Esta mujer ha aprendido a vivir sin tener que pagar alquiler ¡Te contamos cómo!

Vivimos en una sociedad en la que está muy bien definido cuál es la mejor manera de llevar nuestra vida; tener una familia, una casa, un trabajo estable, etc. Sin a penas darnos cuenta, la mayoría de esos objetivos se convierten en nuestras metas vitales, a donde queremos llegar y, sobre todo, a donde debemos llegar si no queremos fracasar.

Algunas prioridades van cambiando con el paso del tiempo, la mujer cada vez está más incorporada en el mundo laboral y tener familia deja de ser la única prioridad, pero sin embargo lo de la vivienda sí que es incuestionable. ¿Quién no quiere tener una casa en la que dormir?

Por otro lado, ¿creéis que la vida nómada sería un error? Lo cierto es que no tener un “refugio” nos hace sentir inseguros, no estamos acostumbrados a ese tipo de vida y por eso nos desagrada. Pero, ¿imagináis vivir sin tener que pagar el alquiler o la hipoteca? ¿Es eso posible?
mujer-sin-alquiler-01

Leoni Müller no tiene casa, ni en propiedad ni en alquiler, no la necesita, ni tampoco la quiere. Ella misma lo dice: “no tengo casa por decisión propia“. Al contrario que muchas personas, que a consecuencia de la crisis económica se han visto sin hogar, ella ha decidido dedicar su vida a viajar y dormir donde puede.
mujer-sin-alquiler-02
Sin duda, la vida de esta mujer es diferente, pero sólo hay que conocer un poco de su historia para saber que no es peor. No tiene un domicilio fijo, duerme en los trenes en los que se mueve por Europa. Todo comenzó en Mayo de 2015, cuando discutió con el casero de su piso de Tübingen, Alemania, donde actualmente estudia. Ahora ella se dedica a viajar en tren, donde duerme y realiza sus trabajos universitarios, a menudo va a Tübingen, pero sólo por motivos académicos.
mujer-sin-alquiler-03
Ella no sólo está compartiendo su experiencia, sino que además se ha propuesto demostrar que otro tipo de vida diferente es posible y que la gente debe terminar con esos prejuicios que muchas veces nos ahogan.
Para Leoni vivir en los trenes es como estar de vacaciones constantes, si no está durmiendo está estudiando y si no, conociendo a gente. Además de conocer otras muchas ciudades de toda Europa, ella está ahorrando mucho dinero desde que no paga su alquiler mensual. Reconoce que lo que más costó fue utilizar baños públicos incluso para ducharse, pero ella misma dice que es algo a lo que te acostumbras y que merece la pena sólo por la libertad que se gana.
mujer-sin-alquiler-04
“Quiero inspirar a la gente a que cuestione sus hábitos y las cosas que consideran normales. Siempre hay más oportunidades de las que uno cree. La próxima aventura está a la vuelta de la esquina, si es que la quieres encontrar”.
 
105 Personas Compartiendo

Agrega un comentario