El esposo de una victima de violación escribió una emotiva carta al padre de un violador

Estados Unidos se vio envuelto en un escándalo debido a la noticia de que Brock Turner, un estudiante de la Universidad de Stanford, había recibido sólo seis meses de prisión después de violar a una chica en los pasillos de la institución en el 2015; seis meses de los cuales no cumplirá en su totalidad, pues saldrá libre el 2 de septiembre, y por lo tanto cumplirá únicamente tres meses por el delito de violación.

Ante esto Dan Turner, el padre del acusado, publicó una carta defendiendo a su hijo de la peor manera posible. Turner escribió una frase que conmocionó a Internet por el poco tacto al defender a su hijo: “Quieren hacer pagar a mi hijo un precio muy alto por 20 minutos de acción”.

Las palabras del padre del joven exestudiante de Standford prendieron aún más la furia de la comunidad estadounidense. Así como a Kyle Suhan, un padre de 3 hijos y esposo de una mujer sobreviviente de violación que contestó al padre de un violador con una carta que deja un punto muy importante para reflexionar.

Con esta carta defiende a su hijo, el padre del violador de Standford:

a

“Es un precio alto quitarle 20 años de su vida por 20 minutos de acción. El hecho de que él ahora está registrado por el resto de su vida como un atacador sexual por siempre alterará todo para él, desde su vida, los lugares que visite, su trabajo y su interacción con personas y organizaciones. Lo que yo, como su padre, es que ese encarcelamiento no es un castigo apropiado para Brock”.

Y así es como este padre de 3 hijos contesta a Dan Turner:

b

“‘¿Alto?’, alto es el monte Everest. El peso de la carga emocional que llevará la víctima de violación de Brock Allen Turner solamente ha comenzado a caer en picada. Los ’20 minutos de acción’ que el padre de Brock intenta minimizar, perseguirán a la víctima por el resto de su vida. El impacto de esos 20 minutos quedarán ahí entre cada fibra de todas las facetas de su vida”.

En la carta puedes leer que ella ‘no recuerda’ la noche que Brock penetró, tocó y se quedó detrás de las escaleras. Pero que ella pronto descubriría que su cuerpo jamás lo olvidará. Y lo sé porque yo me casé con una víctima de violación mientras estudié en su Universidad.

Bastará tiempo, energía y recursos económicos para reparar el error de Brock. Porque mientras para Brock ella será una ‘mala decisión en su vida’, él quedará en el subconsciente de ella para siempre”.

c

“El trauma tiene una manera de bloquear la lógica de los centros cerebrales, reduciendo su sentido de supervivencia hasta los más bajos y primitivos instintos. Cuando toco a mi mujer, después de 13 años de haber sido violada, ella aún detona su instinto de respuesta a la pelea. Nunca sabemos cuándo, o cómo pasará el Desorden de Estrés Post Traumático, ya que muchas veces sucede sin razón o motivo claro”.

El deseo sexual de mi esposa no existió durante años, y solamente fue regresando a su vida poco a poco”.

“Mi esperanza es que esto nos ayude a criar mejores varones…”

d

“Mi esperanza no es tener que usar esta historia para educar sobre los peligros que sufren las chicas adolescentes en las fiestas de Universidad. Mi esperanza es que esto nos ayude a criar a mejores hijos varones.

Como padre de tres hijos puedo entender el dolor y decepción de saber que tu hijo tomó tan triste decisión. Ver perder sus sueños y aspiraciones que una vez fueron libres debe ser un gran dolor. Sin embargo la violación no es una ‘triste decisión’; la violación es un abuso intencional de parte de un ser humano a otro. La violación es un abuso de poder.

Yo no minimizaría el impacto del trauma sexual, porque al hacerlo estaría perpetuando un problema mucho más grande que nos rodea a todos como sociedad.

Yo no creo que mis hijos abusarían jamás de una mujer porque tengo la habilidad, como padre, de criarlos para respetar a las mujeres. No solo tengo la habilidad para formarlos como hombres respetables, sino también me siento con la obligación de hacerlo. Como padres tenemos la responsabilidad social de educar a nuestros hijos como ciudadanos de primera, hijos que crezcan como hombres y mujeres con integridad”.

e

“Nunca tendré que defender a mis hijos de cometer tan miserable crimen, porque sé que nunca educaré a mis hijos hasta el punto en el que sean capaces de destruir la vida de otro ser humano. Y mientras este caso puede estar siendo usado para dibujar una línea de ‘precaución’ sobre los peligros de las bebidas alcohólicas y la fiesta en las Universidades, quiero que por favor pongamos atención a un problema social mucho más grave y en nuestras manos.

Un 25% de las mujeres sufre abuso sexual. Esto significa que 25% de los padres no están cumpliendo con su responsabilidad de criar hombres que valoren la vida humana más allá de su satisfacción sexual.

No me sorprende que muchas mujeres tengan miedo de los hombres, ya que 1 de cada 4 de ellas ha sido o será acosada por un hombre. Esto no está bien. Y esto, como crisis social, lo estamos tomando de la peor manera; hacemos un gran trabajo ‘cuidando’ a las mujeres y protegiéndolas con seguras precauciones en caso de que se encuentren en una situación de peligro. Pero es momento de trabajar el problema de raíz, necesitamos criar una mejor generación que la nuestra”.

“Planeo leer la carta de la víctima a mis hijos…”

f

“Planeo leer la carta de la víctima a mis hijos. Cuando tengan la edad suficiente para entender la conversación entre líneas. ¿Que si será una conversación incómoda? Absolutamente. Pero es crucial que esa conversación suceda. Necesito que entiendan el impacto emocional que tiene el sexo entre las mujeres involucradas. El sexo siempre es intencional, y tienen que entender que incluso las relaciones sexuales con consentimiento necesitan ser tomados con la mayor delicadeza siempre”.

No me esconderé de mi responsabilidad social de educar mejores niños. Mis hijos se convertirán en hombres, ellos se construirán entre sí en lugar de separar a la humanidad.

Serán capaces de crearse una conciencia sobre las consecuencias emocionales que sus acciones provocan, y cuando ellos comentan un error, serán lo suficientemente humildes para admitir que se equivocaron. Y dios mediante, si ellos alguna vez violaran a otro ser humano, tomarán completa responsabilidad de sus actos, sin importar el precio alto que deban pagar”.

 

Agrega un comentario