La carta viral de un padre al enterarse de que su hijo autista no tiene amigos

Bob Cornelius es padre de Christopher, un niño autista de 11 años que vive en Nueva Jersey, Estados Unidos. Orgulloso de su hijo, sacó una fotografía a un proyecto realizado por el pequeño que estaba colgado en una de las paredes de la escuela. Cuando llegó a casa la miró con detenimiento y se percató de lo que había escrito: “Algunos de mis amigos son: nadie”.

El ejercicio consistía en rellenar un cuestionario para conocer mejor al alumno. Así, Christopher puso que su profesora es la señorita Feid, que su comida favorita es la pizza, que su deporte preferido es el fútbol y que sus amigos son… nadie. Una palabra, se le clavó en el alma a su padre. “Nunca cinco letras me habían dolido tan profundamente”, reconoce.

Bob admite que el problema de soledad de su hijo no tiene fácil solución. “La realidad es que tengo que confiar en la compasión de los demás a ser increíblemente comprensivos con el fin sólo de sentarse junto a él, dialogar con él, y hacer que se sienta incluido”, escribió en sus redes.

El padre compartió en Facebook varias reflexiones sobre la soledad de su hijo. En su texto, pidió a los padres que hablaran con sus hijos sobre aquellos niños que sufren enfermedades como la de Christopher.

au1

También relata que su hijo jamás le había pedido de dormir en casa de ningún amigo, y ahora entendía el porqué. Para calmar su pena, el padre explica que, a menudo, se sienta a su lado para que se sienta integrado. También admite que no sabía que sus amigos le excluían porque no había percibido ningún tipo de crueldad. “Hasta el jueves”, indica.

La única solución que este padre ha encontrado es pedir a padres y madres que hagan dos cosas: por un lado compartir su publicación en Facebook y por otro que hablen con sus hijos sobre este asunto.”Por favor, explíquenles que los niños con necesidades especiales entienden mucho más de lo que creemos. Se dan cuenta cuando otros les excluyen”, asegura el implicado padre.

El post se ha convertido en todo un fenómeno viral y se ha compartido más de 47.000 veces . Bob está feliz, pues espera haber inspirado a cientos de personas. Christopher también lo está: cada día le llegan cientos de vídeos de otros pequeños asegurándole que quieren ser “sus amigos para siempre”.

christopher-3

 

Agrega un comentario