7 medicamentos que son más peligrosos de lo que pensabas

La gran mayoría de personas opta por la automedicación para tratar ardores de estómago, dolor de cabeza o cualquier otro problema que nos amargue el día. Una decisión un tanto “peligrosa”, según la Administración de Alimentos y Medicamentos, la FDA, que asegura que hay un listado de fármacos mucho más peligrosos de los que en realidad pensamos. 

La periodista Martha Rosenberg ha publicado en ‘Alternet’ un listado de cuatro medicamentos recetados a nivel mundial y de los que tiran un gran número de personas que son mucho más peligrosos de lo que en teoría pensamos.

¿Qué significa eso? ¿Todo lo que nos da el médico es peligroso? NO. ¿Hay que tener cuidado cuando nos automedicamos y no nos apetece ir al médico? SÍ. La gran mayoría de los fármacos superan exhaustivos controles pero están dirigidos a la gran mayoría. ¿Qué quiere decir eso? Que pueden resultar útiles para otros y no para ti y viceversa.

me1

Omeprazol y esomeprazol

El omeprazol es uno de los protectores estomacales más utilizados en el mundo a la hora de tomar, por ejemplo, un antibiótico para tratar una infección. Este tipo de fármaco índice directamente en el estómago, reduciendo la producción de ácido en el jugo gástrico.

Si se utiliza para ese tipo de situaciones, no tendrás muchos problemas en tomarlo, ya que su uso se estima necesario para ello. Sin embargo, algunas personas lo utilizan para evitar los problemas de estómago o acidez después de una comilona o de beber más copas de la cuenta.

La FDA ha alertado que si su consumo es continuo, las personas se exponen a una infección por ‘Clostridium difficile’, la cual puede llegar a provocar una enfermedad potencialmente letal y que resiste a todos los antibióticos.

¿El resultado? Mayor facilidad de sufrir fracturas de cadera, neumonía y déficit de vitamina B-12. Además, el abuso del omeprazol también puede provocar riesgo cardiovascular importante.

Su nueva versión, el esomeprazol, no soluciona nada y sus efectos secundarios, según los diversos estudios realizados, siguen siendo exactamente los mismos.

3001706

Lipitor

Si tienes colesterol o alguien de la familia lo padece, seguramente habrás oído hablar de este medicamento. El Lipitor, su versión comercial, se convirtió hace una década en el fármaco más vendido de la historia, reinado que expiró en el año 2012 cuando dejó de tener la patente. Eso sí, la atorvastatina, el genérico, sigue siendo el más utilizado.

Sus efectos secundarios no han sido muy estudiados aunque según varios expertos en la materia son muy peligrosos: desde problemas gastrointestinales hasta dolores de cabeza e incluso afecciones en los músculos como la mialgia.

A diferencia de otras enfermedades, el colesterol SÍ que puede reducirse llevando a cabo hábitos de vida más saludables.

me2

Crestor

Otro de los fármacos más comunes del mercado para reducir los niveles de colesterol es el Crestor. Un nuevo medicamento que se señalaba que no era tan peligroso como otros que se comercializaban porque “reducía las muertes por ataques al corazón”. Sin embargo, un importante directivo de la FDA, el doctor David J.Graham, alertó que su consumo era “bastante peligroso”.

¿Por qué? ¿A qué se debía ese argumento? Al parecer, el fármaco no es tan peligroso para el corazón pero expone a las personas que lo toman a enfermedades como la nefropatía, la proteinuria o la rabdomiolisis.

Pese a esas críticas de la FDA, el medicamento sigue siendo uno de los más suministrados de Estados Unidos y España, donde está incluido en la Seguridad Social.

me3

Vytorin

Este medicamento ha aumentado sus ventas en los últimos años su efectividad para regular los niveles de LDH, HDL y triglicéridos aunque los estudios que se han realizado para conocer sus resultados no han sido muy esperanzadores que digamos: no afecta a la acumulación de placas en las arterias.

Lo que destacan algunas publicaciones importantes como ‘The New England Journal of Medicine’ es que las personas que toman Vytorin pueden tener efectos secundarios peligrosos como daños hepáticos e incluso incidencia del cáncer y la mortalidad de sujetos que tomaban habitualmente el fármaco.

Tal y como ocurre en otros medicamentos apuntados anteriormente, Vytorin se suministra en centros de salud de España y está incluido dentro de la Seguridad Social.

me4

Yaz

Esta píldora anticonceptiva, utilizada y suministrada en muchos países, causó un gran revuelo en Canadá porque se detectaron una serie de casos provocados por ingerir dicho fármaco.

Los estudios realizados aseguran que el principal peligro de esta píldora es el drospirenone, es decir, un elemento que puede aumentar los niveles de potasio en sangre y que pueden llegar a causar problemas de corazón.

Este tipo de anticonceptivo tiene varios usos, entre ellos paliar el acné agresivo y la regulación del ciclo menstrual.

En muchos lugares, este anticonceptivo se sigue vendiendo, algo que ha provocado que muchos estudios recomienden que es mejor probar otras píldoras.

me5

Lyrica

Este medicamento se suministra por los médicos para tratar a las personas que sufren ataques epilépticos. Sin embargo, en algunas ocasiones, la automedicación lleva a utilizarlo cuando se padecen dolores generales en todo el cuerpo.

¿Es esa decisión peligrosa? Depende de las personas que las consuman. Los estudios aseguran que está contraindicado para ciertas personas porque suelen incrementar las tendencias suicidas, algo que señala en su propio prospecto.

Recuerda que la automedicación NO está recomendada y que siempre es más aconsejable acudir al médico de cabecera para que pueda realizar un diagnóstico.

me6

Ambien

¿Utilizas la Dormidina? Sí, si la conoces sabrás que es un antihistamínico que muchas personas consumen para descansar mejor. Un fármaco similar y muy frecuente en Estados Unidos, el Ambien, promete que te duermes en solo 18 minutos si te tomas una cápsula.

La FDA ha asegurado en varias ocasiones los abundantes efectos secundarios que puede llegar a provocar que te hagas sonámbulos. En los casos más extremos, según algunos médicos, se pueden dar episodios de caminar dormido, hablar por teléfono o incluso darse una ducha.

¿Te lo crees? La verdad es que no parece muy creíble que digamos…

me7

 
293 Personas Compartiendo

Agrega un comentario