La absurda razón por la que NO pueden acusar a hombre que abusó de un bebé ¡Indignante!

Las fotos son estremecedoras: un pequeño de un año con el rostro lleno de moretones luce muy triste sentado en la bañera.

Fueron publicadas por Joshua Marbury, el padre del niño, llamado Jacob, en busca de llamar la atención pública sobre el abuso que sufrió el pequeño, presuntamente a manos de un hombre que estuvo encargado de cuidarlo durante unas horas.

Ocurrió en Oregon, Estados Unidos. Pero dos meses después de reportar el incidente, las autoridades todavía no han tomado acción judicial contra el sospechoso.

b2

Marbury y su esposa Alicia Quinney dejaron a Jacob a cargo de un hombre, amigo de la familia y cuando regresaron a la casa encontraron al niño solo en el suelo de su habitación llorando y al hombre dormido en el sofá.


Quinney contó que el encargado del niño le dijo que se había quedado dormido y no sabía lo que había sucedido. No fue hasta la mañana siguiente que las lesiones de Jacob se hicieron evidentes.

“Lo primero que vi fue el ojo negro” dijo Quinney. “Y yo estaba como, oh, Dios mío, ¿qué pasó? Y se dio la vuelta y todo el lado de su cara estaba negro y azul.”

ba1

La pareja llevó a su hijo al hospital, donde médicos y trabajadores sociales tomaron fotos, documentando las lesiones. También presentaron un informe a la policía, pero más de dos meses después del incidente, no ha habido un arresto, lo que frustra a los padres de Jacob.

“Vi la evidencia y lo que me dijeron los médicos y me mostraron una impresión de la mano en la cara”, dijo Marbury. “Nadie está negando lo que hizo.”

ba2

Según la policía de Sherwood, el sospechoso fue interrogado pero no detenido. Quinney dice que un detective les dijo más tarde que el individuo admitió haber abofeteado al pequeño.

Por su parte, la policía dice que investiga el caso y que  fue remitido a la Fiscalía del Condado de Washington.

El principal obstáculo en el caso de Jacob es la ley de Oregon.

El estado requiere que un fiscal demuestre más allá de una duda razonable que hubo dolor y lesión física grave al niño, pero cuando no hay testigos o si el niño es demasiado pequeño para decir si sintió dolor, es difícil probarlo.

Según la pareja, el fiscal del caso les dijo que no hay suficiente evidencia para presentar cargos contra el sospechoso.

“Después de dos meses de espera sólo encontramos que se retiraron los cargos porque mi hijo de un año de edad, no puede decir verbalmente que sufrió abuso y no mostró que sufrió dolor o que esta persona ‘intencionalmente’ hizo esto (…) Tienen una confesión verbal y pruebas que muestran una impresión de la mano !!!! [en el rostro] Un cadáver puede decirles quién lo mató. Sin embargo, un bebé no es tratado al mismo nivel, ¿porque él no puede hablar ???? ESO ES BLASFEMIA. Algo se tiene que hacer. NADIE puede golpear a un niño y salirse con la suya, que porque el niño no puede decirlo verbalmente. Se agradece su ayuda en el área de Portland si puede compartir o etiquetar o noticias y los periódicos locales, etc”.

ba3

Este es el post de denuncia del padre y rápidamente circuló como la pólvora: ha sido compartido más de 300 mil veces y el hashtag #justiceforjacob se ha vuelto viral.

Contactado por la publicación Oregon Live, el vicefiscal de distrito del Condado de Washington, Dustin Staten dijo que “ver esas fotos me ha llevado a querer tomar un camino diferente”, según comentó el sábado en una entrevista telefónica.

Había fotos de la investigación del caso de Jacob, dijo Staten, pero “hay más personas que tengo que consultar sobre la base de esas fotos que he visto hoy.”

Afortunadamente para los padres de Jacob, la atención generada en las redes sociales podría lograr que se haga justicia en el caso.

be

 
111 Personas Compartiendo

Agrega un comentario