17 Historias de TERROR con tableros de Ouija para morirse de miedo

Pedimos a la Comunidad que nos cuente sus historias más aterradoras de cuando usaron un tablero ouija. Estos son los escalofriantes resultados.

1. El terror de la marca de la mano:

“Cuando era pequeña, jugaba con una ouija con mis amigos. Todos excepto yo creían en los espíritus, así que me la pasaba pidiéndole al tablero que hiciera cosas más físicas, como tocarme el hombro. El tablero nunca se movió, pero de pronto comencé a sentir un ardor en la espalda. Había tres marcas de manos en mi espalda,y estaban rojas e inflamadas, ¡cómo si me hubieran abofeteado! Me niego a volver a tocar una ouija.”

—katherineh4

2. La sombras tenebrosas:

“El amigo de mi hermano jugó con una en su casa y todo se fue al demonio. Su familia empezó a ver monedas y canicas que rodaban por el corredor. Un día, su mamá estaba trabajando en el jardín y vio un perro, cuando lo llamó, dice que vio de repente el rostro de un anciano. Las cosas se pusieron tan mal que tuvieron que llamar a un cura para que hiciera un exorcismo de emergencia. Hasta hoy todavía ven sombras que los siguen. ”

—Michelle Castillo-Fernandez, Facebook

sub-buzz-23106-1466536557-1

3. El susurro preocupante:

“Conseguí mi tablero unos meses después de que hubiera actividad paranormal inofensiva en mi casa. Cuando contactaba algo, la planchette empezaba a hacer figuras de ochos en el tablero, lo que significa MALA SEÑAL, porque quiere decir que algo demoníaco está presente. No lo toqué por meses. Cuando volví a usarlo, pregunté en qué lugar de la habitación estaba el espíritu. Se me nublaron los ojos, vi una imagen vívida de mi cabeza tirada para atrás, y algo que no pude ver me susurró “contigo”. Vendí el tablero.”

—josiec41

4. El extraño apagón:

“Cuando tenía 15 años, mi abuela me pidió que usara el tablero para contactar a mi tío, que murió al nacer. Al principio parecía que estábamos hablando con mi tío, pero a medida que empezó a pasar el tiempo, la personalidad de mi “tío” cambió. Se puso posesivo y malo y finalmente el espíritu me dijo que tenía a mi tío y que venía por mí.Estuve desmayada un minuto entero. Cuando volví en sí, los focos de las cocina habían explotado y había vidrio por todos lados. Nunca volvimos a jugar.”

—ashleyelaine88

sub-buzz-31027-1466536577-31

5. La catástrofe de los crayones:

Un verano, mis amigos y yo conocimos a través del tablero al espíritu de un chico llamado Jake, y mis amigos no dejaban de pelearle para demostrar que era real. Estábamos en el sótano cuando el tablero nos dijo que fuéramos a mi habitación. Los crayones estaban tirados en el piso, y sobre mi cama había un cuaderno abierto que decía JAKE garabateado con letras grandes.Todos habíamos estado juntos en el sótano todo el tiempo y no había nadie más en casa. Nuestro amigo dijo que teníamos que romper la ouija en pedazos para “detener al demonio”, así que lo hicimos.”

—kristinw20

6. El viejo amigo:

“Cuando mi hijo estaba en cuarto grado, llegó a casa de la escuela diciendo que había jugado a la ouija en el recreo, y que él y sus amigos había hablado con un chico de 13 años que había vivido durante la Guerra Civil. No le di mucha importancia… hasta unos días después, cuando jugaron de nuevo y me dijo que el espíritu le había dicho a mi hijo y a los amigos que debían unírsele y que todos podían ser amigos. Tuve que hacer el papel de mamá mala y llamar a la escuela para que paren el juego.”

—Patti Viscardi, Facebook

sub-buzz-31204-1466536613-4

“Trabajaba en un cine embrujado y mis compañeros de trabajo y yo pensábamos que sería divertido usar una ouija allí. Fuimos a una de las casillas donde la mayor parte de la actividad había ocurrido y muchísimos espíritus se interrumpían entre ellos, ¡el tablero nos dio nueve nombres diferentes! Uno de los espíritus maliciosos se llama a sí mismo “RD” y nos repitió que nos fuéramos, haciendo la forma del ocho con el tablero durante unos minutos hasta que una de las velas se cayó. Otras cosas extrañas siguieron pasando en el cine hasta el día que renuncié.”

—Tina Lagerquist, Facebook

8. El momento de mamá:

“Hace unos años, mi mamá y sus amigos estaban jugando a la ouija y el tablero deletreó “EMBARAZADA”. Estaban todos temblando mientras prosiguió a deletrear el nombre de mi mamá. Así fue como se enteró de que estaba embarazada de mí. A través de un maldito tablero de ouija.

—kaylaforester44

sub-buzz-31188-1466536707-9

9. El papá del más allá:

“Estaba jugando con el tablero con unos amigos, y el padre de una amiga había fallecido en un accidente manejando un camión unos años antes. Comenzamos a hacer preguntas al tablero y éste no dejaba de deletrear “puente” y “agua”… que es como el padre de mi amiga murió. Al principio estábamos escépticos, hasta que una campera que estaba colgando en la parte de atrás de una silla voló por la habitación, como si alguien la hubiera TOMADO Y ARROJADO. Nos asustamos y esa fue la última vez que me acerqué a un tablero.”

