10 señales de que tu mejor amiga realmente NO es tu mejor amiga ¡Siempre nos pasa!

La necesidad de sentir la cercanía de otro puede llevarte a no ver con claridad cuando una amistad tóxica te acecha y te echa abajo.

La doctora en psicología Patricia Leavy, quien explora el tema en su libro American Circunstancie, señala que las amistades femeninas en cierta forma “nos definen” y forman parte de nuestro proyecto de vida.

Según indicó el portal femenino Bustle, Leavy entrevistó a muchas mujeres para redactar su libro, y escuchó que muchas estaban insertas en amistades infelices y tóxicas, y que cuando querían sacar a esa persona de sus vidas la confusión las albergaba y decidían echar pie atrás.

A continuación te indicamos algunas señales de que tu mejor amiga es en realidad una influencia negativa en tu vida, que se desprenden del libro de Leavy.

Una-mujer-joven-mirando-con-envidia-a-otra-mujer-que-esta-chocando-una-copa-y-hablando-con-un-hombre

1. Siempre te sientes incómoda cuando están juntas en público

Así como te sientes orgullosa de tu pareja, deberías sentirte feliz cuando estás con tu mejor amiga en público.

No vamos a enjuiciarla por hacer algunos chistes fuera de lugar de vez en cuando, pero debes preocuparte cuando constantemente te avergüenza, por ser desagradable, pelearse con medio mundo, ser muy grosera o ridiculizarte. Si este último es tu caso, Leavy te recomienda analizar si realmente quieres seguir con la amistad.

Tal vez su actitud era divertida en el pasado, pero si en la actualidad te mortifica su presencia, es hora de dejarla ir. No te sientas mal por eso, esto no te hace peor o mejor que ella, sólo es señal de que deben tomar caminos separados.

2. No se alegra por tus logros

¿Te hace sentir mal porque lograste un ascenso en el trabajo?, ¿Hace comentarios malintencionados sobre tu auto nuevo? ¿te enrostra de mala manera sus propios logros? ¿Se victimiza cuando te va bien en algo?

Si la respuesta es sí a estas situaciones u otras similares, es posible que tenga algún resentimiento hacia ti. Los celos son muy perjudiciales cuando se presentan de manera pasiva-agresiva, así que mejor da un paso al costado.

3. Habla mal de ti a tus espaldas

Chismorrear puede ser divertido y satisfactorio, pero al igual que una comida chatarra, debes reducirlo al mínimo, además de procurar que se dé en el lugar y momento adecuado.

Leavy dice que aunque está bien compartir tus preocupaciones sobre tu amiga con otra persona (especialmente si tuvieron un desacuerdo), no puedes revelar sus más profundos y oscuros secretos sólo porque estás enojada y quieres dejarla mal.

Si tu amiga hace esto o tú eres la que lo hace, es mejor analizar si realmente es positiva esta amistad.

naty-amiga-envidiosa

4. No se lleva bien con tus seres queridos

Aunque no debe ser la mejor amiga de tu pareja o tu madre también, si no se llevan bien puede ser un gran problema. Por ejemplo, si es imposible para tu amiga no hacer comentarios desagradables sobre tus seres queridos es hora de repensar la amistad.

Por ejemplo si tu amiga comenta sobre lo subida de peso que está tu hermana, lo antipática que es tu madre, o lo odioso que es tu hijo, mantente alerta. ¿Quieres a alguien alrededor que no respete a la gente que más amas en tu vida?

5. Te debe mucho dinero

No es malo prestar dinero a los amigos, pero si tú siempre le prestas y nunca te paga, ten ojo. Si tu amiga está en un real problema económico y te explica que no puede pagarte de inmediato es distinto a que simplemente no lo haga.

Si tu mejor amiga se aprovecha de ti, entonces realmente no merece tu amistad.

