10 animales adorables que podrían matarte en segundos

Nos encantaría abrazar a todos los animales de esta lista, pero no es lo más recomendable. Podrían matarnos en cuestión de segundos. Son adorables, pero las apariencias engañan…

Loris perezoso 

Tan solo con mirar a los ojos a este pequeño animal dan ganas de abrazarlo muy fuerte, ¿verdad? Tiene mirada tristona, como un bebé que suplica una piruleta y, claro, a los humanos se nos derrite el corazón. Esas manitas tan pequeñas y ese pelo tan suave esconde en su interior un letal veneno que podría paralizar e incluso asesinar a una persona en cuestión de minutos e incluso segundos. Cuando se sienten amenazados hacen uso de una sustancia venenosa que tienen en el brazo, llevándosela hasta la boca y mezclándola con la saliva. La toxina de esta glándula les convierte en unos grandes depredadores de algunos animales, entre ellos, los humanos.

Existe un grave problema con el comercio ilegal de este tipo de animal en Japón, pues adquirieron una gran popularidad a través de vídeos en Internet en los que parecían muy dulces y los comenzaron a comprar y a tener bajo cautividad, algo que les volvió el doble de peligrosos, ya que no están hechos para ser mascotas de compañía.

a1

Delfín 

Son unos mamíferos preciosos y adiestrados todavía más. En el zoo podemos verlos haciendo auténticas maravillas, interactuando con los humanos e incluso dándose besos y cariños con ellos. Parece que son unos animales perfectos para hacer compañía al hombre, sobre todo con esa sonrisa tan simpaticona, pero ese pensamiento está muy lejos de la realidad.

En realidad, el mamífero más inteligente del mundo animal se parece más al delfín que Lisa libera en Los Simpsons, que asesina a los habitantes de Springfield, que a los que vemos en los parques temáticos. Son extremadamente peligrosos en cualquier tipo de situación, ya que son los únicos animales que matan a otros simplemente por placer y no para sobrevivir. Muchos estudios han demostrado que son capaces de arrancar la cabeza a otros para utilizarla como balón para jugar. ¿A que ya no les miras con los mismos ojos?

a2

Lobo marino

Estos animales tan grandes parecen muy mansos cuando están nadando o en el zoo, donde sus cuidadores les tienen adiestrados y les hacen hacer malabares con pelotas y espectáculos, al igual que sucede con los delfines. No son especialmente bonitos, pero su apariencia de ser mansos atrae muchas miradas y afinidades con los espectadores que los contemplan.

Ahora bien, son muy peligrosos y agresivos incluso entre ellos mismos. Su gran peso, que puede rondar los 400 kilos, sumado a sus enormes colmillos, podría arrancar de cuajo la cabeza a una persona. En algunas partes del planeta se registran más ataques de lobo marino que de tiburón.

a3

Búho

Estos animales nocturnos son tremendamente preciosos. Parecen totalmente inofensivos, pero lo cierto es que detrás de esos enormes ojos y mirada penetrante se esconde algo más que una apariencia de ave inofensiva. Son una especie muy solitaria, no les gusta relacionarse con ningún otro, y mucho menos cruzarse con un humano que crean que les va a atacar.

El búho real posee unas garras para atrapar a sus presas que son totalmente eficaces en los humanos, hasta el punto de llegar a poder matarnos. En países como África o Asia se registran muchísimos ataques de este animal que busca defenderse cuando se siente amenazado.

a4

Oso hormiguero 

No es que sean especialmente bonitos, pero lo cierto es que parecen totalmente tranquilos y hasta pueden llegar a recordarnos al oso panda. Son animales muy lentos que tienen las hormigas y a las termitas como principal fuente alimenticia, por lo que se podría pensar que no atacan humanos. Es improbable que te encuentres con uno de ellos a lo largo de la vida, más que nada porque habitan en sabanas y selvas, pero si es el caso, mejor sal corriendo.

Los machos, que pueden llegar a pesar más de 80 kilos, son los que más atacan si se sienten acorralados y es que tienen unas garras que son capaces de partir a un humano en dos por el estómago. Además, su carne es muy tóxica para su consumo.

a5

Caracol 

¿Qué hacen estos pequeños animalitos con los que jugabas de pequeño y que ahora, de más mayor, te comes, en esta lista? Pues bien, podrían matarte. Efectivamente, aunque no con una mordedura, sino por la toxicidad que contienen sus babas y que, en determinados lugares del mundo, pueden contaminar las aguas y provocar terribles enfermedades.

Se calcula que al año mueren más personas por el caracol que por los ataques de tiburones o de leones, por lo que hay que tener especial cuidado a la hora de tocarlos. Eso sí, cocinados se mata cualquier bacteria que pueda hacer daño, por lo que no existe el peligro.

a6

Simios y monos 

El hombre viene del mono y el mono podría matarle. Son animales muy parecidos a nosotros, pero en situaciones en las que se puedan sentir vulnerables y atacados pueden llegar a matar a los seres humanos de forma salvaje. Son de los más peligrosos de África, sobre todo algunas especies, debido a que tienen muchísima fuerza y suelen siempre atacar en grupo.

Los monos también pueden ser un gran foco de contagio de algunas enfermedades, como la malaria o la hepatitis, si se mantiene contacto con ellos o te muerden. Algunos científicos aseguran que el origen del virus del SIDA podría estar en ellos.

a7

Ornitorrinco

Es uno de los animales más extraños de la naturaleza. Es un mamífero con pico y patas de pato que vive dentro y fuera del agua, pero a pesar de todo nos parece adorable, aunque la realidad es que no se parece tanto a Perry, la mascota de Phineas y Ferb, como nos pensamos.

Tienen un aguijón venenoso en sus espolones que utilizan para defenderse y agredir a otros animales, sobre todo los más pequeños, pero entre los cuales están incluidos los humanos. Su veneno provoca una gran reacción alérgica que causa un dolor tan fuerte e intenso que puede llegar a hacer perder las funciones de la parte de esa parte del cuerpo. Y no existe antídoto para aliviar los síntomas.

a8

Pez globo

En distintas culturas está considerado como un manjar en lugares como Japón, es carísimo y muy difícil de cocinar. En España está completamente prohibido, ya que aunque nos pueda parecer un pez muy bonito, lo mejor es verlo nada más que en fotos o, cuanto más lejos, más guapo.

Son peces muy venenosos que pueden causar la muerte en cuestión de segundos debido a unas toxinas que pueden paralizar el diafragma y provocar la asfixia de la persona que lo acaba de comer. Lo peor de todo es que las personas que han muerto ahogadas por el pez globo eran totalmente conscientes de lo que les estaba pasando y nada se podía hacer por ellas. Solamente puede ser preparado por cocineros especialistas y acreditados.

a9

Rana dorada

Ese color amarillento hace de estos animales unos seres completamente llamativos, pero mejor de lejos. Si una persona entra en el mínimo contacto con ellos por error, o queriendo, debe saber que terminará muriendo en cuestión de minutos e incluso segundos.

Su piel contiene un alcaloide potencialmente toxico que es muy venenoso y peligroso para los seres humanos. Actúa en el organismo obstruyendo los pulmones y provocando la muerte por asfixia. Mejo no buscar al príncipe azul en ellas.

a10

 

Agrega un comentario