—Kristine Oliver, Facebook

10. El evento de Halloween:

“Estaba jugando con mi hermanito una noche en Halloween cuando teníamos alrededor de nueve y doce años. El tablero terminó deletreando el nombre de un hombre… y luego el de mi mamá. Le pregunté a mi mamá por el nombre y se puso pálida. No me quiso decir quién era el hombre.”

—ashleyebosecker

sub-buzz-23801-1466538119-20

11. El secreto del alma gemela:

“Cuando tenía 13 años, mis amigas y yo decidimos jugar con el tablero. Por supuesto, como la adolescente loca por los chicos que era, pregunté con quién me iba a casar y me respondió ‘W.T.C. 3.’ No le di demasiada importancia hasta tres años después cuando conocí a quien es hoy mi marido. Sus iniciales son W.T.C. y es el tercero de su familia. Nadie me cree cuando les digo, ¡pero es la verdad!”

—malloryc

12. La sesión terrorífica:

“Con un amigo conocimos a una mujer a través del tablero que dijo que tenía 40 años antes morir y que había nacido en el 91 D.C. Hablaba una lengua muerta, así que sólo hicimos preguntas de sí o no. Dijo que su madre la había envenenado y que nunca supo por qué lo hizo. Le preguntamos si esto es lo que quería decirnos. Dijo “SÍ”. Fue bastante aterrador, porque parecía sacado de Supernatural or algo así.”

—tessab4

sub-buzz-23801-1466537077-6

13. El miedo a Dios:

Cuando mis amigos y yo jugamos, mi pregunta para los espíritus fue un poco más atemorizante que la de los demás: pregunté si Dios existía. Pero en vez de “Dios”, dije el nombre de Dios, Jehovah. Una vez que hice la pregunta, la planchette voló por una ventana abierta. LO JURO. Nunca volví a tocar una ouija. Luego, leí en la biblia que los demonios tiemblan de miedo cuando escuchan el nombre de Dios porque conocen su poder. ”

—Destiny Waters, Facebook

14. La catástrofe de la cámara:

Mi marido y yo estábamos juntos en la marina en 2011. Había cámaras de seguridad en cada esquina de nuestro establecimiento, con una computadora que guardaba todo el material filmado. Una noche, nos sentamos justo en frente de una cámara y nos pusimos a jugar con un tablero. Luego de 30 minutos y de hacer algunas preguntas, fuimos a ver si había alguna actividad a nuestro alrededor registrada en la filmación. La grabación nos mostraba sentados con el tablero, y los siguientes 30 minutos habían desaparecido. ¡La siguiente imagen era de nosotros dejando la planchette y yéndonos! A ninguna otra cámara del establecimiento le desaparecieron esos minutos.”

—Andrew Ivylize Creelman, Facebook

sub-buzz-23704-1466537305-6

15. El triste viaje:

En la secundaria, mi mejor amiga y yo compramos un tablero de ouija y fuimos en auto hasta una plaza para jugar con él. Luego de unos minutos, una enorme sensación de miedo se apoderó de mí. Sentí como si alguien a quien quería acabara de morirse… me sentí nauseabunda y acongojada. Fue tan repentino que me sorprendió, porque hace un instante estaba contenta. De pronto, no podía dejar de llorar, así que acudí a mi amiga y ella estaba llorando también. Sin decir nada, estábamos sintiendo exactamente lo mismo. Dimos vuelta con el auto y en cuanto lo hicimos, la sensación cesó. Nos tomó años volver a tocar el tablero y eso que fue para tirarla.”

—kylies43

16. El rápido saludo:

“Mi tío abuelo falleció y no pude ir al funeral por un compromiso en la escuela. Nunca le hablé de esta muerte a mis compañeros porque él tenía 98 años y ni siquiera eramos tan cercanos. Alrededor de una semana después, mis amigos y yo comenzamos a hablarle al tablero, y uno de mis amigos le preguntó si conocía a alguien en la habitación. Deletreó mi nombre. Le preguntaron la edad y dijo “98”. Luego le preguntaron su nombre y deletreó “OLIVER”. Su nombre. Comencé a llorar.El tablero deletreó “TE EXTRAÑÉ”, y luego fue directamente a “ADIÓS”. No volví a tocar uno desde entonces.”

—rachelp45

sub-buzz-30801-1466537714-1

17. Y el fantasma del teléfono rotatorio:

“Mi papá compró una casa vieja cuando estaba en el secundario, así que por supuesto tenía que probar un tablero ouija. Mi amigo y yo estábamos jugando en una habitación del piso de arriba y el teléfono de disco empezó a girar, como si estuviera dañado. Una semanas después, estaba en casa sólo mirando la televisión en el piso de abajo cuando oí al teléfono marcando de nuevo. Teníamos otro teléfono en la sala de estar con una luz roja que se encendía cuando la línea estaba en uso, y cada vez que se oía el ruido arriba, veía a la luz encenderse. Más tarde esa noche, traté de dormir, sentí que unas manos en los hombros me mecían hacia delante y atrás.Pensé que estaba soñando… pero luego oí un canturreo. Fue ATERRADOR. Nos mudamos de esa casa, pero todavía tengo pesadillas.

—Falara Peek, Facebook

sub-buzz-31204-1466536725-6

 
52 Personas Compartiendo

Agrega un comentario