Padre comparte el castigo que le hizo a su hijo por fumar marihuana y se vuelve VIRAL

El castigo de un padre a su hijo por fumar mariguana se ha vuelto viral en Internet. El chico se comportaba irrespetuosamente con sus padres, por lo que su progenitor decidió vender su camioneta.

Allan gieger Jr. estaba cansado de ver a su hijo, Allan Gieger III, fumando mariguana y faltándoles al respecto a él y a su madre. El auto se vendió en 2 horas, y ofreció un descuento de $250 dólares para quien prometiera que su hijo vería la camioneta de vez en cuando “para que vea qué bueno era tenerla”.

C1

El padre ha encontrado aceptación por su acto, pues en su cuenta de Facebook ha recibido muchos mensajes positivos. Al parecer, la camioneta Ford modelo 98 había sido un regalo por su cumpleaños 16 y le servía para ir a la escuela y a trabajar.

Su padre asegura que no quiere verlo sufrir con las drogas, razón por la que decidió tomar esa decisión. Como cualquier otro padre, “intentamos que retomara el camino, hablamos con él, pero no escuchó”, dijo. Según afirma el padre, al parecer el muchacho aprendió la lección y aunque está molesto, se comporta mejor.

C2

El mensaje en la página donde se vendió el vehículo, aún está ahí, como un recordatorio:

“Vendo la camioneta de mi hijo que le compré como su primer carro, él piensa que está bien manejar por ahí con sus amigos fumando mariguana y comportándose mal, especialmente sin respeto por mí y por mi esposa. Este era un vehículo para que terminara la escuela, y consiguiera un empleo decente para empezar, pero escogió tirar todo a la basura y ¡escuchar mejor a sus amigos en lugar de a mí! ¡Ahora puede ponerse sus Jordan (tenis de ese modelo) para llevar el trasero a la escuela en esos días calientes de verano! ¡La camioneta tiene aire acondicionado y enfría muy bien! Está sucia como un chiquero por dentro y también por fuera, porque nunca tuvo ningún respeto ni dignidad, parece manejarse bien, pero necesita algunas partes nuevas porque ¡rechina! Le acabo de poner llantas nuevas que nunca me pagó porque se lo gastaba todo en drogas, que por supuesto era más importante, y el asiento del conductor no se endereza del todo. ¡Supongo que porque siempre se escondía de los policías! Si vives en el lado oeste, te haré un descuento de $250 dólares para que cuando la vea de vez en cuando, ¡se dé cuenta de lo bueno que era tener esta camioneta!”

C3

¿Y tú qué opinas?

 

Agrega un comentario