Fotógrafa muestra los increíbles cambios del rostro en tan solo 12 horas

La fotógrafa bruselense Barbara Iweins retrata momentos espontáneos y otros más controlados al capturar dos fotos de la misma persona: una a las 7 de la mañana y otra a las 7 de la tarde.

foto-1

¿Su objetivo? Lograr transmitir la vida privada que llevan los desconocidos a los que retrata: profundizar más en su mente y conocer sus pensamientos. Para ello, visitaba a desconocidos en la casa o invitaba a algunos a pasar la noche en lo de ella. La sesión era sencilla, se retrataba una foto a la tarde y otra a la mañana. Los resultados, en verdad, son impresionantes.

foto-2

Inició este proyecto, llamado Au Coin de ma Rue -algo así como “En la esquina de mi calle” hace 7 años atrás. “Creo que el único momento del día en que una persona no tiene un escudo es el instante en el que abre los ojos por primera vez”, explica en su web. “Siempre me ha encantado este momento de lucha cuando nuestra consciencia sale de la irrealidad de los sueños para enfrentarse a la realidad. Justo el momento antes de que el mundo empiece a hacernos daño”, expresa. Y es que, detrás de su cámara, y pasando los minutos, ella podía observar como las personas retomaban el control sobre su propio cuerpo y cara. Allí mismo, en ese segundo, desaparecía, según revela, “el ser humano vulnerable”.

Mira las impresionantes fotos:

foto-3

foto-14

foto-13

foto-12

foto-11

foto-10

foto-9

foto-8

foto-7

foto-6

foto-5

foto-4

¿Qué opinas de esto?

 
22 Personas Compartiendo

Agrega un comentario