cuanto estén completamente secas y déjalas cerca del W.C.

p2

Listas para ser ser utilizadas, ahora el baño será un lugar un poco más fresco.

p1

 

Agrega un comentario