6 Hábitos que ALEJAN el ÉXITO de tu vida ¡Toma nota!

Los detalles hacen la diferencia…

Con el paso de los años nos vamos dando cuenta que las pequeñas decisiones, esas que vamos tomando día a día, son las responsables de los grandes cambios que debemos asumir a los largo de nuestra vida.

Son los malos hábitos los responsables de la distancia que existe entre nuestra vida y el bienestar, entre el éxito y el fracaso, entre una vida soñada y una vida sin qué soñar.

A continuación te presentamos algunos hábitos que sabemos que nos quitan potencial, y aún así, no hemos decidido dejar…

Dales un vistazo:

1. Caer en las pequeñas tentaciones.

food-man-person-eating-large

¿Caer en tentaciones? “Todos” los seres humanos necesitamos metas para poder funcionar: Bien sea el bajar de peso, comprar una casa, terminar de pagar una deuda, viajar a Europa, en fin, todos necesitamos de metas que le den sentido a nuestro diario vivir.

Sin embargo, una vez establecemos que es lo qué queremos, pareciera que el mundo se pusiera de acuerdo para sacarnos de ese objetivo y retara nuestra constancia y persistencia hacia ese logro.

Y sucede que si queremos bajar de peso, nos ofrecen pizzas y hamburguesas; si queremos ahorrar para nuestro próximo viaje, encontramos todo eso que no necesitamos y queremos comprar… La realidad es que las metas de largo plazo son bastantes frágiles, olvidémonos de éstas y dediquémonos a obtener pequeñas victorias y logros, que al final, cuando las sumemos, podremos alcanzar eso que tanto queremos.

2. Ser complacientes.

GettyImages-85406169-1024x512

Todo se volvió rutina: ¿Cuándo fue la última vez que probamos un restaurante, conocimos un lugar diferente o hicimos algo totalmente fuera de la rutina?, se nos está volviendo una rareza probar nuevas cosas, practicar otras actividades o aprender un idioma.

Consejo: Nunca conoceremos aquello que nos gusta y apasiona si no nos damos la oportunidad de experimentar nuevas realidades… Si lo permitimos podremos darle un nuevo enfoque a nuestra vida, y por ahí derecho, tener una visión mucho más amplia de ésta.

3. Preocuparnos por nada.

pexels-photo-large

Dejemos de intentar que todo en nuestra vida encaje a la perfección: Así de simple… Dejemos que los eventos, los cambios y nuevas experiencias nos vayan formando, dejando la preocupación de lado y aprovechando al máximo las oportunidades que se presentan.

4. Exceso de redes sociales.

twitter-292988_960_720

Lo primero que hacemos cada mañana, al levantarnos, es desbloquear el teléfono y mirar que ha pasado en Facebook, Twitter e Instagram…por no mencionar otras redes sociales.

Cualquier noticia que vemos se convierte en una búsqueda profunda acerca de esa persona, buscando sus fotos, videos y publicaciones, quitándonos tiempo que podemos emplear para otras cosas mucho más productivas.

En vez de malgastar nuestro tiempo, apaguemos la alarma, levantémonos y estiremos: Esto reduce nuestros niveles de estrés e incrementa nuestra energía a lo largo del día.

5. Construir el sueño de alguien más.

sea-man-beach-holiday-large

Bien dice George Bernard Shaw: “Que la vida no se trata de encontrarte, sino de crearte”… Y es que a lo largo de nuestra vida tendremos muchos caminos para elegir y un sinnúmero de decisiones que tomar, reconocer que los cambios y la vida en sí misma no es resultado de ocurrencias externas, sino el resultado de nuestras elecciones y de cómo reaccionamos ante sus consecuencias nos permite aclarar qué es lo que queremos y cómo podemos conseguirlo.

“Decidamos el sueño de quien queremos vivir, el nuestro o el de alguien que nos utilice para alcanzar el suyo”

Si existe algo que realmente nos guste, hagámoslo con más frecuencia, estamos en la obligación de construir la vida que queremos vivir… Seguir pensando que todo lo que nos ocurre es gracias al destino es la mentira que nos va a llevar a una vida mediocre y abundante de excusas.

6. Películas y Netflix por encima del deporte.

Hábitos-Quitan-Potencial-A-La-Vida-e1456673211637

Una nueva temporada de nuestro programa favorito o el estreno de una película no puede significar pegarnos del televisor todo el día… ¡En serio que no!.

Si bien nadie puede negar el placer de quedarse en la cama viendo series de televisión, deberíamos por lo menos, dedicar una hora diaria para hacer deporte y cuidar nuestra salud física, así sea trotando, montando bicicleta o yendo al gimnasio.

Consejo: Los beneficios son muchos, y no solo físicos, ya que tendremos menos tiempo para ver series de televisión y éstas van a durarnos mucho más.

 
40 Personas Compartiendo

Agrega un comentario