6. No te sientes feliz cuando estás con ella

Los amigos son quienes te levantan el ánimo cuando estás nervioso, triste o preocupado. Leavy dice que el barómetro más claro para cualquier amistad es “tu propio estado de ánimo y comportamiento”. Si con frecuencia te sientes triste, de mal humor y emocionalmente deteriorada en su presencia, necesitas una nueva mejor amiga.

Si te sientes más tranquilo y menos estresado cuando pasa un largo período sin ver a tu amiga, es una clara señal de que debes dar un paso al costado. Sin embargo, si sucede porque la otra persona pasa por un mal periodo que la está volviendo tóxica, dependiendo del caso, a veces es mejor ayudarla y hablar del tema, o bien, tomar un descanso y no cortar la relación definitivamente.

La terapeuta y especialista de Yourtango.com, Melanie Gorman, entrega otros claros indicios de que una amistad se está volviendo tóxica y es mejor cortarla.

como-detectar-a-una-mala-amiga-599so091411

7. La amistad es de un solo lado

“Todas las relaciones tienen un flujo natural cuando se trata de dar y recibir amor” señala la experta, agregando que esto se refleja en nuestro ánimo de escuchar al otro, hacer el esfuerzo de reunirse o gastar recursos en la amistad, entre otras cosas.

“Las relaciones más armoniosas trabajan hacia un equilibrio, queremos dar y recibir. La señal de que se está convirtiendo en una amistad tóxica y fuera de equilibrio es cuando ésta se vuelve demasiado unilateral”, indica.

Un ejemplo de ello es cuando sólo uno de los dos se encarga de llamar, mandar mensajes, preguntar cómo se encuentra, pagar la cuenta del restaurante o café, etc. Cuando comenzamos a estresarnos porque sentimos que somos los únicos que entregamos, es mejor apartarse.

8. Es deshonesta contigo

“La honestidad y la sinceridad son elementos fundamentales para mantener las amistades con vida”, dice Melanie Gorman. Cuando una o ambas personas empiezan a dar excusas, modificar historias o simplemente mentir, quiere decir que algo anda mal.

“Si tenemos en cuenta lo ocupadas que son nuestras vidas, las amistades tienen que ser aquellas personas con las que podemos ser nosotros mismos sin tener la sensación de que debemos proteger o esconder la verdad”, puntualiza.

“Una ventaja importante de la amistad es el don de sentirnos amados y respetados por lo que somos. Cuando esto falta, es una señal importante de que es el momento de pensar en la relación y si vale la pena el esfuerzo”, concluye.

86505816

9. Es demasiado crítica contigo

Se supone que los amigos deben apoyarnos, porque de lo contrario ¿para qué los tenemos?. Si bien es muy importante decir a tus amistades lo que piensas, criticar todo lo que hace o deja de hacer el otro, sólo hiere el autoestima.

“Este tipo de comportamiento lleva a dos cosas que son aparentemente más problemáticas: los celos y la crueldad. Si alguien está constantemente señalando las cosas que estamos haciendo mal y no tiene tiempo para reconocer las cosas que estamos haciendo bien, nos puede servir de vez en cuando, pero sin duda, no todos los días” expresa la terapeuta.

10. Ya no se agradan tanto

Los acontecimientos de la vida, el estrés, la edad y el tiempo tienen un impacto en cómo vemos el mundo y cómo nos comportamos. A veces, nuestros valores divergen y perdemos la conexión con personas que antes solíamos sentir cercanas.

“Cuando esto sucede, es importante tener en cuenta si nos vamos a quedar con la amistad por elección u obligación”, recomienda Melanie, agregando que “lo más probable es que si te sientes así, tu amigo también tenga la sensación de que algo anda mal”.

Si sientes la necesidad de aclarar las cosas y hablar del tema, sé honesto pero amable.

Como consejo final, la especialista señala que muchas veces “el miedo de alejarse de una amistad tóxica sólo te mantiene pegado y frena tu crecimiento”, por eso, es mejor redefinir la clase de amistades que vale la pena tu tiempo, energía y amor.

Fuente: BioChile

 

Agrega un comentario