Esta es la razón por la que NUNCA debes dejar que hierva el agua del huevo cocido

Cocer un huevo parece fácil, ¿verdad? Solo tienes que coger un cazo, llenarlo de agua y dejar que llegue a ebullición. Seguidamente meter el huevo y a los pocos minutos ya está listo. Este proceso es el que la mayoría de la gente hace, pero no es el correcto. Haciéndolo así te expones a que la yema tenga un color tirando a grisáceo, que la clara quede blanducha y que la cáscara se rompa y comiencen a asomar hilillos blancos.

Multitud de chefs y expertos culinarios hacen sus propias recomendaciones pero la de Harold McGee es la que vamos a explicar a continuación.

El escritor especializado en gastronomía recomienda en su libro La cocina y los alimentos cocer los huevos a fuego lento y sin burbujas a una temperatura de entre 80 y 85º para evitar que la cáscara se rompa por la agitación del hervido, así como para evitar que la yema no quede reseca y la clara excesivamente blanda.

Con el fin de mantener la temperatura, solo tienes que bajar el fuego una vez que comiencen a aparecer las primera burbujas en los laterales del cazo. Esto impide que el agua llegue a ebullición.

Pero, ¿cuánto tiempo tiene que estar el huevo cociéndose? Pasa a la siguiente página y te lo explicamos…

h1

¿Cuánto tiempo se tarda en cocer un huevo?

Los tiempos de cocción varían en función del estado en el que queremos que quede el huevo. Dependiendo del tamaño (M, L, XL…) tardará más tiempo o no. Cuánto más grande, más tiempo, es de lógica ¿no?

Pues bien, ahora toca saber cómo quieres que quede tu huevo. Si quieres que la clara este casi cuajada y que la yema quede líquida, bastara con unos3-4 minutos.

En caso de que quieras la yema semi líquida y la clara cuajada tendrás que dejarlo entre 5-6 minutos.

Si quieres que la yema esté más dura déjalos alrededor de unos 8 minutos.

Siempre puedes dejarlos un par de minutos más… ¡pero no te pases! Si los cueces demasiado tiempo se puede formar un halo oscuro tirando a verdoso sobre la yema, que no resulta agradable a la vista. Lo ideal es que el color de la yema sea amarillo pálido.

h2

¿Qué hacer para que el huevo no se rompa?

Para evitar que el huevo no se rompa durante la cocción hay que sacarlo de la nevera con antelación, con una media hora es suficiente, ya que así el contraste de temperaturas es menor y evita que el huevo se agriete.

Y una vez cocido… ¿cómo es la mejor forma de pelarlo?

h3

La mejor forma de pelarlos

¿Por qué hay veces que pelar un huevo cuesta más que otras? Para pelar un huevo cocido empiezas dando un golpecito y comienzas con la uña a descascarillarlo. En muchas ocasiones la cáscara se deja quitar más fácilmente y en trozos grandes, pero otras se convierte en toda una odisea ya que esta se queda pegada a la clara y hay que ir quitando trocito a trocito, algo que parece no tener fin.

Esto ocurre porque el pH de los huevos frescos es más bajo, por lo que la parte interior de la cáscara se queda pegada con más facilidad a la clara.

Así que ya sabes, los huevos viejos se pelan con mayor facilidad.

Como probablemente no sepas si el huevo es joven o viejo, un truco para pelarlo más fácilmente es echar una cucharadita de sal en el momento de la cocción. Una vez que esté cocido debemos sumergirlos en agua fría y esperar un par de minutos a que se enfríe. Tras esto, el huevo estará listo para pelarlo, será más fácil y evitarás quemarte los dedos.

h4

 
45 Personas Compartiendo

Agrega un comentario