Los 10 psicópatas más y menos realistas del cine ¿Estás de acuerdo?

¿Alguna vez te preguntaste si los psicópatas asesinos más clásicos del cine tienen algo de realismo? ¿Si podrían existir personas con las mismas patologías y violencia de personajes como Hannibal Lecter o Anton Chigurh (No es país para viejos)? La respuesta es que sí. Según un estudio publicado en el año 2013 por el investigador y psiquiatra belga Samuel Leistedt existen varios personajes de la gran pantalla que se ajustan a los perfiles psicópatas que estudia la psiquiatría. El estudio, realizado por este médico de la Universidad Libre de Bruselas junto con otros 10 psiquiatras, se basó en analizar 400 películas realizadas entre 1915 y 2010 a lo largo de 3 años. El resultado fue sorprendentehabiendo identificado 126 personajes psicopáticos en el cine, de los cuales 105 son hombres y 21 son mujeres.A continuación les traemos los cinco psicópatas de cine más realistas y los menos realistas según el estudio. 

1. REALISTA:

Anton Chigurh de ‘No es país para viejos’ (2007): el personaje interpretado por Javier Bardem es el más realista de todos y lo definen como “el psicópata ideal” porque “hace su trabajo y puede dormir sin remordimientos”. Es “frío, inteligente, sin culpa, sin ansiedad y sin depresión”. Diagnóstico: psicópata clásico / idiopático, es decir, un ser sin temor y completa falta de empatía, capaz de la crueldad extrema. El mismo diagnóstico se aplica a otros personajes como Alex DeLarge de ‘La naranja mecánica’ (1971), Bill de ‘Kill Bill’ (2003 y 2004) y George Harvey de ‘The lovely bones’ (2010).

p1

2. NO REALISTA:

Norman Bates de ‘Psicosis’ (1960): como su título lo indica, el diagnóstico de este personaje del clásico de Alfred Hitchcock es de una persona psicótica, es decir fuera de contacto con la realidad, que sufre de alucinaciones y delirios. La misma característica se aplica al personaje de Travis Bickel de ‘Taxi Driver’.

p2

3. REALISTA:

John Doe de ‘Seven’ (1997) y Annie Wilkes de ‘Misery’ (1990): el diagnóstico de ambos dentro de la rama de psicopatía es de “pseudopsicópata”, es decir, propenso a los arrebatos violentos. Lo mismo se aplica a los personajes de Alex Forrest de ‘Atracción fatal’ (1987) (que incluiría desorden de personalidad) o Hans Beckert de ‘M’ (1931).

p3

4. NO REALISTA:

Hannibal Lecter de ‘Silence of the lambs’ (1991): el inolvidable personaje de Anthony Hopkins no se caracteriza como psicópata debido a su inteligencia y astucia. Su calma, sagacidad, sofisticación y autocontrol “no son rasgos presentes en los psicópatas reales”.

p4

5. REALISTA:

Henry Lee Lucas de ‘Henry: portrait of a serial killer’ (1991): interpretado por Michael Rooker en la película de John McNaughton, se trata de otro psicópata realista, un ser inestable y caótico que disfrutaba buscando nuevas maneras de cometer sus asesinatos. Sufre de “una potente falta de empatía, pobreza emocional y un fracaso bien ilustrado para planificar el futuro”. Diagnóstico: otro psicópata clásico, idiopático, como Anton Chigurh.

p5

6. NO REALISTA:

Tommy Udo de ‘El beso de la muerte’ (1947): el personaje interpretado por Richard Widmark no se considera psicópata debido a su risa cargada de malicia, muy característica de un villano de la ficción, ya que de ser real se trataría de un síntoma de locura desenfrenada.

p6

7. REALISTA:

Tony Montana de ‘Scarface’ (1983): el personaje de Al Pacino se ubica dentro de la categoría de psicópata “macho”. Es decir, aquel que practica la intimidación a través de la violencia o la amenaza. Suele perder los estribos fácilmente, es impulsivo y fácil de identificar ya que suele acabar en la cárcel por delitos de drogas y robos. Otros personajes con el mismo diagnóstico son Tommy DeVito de ‘Goodfellas’ (1990) y Vito Corleone de ‘El Padrino’ (1972).

p7

8. NO REALISTA:

Jason Voorhees de ‘Viernes 13’ y Michael Meyers de la saga ‘Halloween’: se trata de personajes irreales que poseen sadismo e inteligencia y cuentan con la habilidad de predecir el plan que sus futuras víctimas utilizarán para escapar. Según el estudio se trata de representaciones icónicas pero ficticias de asesinos psicópatas.

p8

9. REALISTA:

Gordon Gekko de ‘Wall Street’ (1987): el protagonista al que dio vida Michael Douglas es uno de los más interesantes para la ciencia según el estudio y su diagnóstico es de manipulador psicópata. Esta característica se refiere a una persona que utiliza el carisma y la seducción para engañar a sus víctimas. Sus delitos más comunes son los de fraude. Aaron Stampler de ‘Primal Fear’ (1996) es otro ejemplo.

p9

10. NO REALISTA:

Cody Jarrett en ‘White heat’ (1949) y Antonio “Tony” Camonte en la versión de 1932 de ‘Scarface’: según el estudio son psicópatas irreales que están caricaturizados para el entretenimiento.

p10

 

Agrega un comentario