10 cosas que nos enseñaron MAL en el colegio

Hay que partir esta publicación aclarando que no existe ningún afán con desacreditar a los profesores ni a los libros que ocupábamos en la escuela. Sin embargo, es cierto que hay muchas cosas que de pequeños nos enseñaron de manera “simplificada”, u otros temas que, simplemente, la ciencia se ha encargado de cambiar con el paso del tiempo.

Bueno, no entres en pánico. Habrás tenido mala suerte si es que justo todas estas cosas te las enseñaron mal, pero de todas formas, nunca es tarde para corregir y todos los días podemos aprender algo nuevo.

1. Hay 3 o 4 estados de materia

c

Todos conocemos el líquido, sólido y gaseoso, pero existen más estados de materia. Sin embargo, los estados descubiertos posteriormente a 1995 no se producen en condiciones naturales, pero aun así existen. Ellos son el condensado de Bose-Einstein (se necesitan láseres e imanes), el condensado de Fermi (a bajas temperaturas) y el supersólido (donde no hay viscosidad).

2. Antes se creía que la Tierra era plana

e

“Todos los estudiosos de la Edad Media sabían que la Tierra era una esfera”, dice Umberto Eco en su libro Historia de las tierras y los lugares legendarios. El autor del libro se basa en escritos de diversos personajes de la época, como Dante. Y las críticas que se le hicieron a Cristóbal Colón no eran precisamente porque todos creyeran que se iba a caer a un precipicio, si no que el tiempo estimado de viaje de Colón se basaba en un cálculo muy optimista del tamaño de la Tierra.

3. Cristobal Colón no descubrió América

f

En primer lugar, ya había gente en América así que estaba descubierto. Además, Colón no supo que había llegado a un continente nuevo y además, probablemente, los vikingos llegaron antes al continente americano.

4. A los 30 años eras viejo, en la Edad Media

g

Es cierto que la esperanza de vida era mucho más corta que en la actualidad (era cercana a los 45 años), pero la cifra estaba condicionada por la alta mortalidad infantil. Si tenías 20 años era muy probable que llegaras a cumplir los 30 y los 45, incluso 50. No era tan fácil llegar a los 70, pero tampoco es que pasaran de ser adolescente a ancianos.

5. La pirámides de Egipto fueron construidas por esclavos

h

“Desde hace una década, cuando en 1990 (…) descubrieron en Giza el cementerio de los constructores de las grandes pirámides, se sabe que esos inmensos monumentos no los construyeron esclavos a latigazos, como nos ha acostumbrado el cine a creerlo (ni los judíos, ni los atlantes, ni los extraterrestres), sino trabajadores egipcios libres”, señaló el periodista Jacinto Antón.

6. Los camaleones cambian de color para camuflarse

i

La verdad es que cambian su color para comunicarse. Los machos eligen colores brillantes para llamar la atención, y colores oscuros antes de un conflicto. Las hembras también lo hacen, por lo general, para demostrar si quieren o no aparearse.

7. La división entre Reino Animal y Reino Vegetal

j

La verdad es que existen cinco categorías para clasificar la vida en la Tierra: animales, plantas, hongos, protistas (multicelulares) y monera (unicelulares).

8. No hay gravedad en el espacio

k

“Si en el espacio no hubiera gravedad (de planetas, satélites, estrellas, agujeros negros…), nada se mantendría unido: la Luna no daría vueltas a nuestro alrededor, ni nosotros alrededor del Sol, ni existirían siquiera las galaxias”, explica Jordi Pereyra en su blog Ciencia de Sofá. Más que hablar de ausencia de gravedad, lo correcto es aclarar que los elementos en el espacio se encuentran en constante caída libre.

9. Los sentidos

a

Siempre se nos ha dicho que tenemos cinco sentidos (vista, gusto, olfato, tacto, audición), pero esta antigua categorización que viene de Aristóteles es incompleta. De acuerdo a la ciencia, tenemos entre 9 a 20 sentidos, los que incluyen la propiocepción (para saber dónde está cada parte de nuestro cuerpo), la termocepción (sensores de temperatura) y la nocicepción (del dolor). Los sentidos se pueden dividir fácilmente en tres grupos: mecánicos, químicos y la luz.

10. La lengua se especializa en sabores por partes

b

Esto no es así. Los receptores de la lengua están distribuidos por toda su superficie, no está especializada en sabores por sector.

 

Agrega un comentario