Desde niña ella padecía de una enfermedad mortal ¡El cambio ha sido extraordinario! (+Fotos)

Hace unos meses atrás, escribimos sobre Jennifer Hiles. Esta chica tuvo el infortunio de haber nacido con una malformación arteriovenosa.

Por suerte para Jenny, esta rara enfermedad no es hereditaria, por lo que esta hermosa chica pudo casarse y darle a su amado dos hijas maravillosas. Sin embargo, esta situación no dejaba a la madre vivir en paz, sabiendo que en cualquier momento una hemorragia fatal podría dejar a las niñas huérfanas.

Así es como Jennifer se veía cuando adolescente:

1

Para hacer frente finalmente a su maldición inherente, la mujer decidió hacerse una operación muy compleja. Pero antes de eso, ella tuvo que conformarse durante unos meses con unas bolas insertadas en la cara.

Las esferas le estirarían la piel, que sería la «reserva» para el futuro trasplante. Recientemente, los médicos informaron que llegó el momento ideal para la cirugía.

2

Da miedo, ¿verdad?

Ahora Jenny es feliz como nunca antes. La amenaza que se cernía como la espada de Damocles, desapareció sin dejar rastro. Aún quedan terribles cicatrices después de la cirugía, pero esto le tiene sin cuidado. Su amado esposo y sus dos hermosas hijas convirtieron su vida en un paraíso.
A pesar de que al principio la piel trasplantada le dio algunas molestias, todo ha vuelto a la normalidad. Según los médicos, las posibilidades de retorno de las malformaciones arteriovenosas son muy pequeñas. Por supuesto, Jenny tiene que pasar por muchas operaciones, pero el paso más importante, ya está hecho.

¿Te pareció sorprendiente la historia de Jennifer? ¡Comparte este artículo con tus amigos de las redes sociales!

 
53 Personas Compartiendo

Agrega un comentario