Gana 4.5 millones de dólares en su hora de almuerzo y hace lo que NADIE haría

El gerente de la cocina de un bar Wetherspoon se embolsó 4.5 millones de dólares tras jugar en un boleto de raspadito de la Lotería Nacional y ganarlo, durante su hora de descanso para la comida.

Pero en lugar de botar el trabajo y celebrarlo por obtener esa cuantiosa suma de dinero, regresó a su empleo para terminar su turno.

Amadou Gillen, de Towbridge, en el condado Wiltshire, Inglaterra, admite que fue difícil no viajar a Ibiza para festejar en grande el premio, pero decidió volver a la taberna a terminar las últimas cuatro horas de su turno.

G4

“Cuando vi el número 4 en la tarjeta sabía que no pagaban 40 euros, así que sabía que tenían que ser de 4 millones de euros (4.5 millones de dólares). Raspé el resto y ¡oh, me puse entusiasmado. Pero puse la tarjeta en el bolsillo y volví a terminar el resto de mi turno”.

G4

Gillen planea comprar un coche con el dinero, pero no comprará un auto como un típico nuevo millonario como un Ferrari Spyder, sino un Peugeot.

“Espero encontrar un pequeño Peugeot y después de eso conducir por un tiempo, y ya con experiencia voy a conseguir mi coche ideal”.

Gillen llevó a su hija Takysha Smith a un restaurante a decirle la noticia y que probablemente ella nunca tendrá que trabajar en supermercados.

G3

“Mi hija se sorprendió”, dijo.

Además, dijo que piensa gastar algo de dinero en la compra de una casa de tres recámaras en Bristol.

Gillen, soltero y con dos hijas de 19 y 22 de edad, se trasladó a Wiltshire desde su natal Gambia hace más de 20 años. Siempre ha trabajado en la industria de restaurantes, inicialmente como aprendiz en McDonalds, antes de comenzar en The Albany Palace en Trowbridge hace casi cinco años.

Él estaba trabajando un turno de 12 horas el pasado miércoles 25 de mayo, cuando compró las tarjetas en una tienda McColls cercana, junto a un paquete de cigarrillos; eran alrededor de las 20:00 horas.

G2

Gillen se sentó en una zona exterior para el personal para rascar las tarjetas; al finalizar el turno llamó a su familia en Gambia para decirles que había “suerte”.

“Estaba tan entusiasmado, pero no les dije nada acerca del premio; sólo dije que había tenido suerte y quería hacerles saber la suerte que tuvo en ese momento en el tiempo”.

Después puso la tarjeta ganadora en su bolsillo y volvió a casa, luego fue verificada por funcionarios de la Lotería el siguiente martes.

Una de las primeras cosas que compró fue algo de ropa nueva.

“Me fui a trabajar, hice mi turno de 18:00 hasta las 10:00 pm, y cuando terminé vi a mi director en funciones, le entregué las llaves y eso fue todo”.

G1

“He estado comprando un montón de ropa, y me gusta ir a TK Maxx porque me gusta tener cosas de diseño a precios de descuento en lugar de ir a Gucci. Todavía me gustan las gangas”.

El señor Gillen planea tomar un curso intensivo de conducción, luego reservará unas vacaciones a Gambia para una gran fiesta de la familia, así como un viaje a Jamaica.

También quiere ahorrar dinero para su hija mayor Sera Gillen que quiere estudiar un curso de ciencias en la universidad, y no tiene intención de volver a trabajar.

“Este dinero es un transformador de vida para mí, ahora puedo marcar todas las casillas de todo lo que siempre he querido hacer”.

 

Agrega un comentario